Help Print this page 
Title and reference
Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones - Comunicar sobre Europa en asociación {COM(2007) 569 final} {SEC(2007) 1265} {SEC(2007) 1267}

/* COM/2007/0568 final */
Multilingual display
Text

52007DC0568




[pic] | COMISIÓN DE LAS COMUNIDADES EUROPEAS |

Bruselas, 3.10.2007

COM(2007) 568 final

COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO, AL CONSEJO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES

Comunicar sobre Europa en asociación

{COM(2007) 569 final}{SEC(2007) 1265}{SEC(2007) 1267}

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN 3

1. UNA COMUNICACIÓN COHERENTE E INTEGRADA 4

2. IMPLICAR A LOS CIUDADANOS 6

2.1 Actuar a escala local 7

2.2 Ciudadanía europea activa 9

3. DESARROLLO DE UNA ESFERA PÚBLICA EUROPEA 10

3.1 La dimensión política 11

3.2 Los medios de comunicación y los servicios de información 11

3.3. Comprender la opinión pública europea 13

4. REFORZAR EL ENFOQUE ASOCIATIVO 14

4.1 Trabajar conjuntamente con los Estados miembros 14

4.2 Trabajar conjuntamente con las instituciones europeas 16

4.3 Acuerdo Interinstitucional sobre comunicación 16

5. CONCLUSIONES 17

COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO, AL CONSEJO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES

Comunicar sobre Europa en asociación

INTRODUCCIÓN

Cincuenta años después de la firma del Tratado de Roma, la Unión Europea sigue transformándose y reformándose para aprovechar al máximo las oportunidades y responder a los desafíos en ámbitos como la mundialización, la eficacia e independencia energéticas, la movilidad, la competitividad, las migraciones, la seguridad y el cambio climático. La Unión actual es mayor, más diversa y se ocupa de cuestiones cada vez más complejas, en las que el valor añadido europeo es importante, pero difícil de comunicar.

Este nuevo entorno requiere un método de trabajo más sofisticado, basado en gran parte en una asociación entre los distintos agentes de la sociedad europea para producir resultados que importen a los ciudadanos europeos y que hayan sido suficientemente debatidos con ellos. La información disponible muestra que estos últimos están convencidos de que, en el fondo, sólo una acción a escala europea permitirá a nuestras sociedades afrontar los retos a los que actualmente se enfrentan. Por tanto, este cambio actual de objetivo y orientación de la Unión está de acuerdo con las aspiraciones de los ciudadanos.

Hoy más que nunca, el debate sobre Europa debe llevarse más allá de las instituciones, a los ciudadanos. El Consejo Europeo insistió en ello en junio de 2007, al indicar que es crucial reforzar la comunicación con los ciudadanos europeos, informándolos de manera completa y exhaustiva sobre la Unión Europea e implicándolos en un diálogo permanente[1]. Esto será especialmente importante durante el proceso de ratificación del Tratado de Reforma y a medida que se acercan las elecciones europeas de 2009.

Este reto no sólo afecta a la Comisión, sino también al conjunto de instituciones, organismos y Estados miembros de la UE. Una política de comunicación bien concebida y con recursos adecuados constituye un componente esencial del abanico de políticas de la UE. Debe combinar la proximidad con los ciudadanos con un ámbito que abarque todo el territorio de la Unión y sobrepase las fronteras actuales, para extenderse a los países que desean convertirse en miembros y al resto del mundo.

La Comisión actual ya ha adoptado tres iniciativas centradas en la escucha, la comunicación y la acción a escala local. El Plan de Acción[2] marcó el inicio de una gran reforma interna sobre el uso que la Comisión hace de sus recursos de comunicación. El Plan D[3] creó un marco a largo plazo para que el diálogo con los ciudadanos vaya más allá del actual debate sobre «el futuro de Europa». Más recientemente, el Libro Blanco sobre una política europea de comunicación[4] propuso una comunicación bidireccional, caracterizada por una participación activa de los ciudadanos y por un cambio de orientación, de un enfoque basado en Bruselas a un enfoque de acción a escala local.

