Help Print this page 
Title and reference
Actuar contra la diferencia de retribución entre mujeres y hombres

Summaries of EU legislation: direct access to the main summaries page.
Languages and formats available
BG ES CS DA DE ET EL EN FR GA HR IT LV LT HU MT NL PL PT RO SK SL FI SV
HTML html ES html CS html DA html DE html EL html EN html FR html IT html HU html NL html PL html PT html RO html FI html SV
Multilingual display
Text

Actuar contra la diferencia de retribución entre mujeres y hombres

La diferencia de retribución entre mujeres y hombres sigue siendo una realidad en la Unión Europea (UE). En la presente comunicación, la Comisión analiza las causas de esta situación, establece una serie de pautas de actuación para acabar con esta desigualdad y hace un llamamiento a la movilización de todas las partes interesadas.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, de 18 de julio de 2007, Actuar contra la diferencia de retribución entre mujeres y hombres [COM (2007) 424 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

El Tratado de Roma recoge, desde 1957, el principio de igualdad de retribución entre trabajadores y trabajadoras. El artículo 157 del Tratado CE establece que los Estados miembros deben garantizar la aplicación del principio de igualdad de retribución para un mismo trabajo o para un trabajo de igual valor. Por otra parte, la reducción de la diferencia de retribución es uno de los objetivos de la Estrategia Europea para el Crecimiento y el Empleo.

Sin embargo, en la práctica, la situación sigue siendo problemática. Las mujeres de la Unión siguen ganando, como media, un 16,2 % menos que los hombres por hora trabajada (Eurostat 2011), a pesar de haber mostrado un gran progreso en términos de logros educativos y experiencia laboral. Estas cifras demuestran la persistente diferencia de retribución entre hombres y mujeres que hasta ahora solo se está reduciendo a un ritmo muy lento.

La mayor parte de las causas vinculadas a esta diferencia no obedecen a factores objetivos. En todos los Estados miembros, las mujeres obtienen mejores resultados escolares y son mayoría entre los titulados de la enseñanza superior. Resulta inexplicable, por tanto, que no obtengan condiciones más favorables en el mercado laboral y que su potencial productivo no se valore más de lo que se hace en la actualidad.

La lucha contra la diferencia de retribución entre las mujeres y los hombres sobrepasa ampliamente el marco de intervención de la Comisión Europea, motivo por el que se precisa la movilización de todas las partes interesadas, empezando por los Estados miembros y los interlocutores sociales, que constituyen el centro de gravedad de las decisiones y las acciones.

Un fenómeno complejo y persistente

Las diferencias de retribución pueden explicarse por factores tales como:

  • características individuales (edad, nivel de educación, experiencia, etc.);
  • elementos vinculados al empleo (profesión, tipo de contrato o condiciones de trabajo);
  • aspectos que afectan directamente a la empresa (sector de actividad, tamaño).

Pueden existir también casos de discriminación probada en los que una mujer perciba una retribución inferior a la de un colega masculino por un mismo trabajo.

Por otro lado, la diferencia de retribución puede reflejar también desigualdades vinculadas al mercado laboral:

  • la segregación horizontal: las mujeres se concentran en un número de sectores y profesiones mucho más limitado que los hombres, y estos sectores y profesiones tienden a estar, por lo general, peor remunerados y menos valorados;
  • la segregación vertical: las mujeres ocupan principalmente puestos peor remunerados y encuentran más obstáculos en su desarrollo profesional (solo un tercio de las mujeres ocupan puestos de dirección en las empresas de la UE);
  • las tradiciones y estereotipos: estos influyen, en particular, en la elección de la educación, en la evaluación y clasificación de las profesiones y en la participación en el empleo;
  • la difícil conciliación de la vida privada y la vida profesional que, en el caso de las mujeres, conduce a menudo al trabajo a tiempo parcial y a repetidas interrupciones de la trayectoria laboral, lo cual tiene efectos negativos en su evolución profesional.

Las estadísticas ponen de manifiesto que las diferencias salariales aumentan con la edad, el nivel de estudios y el número de años de experiencia: las diferencias salariales sobrepasan el 30 % en el grupo de edades comprendidas entre los cincuenta y los cincuenta y nueve años (frente a un 7 % en el grupo de los menores de treinta años), exceden del 30 % en el caso de los titulados de la enseñanza superior, mientras que esta cifra es solo del 13 % en el caso de los trabajadores que han acabado el ciclo inferior de la enseñanza secundaria. Por último, pueden llegar a ser un 32 % en el caso de los trabajadores que cuentan con más de treinta años de actividad en una empresa, mientras que la diferencia de retribución se limita al 22 % en el caso de los asalariados que tienen de uno a cinco años de antigüedad.

Combatir la desigualdad salarial entre las mujeres y los hombres

Con el fin de contribuir eficazmente a la reducción de la diferencia de retribución entre las mujeres y los hombres, la Comisión pone de relieve las siguientes pautas de actuación:

  • aplicar mejor la legislación existente, acompañada de acciones de sensibilización;
  • aprovechar plenamente la Estrategia Europea para el Crecimiento y el Empleo, en particular por medio del apoyo financiero europeo en todas sus formas (Fondos Estructurales);
  • promover la igualdad salarial entre los empresarios apelando esencialmente a su responsabilidad social;
  • fomentar el intercambio de buenas prácticas a escala comunitaria implicando a los interlocutores sociales.

Contexto

La eliminación de la diferencia de retribución entre las mujeres y los hombres es uno de los elementos centrales de la política europea en materia de igualdad de género y se encuentra entre los objetivos de muchos de los instrumentos legislativos y directrices de la Unión:

  • legislación relacionada con la aplicación del principio de igualdad de oportunidades e igualdad de trato entre hombres y mujeres en asuntos de empleo y ocupación;
  • la Estrategia para la igualdad entre mujeres y hombres 2010-2015, que sigue a la hoja de ruta sobre la misma cuestión (2006-2010);
  • los Pactos Europeos para la Igualdad de Género adoptados por el Consejo en 2006 y 2011, etc.

ACTOS CONEXOS

Recomendación 2014/124/UE de la Comisión, de 7 de marzo de 2014, sobre el refuerzo del principio de igualdad de retribución entre hombres y mujeres a través de la transparencia [Diario Oficial L 69 de 8.3.2014].

En la Recomendación se facilitan orientaciones a los Estados miembros para ayudarlos a aplicar mejor el principio de igualdad de retribución entre hombres y mujeres. Las medidas propuestas son las siguientes:

  • fomentar la transparencia salarial;
  • reforzar el papel de los organismos nacionales responsables de promover la igualdad en materia de discriminación salarial;
  • aumentar el control sobre la aplicación del principio de igualdad de retribución y de las medidas para combatir la discriminación salarial;
  • realizar campañas de sensibilización respecto al principio de la igualdad de retribución.

Informe de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo sobre la aplicación de la Directiva 2006/54/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de julio de 2006, relativa a la aplicación del principio de igualdad de oportunidades e igualdad de trato entre hombres y mujeres en asuntos de empleo y ocupación (COM(2013) 861 final) [No publicado en el Diario Oficial].

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, de 21 de septiembre de 2010: Estrategia para la igualdad entre mujeres y hombres 2010-2015 [COM(2010) 491 final - no publicada en el Diario Oficial].

Directiva 2006/54/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de julio de 2006, relativa a la aplicación del principio de igualdad de oportunidades e igualdad de trato entre hombres y mujeres en asuntos de empleo y ocupación ( DO L 204 de 26.7.2006, p. 23 ).

Última modificación: 10.06.2014

Top