Help Print this page 
Title and reference
Small Business Act para las PYME europeas

Summaries of EU legislation: direct access to the main summaries page.
Languages and formats available
BG ES CS DA DE ET EL EN FR GA HR IT LV LT HU MT NL PL PT RO SK SL FI SV
HTML html ES html CS html DA html DE html EL html EN html FR html IT html HU html NL html PL html PT html RO html FI html SV
Multilingual display
Text

Small Business Act para las PYME europeas

El Small Business Act (SBA) establece un marco estratégico que debe permitir explotar mejor el potencial de crecimiento y de innovación de las pequeñas y medianas empresas (PYME). Esto debería promover la competitividad sostenible de la Unión Europea (UE) y su transición hacia una economía del conocimiento.

ACTO

Comunicación de la Comisión Europea al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, de 25 de junio de 2008, denominada Pensar primero a pequeña escala - Small Business Act para Europa: iniciativa en favor de las pequeñas empresas [COM (2008) 394 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La iniciativa denominada Small Business Act (SBA) para Europa tiene por objeto crear unas condiciones favorables para el crecimiento y la competitividad sostenida de las pequeñas y medianas empresas (PYME) europeas. Las políticas comunitarias y nacionales deben tener más en consideración el papel de las PYME en el crecimiento económico y la creación de empleo.

El SBA se basa en diez principios orientados a definir las políticas comunitarias y nacionales, y en medidas prácticas para su aplicación.

Desarrollo de un marco favorable para los empresarios para facilitar la creación de PYME, y fomentar la transmisión de empresas, especialmente de PYME familiares.

La Comisión debe promover la cultura empresarial, en especial mediante la creación de redes de empresas y el intercambio de experiencias. Los Estados miembros deben adoptar medidas en materia de enseñanza, formación, fiscalidad y asistencia a empresarios, en particular a grupos específicos, como mujeres o jóvenes.

Apoyo a los empresarios de buena fe que quieran volver a iniciar una actividad después de una declaración de quiebra.

La Comisión impulsa el desarrollo de una política de segunda oportunidad. Desde esta perspectiva, los Estados miembros deben establecer sistemas de apoyo y limitar la duración de los procedimientos de liquidación tras una quiebra no fraudulenta.

Planteamiento de la normativa según el principio pensar primero a pequeña escala (Think Small First).

Antes de adoptar nuevas normativas, la Comisión y los Estados miembros deben evaluar su impacto realizando una prueba de las PYME y llevar a cabo consultas con las partes interesadas. Se deberán contemplar medidas específicas para las pequeñas empresas y microempresas en materia de información y declaración.

Adaptación de las administraciones públicas a las necesidades de las PYME y eliminación de los obstáculos administrativos.

Los Estados miembros deben recurrir con mayor frecuencia a procedimientos simplificados, a la administración en línea y al sistema de ventanilla única. Se comprometen a acelerar los procedimientos de creación de empresas y de actividades comerciales.

Adaptación de los instrumentos de los poderes públicos en materia de adjudicación de contratos públicos y de concesión de ayudas estatales.

La Comisión debe presentar un código de buenas prácticas para los poderes adjudicadores de contratos públicos y un vademécum sobre las ayudas estatales para las PYME. Los Estados miembros deben adoptar medidas específicas para las PYME e informarles mejor sobre las opciones existentes.

Recurso a tipos de financiaciones diversificadas, como el capital de riesgo, el microcrédito o la financiación mezzanine.

La Comisión debe crear condiciones favorables a las inversiones, especialmente a escala transfronteriza. Los Estados miembros deben lanzar nuevos programas de incentivación, utilizando las posibilidades que ofrecen los fondos comunitarios, como el Programa marco para la innovación y la competitividad 2007-2013 (PIC), los programas de la política de cohesión y el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER).

Adaptación de la política del mercado interior a las características de las PYME, y mejora de su gobernanza y visibilidad.

La Comisión debe garantizar que las PYME tengan acceso a las oportunidades que ofrece el mercado común, en particular mediante los sistemas de patentes y de marca comunitaria. Asimismo, los Estados miembros deben velar por el cumplimiento del principio de reconocimiento mutuo y el correcto funcionamiento de la red SOLVIT.

Refuerzo del potencial de innovación, investigación y desarrollo de las PYME, en particular mediante la adquisición de la cualificación necesaria por los empresarios y su personal, la agrupación de las empresas en clusters y la coordinación de iniciativas nacionales.