La presente Comunicación utiliza los resultados de las citadas iniciativas[5] para consolidar las actividades en curso y formular un conjunto de propuestas concretas que deben servir de base para una política de comunicación mejorada de la Unión Europea, que respete la autonomía de las diferentes instituciones. El objetivo general es reforzar la coherencia y las sinergias entre las actividades que llevan a cabo las distintas instituciones de la UE y los Estados miembros, a fin de que los ciudadanos puedan acceder más fácilmente a información sobre las políticas de la UE y comprendan mejor su incidencia a escala europea, nacional y local. Dicha política responderá a las preocupaciones fundamentales de los ciudadanos, que consideran que la información sobre la UE está mal organizada, y que es dispersa y difícil de entender. Las cuestiones europeas se consideran principalmente bajo una óptica nacional; raramente se presentan en un contexto transnacional, pese a que numerosos problemas prácticos a los que se enfrentan los ciudadanos sólo pueden solucionarse a escala europea. Además, el conocimiento que los ciudadanos tienen acerca de la UE, sus instituciones y sus políticas es bastante limitado. Esta cuestión debe ser abordada en primer lugar por los Estados miembros a través de los sistemas educativos, de los cuales son responsables. También deben abordarla las plataformas democráticas, incluidos los partidos políticos a escala nacional y europea, que son responsables de transmitir los diferentes puntos de vista para animar y estructurar el debate público sobre la UE.

Por su parte, la Comisión reforzará sus actividades de comunicación, proporcionando información y entablando diálogos y debates con los ciudadanos a escala nacional, regional y local, lo que contribuirá a fomentar una ciudadanía europea activa y a crear una esfera pública europea. La Comisión considera también que la comunicación sobre las cuestiones europeas es responsabilidad de todos los agentes que participan en el proceso de toma de decisiones de la UE. Por lo tanto, sin dejar de conservar plenamente sus prerrogativas institucionales, tiene intención de trabajar en estrecha asociación con las demás instituciones de la UE, e invita a los Estados miembros y todas las partes interesadas a utilizar las prioridades de comunicación seleccionadas anualmente para alcanzar este objetivo. Para reforzar esta asociación, la Comisión propone celebrar un Acuerdo Interinstitucional (AI) para estructurar el proceso de comunicación de la UE e invitar a todas las partes interesadas a trabajar en el marco institucional coherente y flexible propuesto. Esto permitirá elaborar un plan de trabajo anual común, articulado en torno a las prioridades de comunicación de la UE seleccionadas.

1. UNA COMUNICACIÓN COHERENTE E INTEGRADA

El objetivo de las actividades de comunicación de la Comisión es crear y fomentar los intercambios, el diálogo y el entendimiento entre las instituciones europeas, la opinión pública, la sociedad civil organizada y determinados públicos especializados a escala europea, nacional, regional y local. Además, el diálogo con los ciudadanos y el refuerzo de la transparencia deben formar parte integrante de todo asunto. Por tanto, es preciso consagrar tiempo y una parte adecuada de los recursos disponibles a dichas actividades.

Numerosos departamentos de la Comisión llevan a cabo actividades de comunicación a través de los medios de comunicación audiovisuales, Internet, la prensa escrita y publicaciones, y mediante la organización de eventos y la gestión de enlaces de información. Para conseguir el mayor impacto posible, necesitamos integrar dichas herramientas de forma eficaz y movilizar todos los recursos disponibles de manera coherente

El Servicio del Portavoz seguirá siendo un elemento fundamental de la política de comunicación de la Comisión, centrado en transmitir las noticias de la Comisión a la prensa escrita y audiovisual de Bruselas y de otros lugares, así como en responder a las preguntas de los medios de comunicación. Además, la Comisión ha adoptado recientemente una Estrategia de Comunicación Interna y de Adhesión del Personal[6], en la que anima a más miembros de su personal a mantener contactos con el público y con los medios de comunicación. Dicha Estrategia contempla facilitar información e instrucciones a dicho personal, así como formar a un grupo de oradores de los servicios de la Comisión. En particular, los altos funcionarios de la Comisión deben estar habilitados y formados para comunicar sobre las políticas de la UE, participar en debates públicos y desempeñar un papel importante en el diálogo con los medios de comunicación, a fin de completar la incidencia del trabajo que los Comisarios realizan con los medios de comunicación.

La Comisión seguirá trabajando con distintos multiplicadores para ayudarles a proporcionar información a los ciudadanos sobre el terreno. Una serie de actividades en curso constituyen ya elementos esenciales de una política de comunicación eficaz, fomentando la transparencia y la apertura (iniciativa europea en favor de la transparencia[7]), una Europa próxima al ciudadano («Una agenda de los ciudadanos - Logrando resultados para Europa»[8]), la ciudadanía europea activa (el Programa «Europa con los Ciudadanos»[9]), y una cultura europea (la Agenda Europea para la Cultura en un Mundo en Vías de Globalización[10]).

