Help Print this page 
Title and reference
Eficacia y legitimidad en materia de normalización

Summaries of EU legislation: direct access to the main summaries page.
Languages and formats available
BG ES CS DA DE ET EL EN FR GA HR IT LV LT HU MT NL PL PT RO SK SL FI SV
HTML html ES html DE html EN html FR
Multilingual display
Text

Eficacia y legitimidad en materia de normalización

1) OBJETIVO

Evaluar la eficacia y la legitimidad del proceso de normalización europea de nuevo enfoque y formular propuestas de mejora.

2) ACTO

Informe de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo de 13 de mayo de 1998: Eficacia y legitimidad de la normalización europea de nuevo enfoque [COM (98) 291 final - no publicado en el Diario Oficial].

3) SÍNTESIS

Con el presente informe, la Comisión responde a la invitación del Consejo de Mercado Interior, formulada en su reunión de noviembre de 1997, de realizar una encuesta sobre la eficacia del trabajo de normalización en el ámbito europeo en colaboración con los organismos de normalización europeos (ONE) y nacionales (ONN), así como con los comités competentes en el ámbito comunitario. El informe describe la relación entre el nuevo enfoque y la normalización, y destaca la importancia de aumentar la legitimidad y la eficacia del proceso de elaboración de normas europeas. Se formulan varias propuestas destinadas a mejorar el proceso de normalización.

La Comisión recuerda, en primer lugar, los principios en los que se basó, en 1985, la relación entre el nuevo enfoque en materia de armonización y la normalización:

  • uso de normas europeas para cumplir los requisitos esenciales establecidos por las directivas;
  • enfoque aplicado a grandes familias de productos (maquinaria, productos de construcción, juguetes, envases, etc.) u horizontalmente (por ejemplo, a la compatibilidad electromagnética);
  • presunción de conformidad de los productos conformes con las normas;
  • posibilidad de elegir el procedimiento de evaluación de la conformidad;
  • carácter voluntario del proceso de normalización;
  • independencia de los organismos de normalización.

La Comisión observa que el recurso a la normalización no da siempre los resultados esperados, debido justamente al carácter voluntario de la normalización. Tal es concretamente el caso de los ámbitos en los que el mercado no se ha interesado lo bastante por la normalización europea, como los sectores de productos de construcción y tomas de corriente.

La Comisión destaca a continuación que el recurso a la normalización en apoyo a una normativa comunitaria sólo se justifica si el sistema es abierto y transparente, y si las normas cuentan con el apoyo de las partes interesadas y se aplican de la misma manera en toda la Comunidad. Así pues, es importante no renunciar a los principios de legitimidad del proceso de normalización, aunque su cumplimiento pueda afectar a la rapidez en la elaboración de las normas. Los principios de legitimidad ya se establecieron en 1984 en las Directrices Generales de Cooperación entre el CEN y el CENELEC y la Comisión Europea (en fase de revisión) y en la Resolución del Consejo, de 18 de junio de 1992, relativa a la función de la normalización europea en el marco de la economía europea (Diario Oficial C 173 de 9 de julio de 1992).

Basándose en estos principios, la Comisión observa que actualmente la representación nacional en el proceso de normalización es la única capaz de conferir esa legitimidad.

Asimismo, la utilización de las especificaciones de acceso público (PAS) y de documentos análogos en el marco del nuevo enfoque atentaría contra la legitimidad del proceso. Aunque estas especificaciones presentan algunas ventajas respecto a la rapidez de adopción, no cumplen las condiciones establecidas para darle la legitimidad que justificaría una función en el marco del nuevo enfoque.

Por lo que se refiere a la eficacia del sistema de normalización, la Comisión utiliza la siguiente definición: un sistema eficaz de normalización debe producir normas de alta calidad en un plazo breve que puedan ser realmente utilizadas en el mercado. Los agentes implicados son varios: autoridades públicas, industria e interlocutores sociales. Se pueden utilizar varios parámetros para comprobar la eficacia de la normalización, como la evaluación de la adecuación de las normas a los requisitos esenciales o un análisis de coste y beneficio, que debe incluir una comparación de los efectos de la normalización en Europa y en otras regiones del mundo, en particular en lo que respecta a la competitividad. En su informe, la Comisión opta por un planteamiento pragmático, con objeto de reducir al máximo la duración del proceso de elaboración de las normas cumpliendo las condiciones de legitimidad.

Aunque se han realizado avances importantes en lo que se refiere al desarrollo de normas y algunos trabajos de normalización están casi terminados, en algunos sectores se producen retrasos significativos, ya que la elaboración de normas dura entre 24 y 75 meses.

En el informe se proponen varias medidas destinadas a aumentar la eficacia del sistema de normalización europeo y referidas a la gestión del proceso de normalización, la función de las autoridades públicos, la mejora de la sensibilización y el apoyo financiero a la normalización en el ámbito europeo. En cambio, la Comisión no apoya las propuestas destinadas a la agrupación de las ONE o, de forma alternativa, al reconocimiento de nuevos organismos de normalización.

