Help Print this page 
Title and reference
Normas de calidad ambiental aplicables a las aguas superficiales

Summaries of EU legislation: direct access to the main summaries page.
Languages and formats available
BG ES CS DA DE ET EL EN FR GA HR IT LV LT HU MT NL PL PT RO SK SL FI SV
HTML html ES html DE html EN html FR html IT
Multilingual display
Text

Normas de calidad ambiental aplicables a las aguas superficiales

La Comisión establece normas de calidad ambiental para limitar las concentraciones de determinadas sustancias químicas que presentan un riesgo significativo para el medio ambiente o la salud humana en las aguas superficiales de la Unión Europea (UE). Las normas se complementan con el requisito de establecer inventarios de vertidos, emisiones y pérdidas de dichas sustancias para controlar si se cumplen o no los objetivos de reducción o interrupción.

ACTO

Directiva 2008/105/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2008, relativa a las normas de calidad ambiental en el ámbito de la política de aguas, por la que se modifican y derogan ulteriormente las Directivas82/176/CEE, 83/513/CEE, 84/156/CEE, 84/491/CEE y 86/280/CEE del Consejo, y por la que se modifica la Directiva 2000/60/CE [Diario Oficial L 348 de 24.12.2008].

SÍNTESIS

La presente Directiva establece normas de calidad ambiental (NCA) relativas a la presencia, en las aguas superficiales , de sustancias o grupos de sustancias identificadas como contaminantes prioritarios en razón del riesgo significativo que presentan para el medio acuático, o a través de él.

Las sustancias prioritarias están definidas por la Directiva 2000/60/CE (o Directiva marco de aguas). La Decisión 2455/2001/CE establece la primera lista de treinta y tres sustancias y la Directiva modificativa 2013/39/UE, otras doce más. Entre estas sustancias figuran los metales cadmio, plomo, mercurio y níquel y sus compuestos, el benceno, los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) y varios pesticidas. Veintiuna sustancias prioritarias están clasificadas como peligrosas.

Las NCA de la Directiva 2008/105/CE son límites de concentración de las sustancias prioritarias y ocho otros contaminantes en agua (o biota); es decir, no deben superarse los umbrales si se quiere alcanzar un buen estado químico. Se proponen dos tipos de normas para el agua:

  • un umbral para la concentración media de la sustancia, calculado a partir de las medidas tomadas a lo largo de un año. El objetivo de esta norma es garantizar la protección contra la exposición a largo plazo a contaminantes en el medio acuático,
  • una concentración máxima admisible de la sustancia; es decir, el valor máximo para una medida puntual. El objetivo de esta norma es garantizar la protección contra la exposición a corto plazo; es decir, los picos de contaminación.

Las normas de calidad propuestas difieren según se trate de aguas superficiales continentales (los ríos y lagos) y de otras aguas superficiales (de transición , costeras y aguas territoriales). La media anual de las NCA para dos metales tiene en cuenta su biodisponibilidad. Para algunas sustancias, se establecen NCA para la biota, lo cual significa que no se puede superar la concentración especificada para la sustancia en cuestión en la biota (generalmente peces).

Los Estados miembros deben velar por que se cumplan estas NCA. También deben tomar medidas para garantizar que las concentraciones de las sustancias que suelen acumularse en sedimentos o biota no aumenten de manera significativa en los sedimentos o en la biota pertinente.

La Directiva 2013/39/UE actualiza las NCA de siete de las treinta y tres sustancias prioritarias originales según los últimos conocimientos técnicos y científicos en lo que respecta a las propiedades de las sustancias.

Las NCA revisadas de estas siete sustancias prioritarias existentes deberán tenerse en cuenta por primera vez en los planes hidrológicos de cuenca a partir del 22 de diciembre de 2015 con el objeto de alcanzar un buen estado químico de las aguas superficiales en relación con estas sustancias a más tardar el 22 de diciembre de 2021.

Las doce sustancias prioritarias identificadas recientemente y sus NCA deberán tenerse en cuenta en la elaboración de los programas de seguimiento suplementarios y en programas preliminares de medidas que deben presentarse antes de que finalice 2018, con objeto de lograr un buen estado químico de las aguas superficiales en relación con estas sustancias a más tardar el 22 de diciembre de 2027.