Aún existe margen para mejorar la visibilidad de la acción de la UE a todos los niveles y para demostrar su utilidad a los ciudadanos. La Comisión coopera con los Estados miembros para comunicar sobre la actuación de la UE en distintos ámbitos políticos. En lo que respecta a las políticas de cohesión, medio ambiente y desarrollo rural, se han fijado requisitos mínimos de comunicación para las autoridades de gestión. Los Estados miembros tienen la obligación jurídica de informar sobre los programas a los beneficiarios potenciales y al público en general[11]. Cuando no exista obligación jurídica, la Comisión velará por que la comunicación sea parte integrante de toda iniciativa y de todo programa.

Las actividades de comunicación de la Comisión en terceros países tienen por objeto reforzar la imagen de la UE como protagonista mundial y construir buenas relaciones mediante una diplomacia pública proactiva, ayudando así a la Comisión a alcanzar sus objetivos de política exterior. Se basan en una estrategia conjunta de los servicios responsables de políticas exteriores específicas para aumentar la coherencia de las acciones, reforzar las sinergias en la comunicación sobre las distintas políticas y mejorar su visibilidad. Las Delegaciones de la Comisión participan activamente en la mayoría de estas actividades. La Comisión presentará al Grupo de Trabajo Interinstitucional sobre Información (GII) un documento sobre la comunicación de la UE en terceros países.

A partir de los objetivos estratégicos plurianuales de la Comisión, en el marco de la Estrategia Política Anual del presente año se definieron por primera vez las iniciativas clave con repercusión significativa en materia de comunicación, y lo mismo se hará en las futuras estrategias de política anuales. A continuación, estas prioridades de comunicación específicas se incorporan en el programa de trabajo legislativo de la Comisión[12]. La Comisión tiene intención de coordinar mejor las actividades de comunicación relativas a estas cuestiones ciudadanas transversales que llevan a cabo todos los servicios implicados, mediante la creación de equipos dedicados a proyectos específicos[13] responsables de elaborar un plan de comunicación, en el que detallarán las herramientas, los recursos y los métodos de evaluación[14]. El paquete de medidas sobre «energía y cambio climático» de enero de 2007 constituyó una de las primeras tentativas de abordar este tipo de enfoque de comunicación integrado. A partir de la experiencia adquirida, este método de trabajo se mejorará y se aplicará cuando sea posible.

Las propuestas que figuran en la presente Comunicación pueden aplicarse sin modificar el Programa Financiero Plurianual vigente[15]. No obstante, dada la limitación de los recursos, serán necesarias una mayor eficacia y mayores sinergias, la movilización de dichos recursos a la comunicación sobre Europa y la inclusión de las actividades de comunicación en los planes de gestión anuales.

2. IMPLICAR A LOS CIUDADANOS

Más de ocho de cada diez europeos consideran importante estar informados sobre las cuestiones europeas. Siete sobre diez desean saber más sobre sus derechos como ciudadanos. Cerca de dos tercios de los europeos consideran que la información disponible sobre la UE es útil e interesante, pero casi el mismo número la considera insuficiente[16]. Los ciudadanos desean un diálogo más abierto, en el que puedan expresar su opinión para influir en el proceso de toma de decisiones a escala de la UE.

Conforme a las recientes conclusiones del Consejo Europeo, la Comisión está desarrollando las estructuras, los medios y las competencias necesarias para cumplir su obligación de garantizar una información adecuada e involucrar a los ciudadanos en los diálogos y debates. En 2006 se pusieron en marcha los seis primeros proyectos transnacionales de la sociedad civil incluidos en el Plan D. En 2007 se ha financiado una segunda serie de proyectos, esta vez a escala local, que incidían principalmente en los jóvenes y las mujeres. En los próximos meses, la Comisión hará balance de los resultados del plan D y presentará propuestas para ampliar el debate democrático en toda Europa. El balance se efectuará en paralelo con el proceso de ratificación del Tratado de Reforma por parte los Estados miembros y la preparación de las elecciones al Parlamento Europeo. En 2008-2009 se pondrá en marcha un tercer grupo de proyectos de la sociedad civil, incluidas iniciativas de apoyo para aumentar la participación en las próximas elecciones al Parlamento Europeo.