Teniendo en cuenta que la responsabilidad principal de aumentar la eficacia de la normalización es de los propios organismos de normalización, la Comisión considera que la gestión del proceso de normalización podría mejorarse con las medidas siguientes:

  • elaboración de calendarios realistas para los programas de normalización y elaboración de informes detallados sobre las medidas adoptadas y previstas por las ONE para mejorar la eficacia;
  • utilización del voto por mayoría cualificada en una etapa anterior a la adopción final de una norma;
  • participación de partes interesadas representativas en Europa en los debates estratégicos y en la elaboración de las políticas;
  • utilización de medios electrónicos de comunicación. En 1997, la Comisión ya contribuyó con 1,6 millones de ecus al proyecto INES (red Internet para la normalización europea del CEN). La Comisión considera que el CEN, el CENELEC y el ETSI deberían intensificar su cooperación en este ámbito;
  • reducción de la fase de incorporación de las normas europeas a las normativas nacionales;
  • fomento de la investigación prenormativa.

Asimismo, las autoridades públicas nacionales y europeas tienen una función que desempeñar en la normalización europea:

  • la Comisión debería aportar clarificaciones en los casos en los que las cláusulas de los mandatos no sean lo bastante claras y a petición de las ONE;
  • debería intensificarse el control de los progresos de la realización de los programas por la Comisión y las autoridades nacionales. Para ello, la Comisión se propone integrar los progresos de la normalización en el tablón de anuncios (scoreboard) del mercado interior;
  • debería mejorarse la eficacia de los comités y los grupos de expertos comunitarios. La Comisión elaborará un informe sobre su funcionamiento;
  • en algunos ámbitos en los que es importante la participación de las autoridades públicas en la normalización, éstas deberían aportar sus conocimientos prácticos a nivel de los grupos de trabajo. Éste podría ser el caso, por ejemplo, en los ámbitos de medio ambiente, salud y seguridad;
  • la Comisión velará por que se publiquen lo más pronto posible en el Diario Oficial las referencias de las normas europeas.

El informe propone varias medidas para mejorar la sensibilización:

  • la ejecución del Protocolo de acuerdo entre la Comisión y las ONE, con la participación de NORAPME, organización que representa a las pequeñas y medianas empresas (PYME), podría contribuir a sensibilizar a los agentes del mercado respecto a las normas europeas;
  • las ONE deberían publicar en Internet informes sobre el avance de la normalización en distintos sectores;
  • la Comisión podría organizar una conferencia sobre la mejora de la eficacia de la normalización con todas las partes interesadas.

Desde 1986, la Comunidad ha destinado 60 millones de ecus a las actividades de normalización europea de nuevo enfoque. La aportación media exigida para la elaboración de una norma ha disminuido de 50.000 a 30.000 ecus. Para garantizar un aprovechamiento óptimo del apoyo financiero, la Comisión organiza reuniones periódicas de examen entre la Comisión y las ONE. Por otra parte, la Comisión recuerda que la política de financiación se adaptó en 1996 y 1997, con el fin de insistir en el carácter "independiente" de la normalización. Al mismo tiempo, la Comisión invita a las ONE a comprometerse en una evaluación independiente de las necesidades futuras de financiación de la normalización europea.

Un cuadro anexo al informe resume las actividades de normalización realizadas hasta el 13 de mayo de 1998 relacionadas con el nuevo enfoque:

DIRECTIVAREFERENCIAS

ÁREAS

MANDATOS OTORGADOS

NORMAS RATIFICADAS

EN FASE DE APROBACIÓN

EN DESARROLLO

90/384/CEE

Instrumentos de pesaje no automáticos

1

1

-

-

87/404/CEE

Recipientes a presión simples

47

38

5

4

88/378/CEE

Seguridad de los juguetes

10

6

1

3

89/392/CEE

Seguridad de las máquinas

894

241

370

310

89/686/CEE

Equipos de protección individual

300

159

47

94

93/42/CEE

Productos sanitarios, incluidos

-

-

-

-

90/385/CEE

los productos sanitarios implantables activos

248

127

60

61

90/396/CEE

Aparatos de gas

91

45

32

14

93/15/CEE

Explosivos de uso civil

51

0

0

51

94/9/CE

Atmósferas potencialmente explosivas

50

5

8

37

94/25/CE

Embarcaciones de recreo

49

15

11

23

95/16/CE

Ascensores

17

4

3

10

94/62/CE

Envases y residuos de envases

21

0

0

21

89/336/CEE

Compatibilidad electromagnética

128

79

11

38

92/75/CEE

Etiquetado energético

5

3

1

1

91/263/CEE

Equipos terminales de telecomunicación

30

25

-

5

93/97/CEE

Equipos de estaciones terrenas de comunicación por satélite

8

5

-

3

89/106/CEE

Productos de construcción

-

-

-

-

97/23/CE

Equipos a presión

771

280

250

241

COM/96/643 final

Productos sanitarios para diagnóstico in vitro

22

0

4

18

COM/97/34 final

Equipos ferroviarios

104

12

28

64

COM/93/322 final

Metales preciosos

8

0

2

6

4) medidas de aplicación

5) trabajos posteriores

Informe de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo sobre acciones emprendidas con arreglo a las resoluciones sobre normalización Europea adoptadas por el Consejo y el Parlamento Europeo en 1999 [COM (2001) 527 final - no publicado en el Diario Oficial].

Resolución del Consejo, de 28 de octubre de 1999, sobre el papel de la normalización en Europa [Diario Oficial C 141 de 19.5.2000].

Conclusiones del Consejo, de 1 de marzo de 2002, sobre la normalización [Diario Oficial C 66 de 15.3.2002].

See also

Para más información, consúltese:

El sitio Internet de la Dirección General de Empresa sobre la normalización (EN).

Última modificación: 06.04.2004

Top