La Comisión debe apoyar la participación de las PYME en programas comunitarios, como el programa Leonardo Da Vinci para la movilidad de los estudiantes y el Programa marco de investigación y desarrollo (PCRD). Debe facilitar el acceso de las PYME a las ayudas estatales.

Transformación de los desafíos medioambientales en oportunidades, en lo relativo a la producción y comercialización de bienes y servicios.

En especial, la Comisión debe facilitar el acceso al Sistema comunitario de gestión y auditoría medioambientales (EMAS). Los Estados incentivarán a las PYME para que desarrollen nuevos productos y servicios respetuosos con el medio ambiente y adopten sistemas de gestión ecoeficaces.

Apertura de las PYME a los mercados exteriores

Las PYME deben estar mejor orientadas para superar los obstáculos al comercio con los países terceros y, en particular, con los países emergentes. En este sentido, la Comisión crea centros europeos de empresas a escala internacional empezando por China e India, y apoya la apertura de mercados de contratación privada y pública de los países terceros.

Propuestas legislativas

El SBA también prevé un conjunto de nuevas disposiciones legislativas para dar respuesta a las necesidades de las PYME. Estas propuestas sobre las posibilidades para las PYME en materia de ayudas estatales compatibles con el mercado común, el Estatuto de la Sociedad Anónima Europea (SPE), la reducción de determinados tipos de IVA, la simplificación y la armonización de las normas de facturación, así como la disminución de la morosidad.

Contexto

El entorno empresarial para las PYME ha sido objeto de mejoras, en especial mediante la creación de instrumentos políticos europeos, como la política moderna para las PYME y la Carta Europea de la Pequeña Empresa. Sin embargo, se debe aportar una respuesta política adecuada en el marco de nuevos cambios económicos, en especial debido a la crisis financiera mundial y a su impacto sobre la economía real.

El Small Business Act se aprobó formalmente en las conclusiones del Consejo de Competitividad de 1 y 2 de diciembre de 2008.

ACTOS CONEXOS

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones - Normativa inteligente: Responder a las necesidades de las pequeñas y medianas empresas [ COM (2013) 122 final].

Esta Comunicación hace balance de las medidas puestas en práctica por la Comisión desde 2011 para resolver los problemas relacionados con las cargas que soportan las PYME. Desde la adopción del Small Business Act, el trabajo de la Comisión ha estado presidido por la firme voluntad de reducir los trámites administrativos y simplificar el marco regulador existente. La Comunicación examina los progresos que se han realizado en los siguientes ámbitos:

  • Eximir a las microempresas de la legislación de la UE: el coste que la legislación supone para las PYME es evaluado sistemáticamente por medio de análisis de impacto antes de que la Comisión adopte las propuestas legislativas. El análisis de impacto determina la posibilidad de que las microempresas queden exentas de aplicar las normas cuando esté justificado.
  • Énfasis en regímenes menos exigentes para las PYME: cuando las exenciones no son posibles para las PYME, las propuestas normativas pueden instaurar regímenes menos exigentes para las empresas más pequeñas (por ejemplo, en los ámbitos de la información y consulta de los trabajadores, la higiene alimentaria, los residuos y las cuentas anuales).
  • Cuadro de indicadores de las PYME: la Comisión publica un cuadro de indicadores anual que engloba las iniciativas de regulación que tendrán previsiblemente un impacto considerable sobre las PYME. Este cuadro permite determinar de qué modo progresa la legislación pertinente para las PYME, así como seguir la evolución del ciclo legislativo, desde la propuesta de la Comisión hasta la instrumentación de la misma en los Estados miembros.
  • Apoyo y consulta a las PYME: por medio de programas de trabajo, la Comisión consulta con las partes interesadas, como empresas, interlocutores sociales y organizaciones de la sociedad civil, y mantiene un diálogo abierto con los mismos con el fin de garantizar que sus propuestas respondan a la realidad sobre el terreno. La aplicación del Small Business Act cuenta con el apoyo de la red de representantes nacionales de las PYME.

Puesto en marcha en diciembre de 2012, el nuevo programa de adecuación y eficacia de la reglamentación (REFIT, por sus siglas en inglés) convierte la identificación de las posibilidades de simplificación, de los costes de reglamentación innecesarios y de los ámbitos de mejora de la eficacia en parte integrante y permanente de sus políticas y programas.

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones - Plan de acción sobre emprendimiento 2020 . Relanzar el espíritu emprendedor en Europa [ COM (2012) 795 final].

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones -Revisión de la Small Business Act para Europa [ COM (2011) 78 final – no publicada en el Diario Oficial].

Última modificación: 08.11.2013

Top