Otro objetivo del marco renovado del Plan D será hacer participar a los numerosos socios involucrados en el desarrollo de la Unión Europea, como las ONG, las asociaciones profesionales y el número creciente de empresas que desean conocer más sobre Europa, sus políticas, programas y procesos. Estos socios disponen a menudo de recursos y de conocimientos técnicos muy importantes en materia de comunicación, y la Comisión intentará establecer asociaciones con ellos para comunicar sobre temas de interés general, como el cambio climático y la lucha contra la xenofobia.

En este contexto, la importancia del multilingüismo es crucial En los últimos años, el número de lenguas que la Comisión usa para comunicar se ha duplicado. Asimismo, la Comisión ha creado una red de antenas de multilingüismo en las Representaciones. Dada la limitación de los recursos, los compromisos entre el aumento de la cantidad de información publicada y la ampliación del público al que va dirigida parecen inevitables, y requerirán un enfoque coherente.

2.1. Actuar a escala local

Como ha confirmado nuestra experiencia en la aplicación del Plan de Acción y del Plan D, para que los ciudadanos participen en un debate europeo es esencial comunicar a escala regional y local. El proyecto piloto, consistente en dotar de personal suplementario responsable de la comunicación a once de las Representaciones de la Comisión en los Estados miembros y cuatro Oficinas Regionales, ha supuesto un cambio radical en cuanto al número y la calidad de actividades destinadas a promover un debate europeo en la cultura política nacional[17]. La Comisión considera importante aprovechar el éxito de esta experiencia y, en función de los resultados de la actual evaluación de todas las actividades de comunicación en curso, estudiará la posibilidad de consolidarla y ampliarla

El refuerzo de las actividades de las Representaciones piloto fue completado por el trabajo de más de 400 enlaces de información de «Europa en directo», que proporcionan información sobre la UE a escala local y regional, incluso en las zonas rurales. La Comisión abrirá nuevos enlaces de información de «Europa en directo» en Bulgaria y Rumanía a partir de 2008. El próximo año publicará también una convocatoria de propuestas para renovar el conjunto de la red en la Europa de los veintisiete. Esto mejorará la cobertura geográfica y garantizará que los enlaces están en condiciones de informar sobre las prioridades de comunicación y sobre otras cuestiones esenciales para los ciudadanos.

La Comisión gestiona también un gran número de redes de información y asistencia en ámbitos específicos, como EURES, ERA-MORE[18], SOLVIT[19], los Centros de Información sobre Europa y los Centros de Enlace para la Innovación[20]. Estos centros ofrecen vínculos únicos y multiplicadores notables con numerosos agentes que operan a escala local y regional (organizaciones de interlocutores sociales, universidades, empresas, servicios de empleo, cámaras de comercio, centros de idiomas y de formación). La Comisión analizará si es viable establecer una acción más coordinada con estos centros para mejorar la capacidad de comunicación de la Comisión. La posibilidad de aumentar las sinergias entre las redes se analiza actualmente en la Red de Comunicación Externa, en particular en torno a las prioridades definidas en materia de comunicación. Se ha creado un grupo interservicios para examinar cómo las distintas redes de la Comisión pueden cooperar en un Servicio de Asistencia del Mercado Único.

Además de la comunicación con el público y con la sociedad civil, las Representaciones reforzarán sus actividades, organizando visitas de Comisarios a las regiones[21] y apoyando los esfuerzos destinados a proporcionar información a los periodistas a escala regional y local con ayuda de las modernas tecnologías de comunicación, así como de los medios tradicionales. La participación de otros organismos de la Unión Europea, como las agencias descentralizadas de la UE, proporcionará ejemplos concretos de iniciativas comunitarias al servicio de los ciudadanos. Las Representaciones y las Oficinas de Información del Parlamento Europeo trabajan conjuntamente para reforzar sus vínculos. En la mayoría de los casos, comparten un mismo techo en las Casas de Europa. Esto les permite aumentar su visibilidad y realizar más acciones conjuntas sin perder sus identidades específicas.