Además, la Directiva 2013/39/UE introduce una estipulación según la cual la Comisión establecerá una lista de observación de substancias sobre las que deben recabarse datos de seguimiento a nivel de la Unión para que sirvan de base a futuros ejercicios de asignación de prioridad de conformidad. La primera lista de observación se establecerá el 14 de septiembre de 2014 y puede contener hasta diez sustancias, tres de las cuales serán sustancias farmacéuticas (diclofenac, 17-beta-estradiol (E2) y 17-alfa-etinilestradiol (EE2)). La lista de observación se actualizará cada dos años. La duración de un período de seguimiento continuado de la lista de observación para cualquier sustancia individual no superará los cuatro años.

La Directiva 2008/105/CE prevé asimismo que los Estados miembros fijen zonas de mezcla, en las que se autorice la superación de las NCA en la medida en que no afecten al cumplimiento de esas normas en el resto de las masas de aguas superficiales. Las zonas deben estar claramente delimitadas en los planes de gestión de las cuencas hidrográficas elaborados en virtud de la Directiva marco de aguas.

Para cada demarcación hidrográfica, los Estados miembros deben elaborar un inventario de emisiones, vertidos y pérdidas de las sustancias identificadas por esta Directiva. Partiendo de dicho inventario, la Comisión ha de comprobar de aquí a 2018 si se avanza hacia los objetivos de reducción gradual de la contaminación debida a las sustancias prioritarias y de interrupción o supresión gradual de emisiones, vertidos y pérdidas de sustancias peligrosas prioritarias.

La Directiva 2008/105/CE deroga las Directivas 82/176/CEE, 83/513/CEE, 84/156/CEE, 84/491/CEE y 86/280/CEE a partir del 22 de diciembre de 2012.

Contexto

El apartado 7 del artículo 16 de la Directiva marco de aguas (Directiva 2000/60/CE) exige la elaboración de NCA aplicables al agua. Dicha directiva exige que los Estados miembros lleven a cabo un seguimiento de las concentraciones de las sustancias prioritarias y otros ocho contaminantes en masas de agua. Las NCA deben respetarse para obtener un buen estado químico de las aguas superficiales.

El cumplimiento de las NCA debería beneficiar tanto a los ciudadanos europeos como al medio ambiente. Además, permitiría reducir los costes del tratamiento de las aguas superficiales utilizadas para la producción de agua potable y mejorar la salud de los organismos que viven en esas aguas y la calidad del ganado que abreva en ellas.

REFERENCIAS

Acto

Entrada en vigor

Plazo de transposición en los Estados miembros

Diario Oficial

Directiva 2008/105/CE

13.1. 2009

-

DO L 348 de 24.12.2008

Acto modificativo

Entrada en vigor

Plazo de transposición en los Estados miembros

Diario Oficial

Directiva 2013/39/UE

25.8.2013

14.9.2015

DO L 226 de 24.8.2013

ACTOS CONEXOS

Directiva 2009/90/CE de la Comisión, de 31 de julio de 2009, por la que se establecen, de acuerdo con la Directiva 2000/60/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, las especificaciones técnicas del análisis químico y del seguimiento del estado de las aguas.

En esta Directiva, se especifican los criterios de funcionamiento mínimos de los métodos de análisis, concretamente por lo que se refiere a los límites de cuantificación relacionados con la NCA pertinente.

Directiva 2006/118/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de diciembre de 2006, relativa a la protección de las aguas subterráneas contra la contaminación y el deterioro.

Al igual que la Directiva 2008/105/CE, la presente es una directiva derivada de la Directiva marco europea sobre el agua. Establece las normas de calidad para algunos contaminantes químicos en aguas subterráneas y exige a los Estados miembros que consideren la fijación de valores umbrales para algunos otros contaminantes.

Comunicación de la Comisión, de 17 de julio de 2006, Prevención y control integrados de la contaminación química de las aguas superficiales en la Unión Europea [ COM (2006) 398 final – no publicada en el Diario Oficial].

En dicha Comunicación, la Comisión explicaba que prefería delegar en los Estados miembros la tarea de adoptar medidas específicas en el ámbito de las aguas superficiales por motivos de eficacia, flexibilidad y coste. Consideraba que la legislación comunitaria vigente permite alcanzar un elevado nivel de protección del medio acuático y de la salud humana, si se aplica íntegra y correctamente.

Para ello, proponía una serie de medidas, como modificar la Directiva IPPC y la relativa a los pesticidas (que han sido sustituidas por la Directiva de emisiones industriales y el Reglamento sobre productos de fitosanitarios); mejorar la aplicación de la legislación y su control mediante un sistema de intercambio de información; crear procedimientos que permitan a los Estados miembros facilitar la información necesaria para la elaboración de decisiones, y mejorar el acceso a la información mediante un sistema de información sobre el agua (WISE).

Última modificación: 08.04.2014

Top