En 2007-2008 se está poniendo en marcha un proyecto piloto común con el Parlamento Europeo para crear Espacios Públicos Europeos destinados a acoger una amplia gama de actividades europeas, empezando por las Casas de Europa de Tallin, Dublín y Madrid. La fase piloto de estos «Espacios Públicos Europeos» atraerá a nuevos públicos y aportará una nueva imagen, orientada sobre todo a los jóvenes. Como «lugares de encuentro» para los ciudadanos, las ONG, los agentes políticos y los medios de comunicación, los Espacios Públicos Europeos estarán concebidos para acoger exposiciones, películas, reuniones, visitas, diálogos, foros de debate y conferencias centrados principalmente en la sociedad civil, la política, la educación, el mundo académico, los grupos de reflexión y el mundo cultural. Aportarán una contribución tangible a la concretización de la «Agenda Europea para la Cultura en un Mundo en Vías de Globalización». Se establecerán vínculos con la red de institutos nacionales de cultura (EUNIC) para promover los distintos programas culturales y otras iniciativas respaldadas por las instituciones de la UE, cooperando al mismo tiempo con las redes regionales y locales, la sociedad civil y los medios de comunicación para llegar a un público lo más amplio posible en las zonas urbanas y rurales. Los Espacios Públicos Europeos ofrecerán nuevas infraestructuras, como un centro de conferencias, una oficina de información, una zona de exposiciones y una sala de lectura. Aunque quizá algunas de estas infraestructuras ya existan, la apertura de los espacios y los esfuerzos desplegados para atraer a nuevos agentes a dialogar con la Comisión y el Parlamento propiciarán un nuevo entorno.

Tras la positiva experiencia de comunicación sobre la reforma del sector del vino, las iniciativas políticas de la UE podrían ser presentadas por especialistas de las políticas en cuestión a los interesados y al público en general el día de su adopción, simultáneamente en Bruselas y en los Estados miembros, en función de los recursos disponibles en las Representaciones y los servicios responsables de dichas políticas.

2.2. Ciudadanía europea activa

El proceso de consulta sobre el Libro Blanco ha confirmado que los agentes de la sociedad civil exigen de forma inequívoca participar más estrechamente en el proceso europeo. La Comisión ya apoya la ciudadanía europea activa a través de los Programas «Europa para los ciudadanos» y «Derechos Fundamentales y Ciudadanía»[22], que fomentan una mayor participación en la vida democrática de la UE. Los Programas «Juventud en acción» y «Cultura» contribuyen también a fomentar la ciudadanía activa mediante intercambios de movilidad transfronterizos.

La educación y la formación para la ciudadanía activa son responsabilidad de los Estados miembros. Los derechos y las obligaciones de los ciudadanos europeos figuran en el programa escolar de menos de la mitad de los Estados miembros de la UE, mientras que veinte incluyen la historia de la integración europea[23].. La coordinación del intercambio de buenas prácticas a escala europea aporta valor añadido. Todas las partes interesadas deberían explorar plenamente la Recomendación europea sobre las competencias clave para el aprendizaje permanente, que proporciona a los Estados miembros una herramienta para desarrollar las competencias sociales y cívicas, que forman parte de las competencias fundamentales que todo ciudadano necesita para triunfar en la sociedad del conocimiento. Estas competencias incluyen el aprendizaje de lenguas extranjeras, esencial para adquirir las competencias interculturales que, a su vez, son un componente importante de la ciudadanía europea activa. La Comisión utilizará los resultados de una consulta pública realizada en 2007, que definirá los aspectos de la enseñanza escolar en los que una acción conjunta a escala de la UE podría ayudar a los Estados miembros. Por ejemplo, estudiará cómo las escuelas pueden aportar mejor a los estudiantes las competencias clave y cómo las comunidades escolares pueden contribuir a preparar a los jóvenes para convertirse en ciudadanos responsables, conforme a los valores europeos fundamentales.

El Programa de Aprendizaje Permanente apoya proyectos pertinentes para la educación y la formación para la ciudadanía activa y para el desarrollo de competencias cívicas. La Comisión fomentará también los intercambios de buenas prácticas entre profesores en este ámbito. La Comisión ayudará a recopilar dossieres informativos sobre temas europeos, que incluirán vínculos a publicaciones útiles que podrán ser descargadas del sitio web Europa y podrán ser utilizados por las escuelas y los profesores interesados.

La Comisión desea introducir visitas más específicas para estudiantes y escolares, y analizará cómo implementarlas. Las Representaciones de la Comisión y los enlaces «Europa en directo» invitarán también a grupos de distintos sectores sociales, incluidos estudiantes, a seminarios y debates en sus locales, utilizando el material informativo existente. Las visitas de unos 400 funcionarios alemanes de la UE a sus antiguas escuelas durante la Presidencia alemana de 2007 fueron un gran éxito, ya que fomentaron el debate en las escuelas y fueron recogidas por los medios de comunicación locales. La Comisión tiene intención de proseguir esta experiencia en futuras Presidencias. Asimismo, mantendrá la iniciativa del «9 de Mayo en las Escuelas» en estrecha cooperación con las autoridades locales y regionales, los diputados del Parlamento Europeo y la sociedad civil[24].

La Comisión fomenta las relaciones con las organizaciones de la sociedad civil y sus redes transnacionales a través de sus programas y políticas, con ayuda de una red interna de contactos destinada a intercambiar buenas prácticas, reflexionar sobre problemas comunes y elaborar un enfoque coherente entre las unidades de la Comisión responsables de las relaciones con la sociedad civil. También mejorará el acceso de las organizaciones de la sociedad civil a la Comisión, mediante la designación de un punto de contacto específico con la sociedad civil en cada uno de sus servicios.

3. DESARROLLO DE UNA ESFERA PÚBLICA EUROPEA

Un gran número de decisiones políticas que inciden considerablemente en la vida cotidiana de los europeos se toman a escala europea. Las políticas que se perciben adecuadas a las expectativas de los ciudadanos, tanto las de mercado interior, cambio climático, movilidad sostenible, comercio, energía o inmigración, y basadas en amplias consultas constituyen el mejor medio de demostrar la importancia que tiene la UE para sus ciudadanos. La comunicación sobre estas necesidades políticas debe sobrepasar las fronteras nacionales y utilizar vías de comunicación transfronterizas que animen el debate y el diálogo sobre cuestiones de interés común, y que reflejen al mismo tiempo la agenda europea.

Para profundizar en el debate sobre la UE y ampliarlo, es necesario que ésta cumpla los compromisos que asumió en sus políticas. La necesidad de garantizar la inocuidad de las sustancias químicas utilizadas en los productos europeos, la apertura del mercado de servicios, la reducción de los obstáculos a los pagos transfronterizos, la mejora de los derechos de los consumidores, la mejora de la seguridad del transporte aéreo, la promoción de la seguridad y la calidad alimentarias, la protección del territorio y del medio ambiente, el consenso sobre una política climática y energética integrada, una cooperación policial transfronteriza, así como la reducción del coste de las llamadas de telefonía móvil en el extranjero: todas estas son cuestiones que han sido objeto de decisiones europeas, acompañadas a menudo por un debate muy animado. Este debate debe ser fomentado, y sólo puede tener lugar si el proceso de elaboración de las políticas se percibe como pertinente y portador de valor añadido para el proceso legislativo en los distintos Estados miembros.

3.1. La dimensión política

Los índices de participación de las elecciones al Parlamento Europeo y la presencia de las políticas europeas en sus campañas electorales permiten evaluar, en su conjunto, la magnitud del reto que supone crear una esfera pública europea. Los partidos políticos nacionales y europeos, así como los representantes elegidos pertenecientes a diferentes familias políticas, se encuentran en una posición privilegiada para plantear cuestiones europeas en los debates nacionales y contribuir a crear debates públicos en toda Europa. Es precisamente la naturaleza controvertida y a menudo polarizada del diálogo entre partidos políticos la que suscita interés y el deseo de obtener mayor información sobre las cuestiones tratadas. En los últimos años, se han observado diversos casos muy mediatizados de interés del público por las cuestiones políticas europeas motivados por un desacuerdo político y electoral de los partidos sobre estas cuestiones[25].

La Comisión se ha comprometido a apoyar los esfuerzos desplegados para aumentar el índice de participación en las próximas elecciones al Parlamento Europeo. Los próximos proyectos de la sociedad civil incluidos en el Plan D están orientados, en parte, a contribuir a alcanzar este objetivo. Además, en junio de 2007 la Comisión ha adoptado una propuesta para revisar el vigente Reglamento sobre partidos políticos europeos[26], a fin de autorizar la creación de fundaciones políticas europeas. Esto también contribuirá a reforzar un debate informado y genuino sobre los asuntos europeos y a crear una esfera pública europea.

Asimismo, la Comisión intentará maximizar el potencial de comunicación en sus relaciones con los Parlamentos nacionales. A raíz de una propuesta del Parlamento Europeo, la Comisión trabaja en la creación de Redes de Información Piloto, una red de foros de debate en Internet entre diputados del Parlamento Europeo, diputados de los parlamentos nacionales, periodistas y líderes de opinión, complementada con la celebración de reuniones en toda la UE. Las Redes de Información Piloto contribuirán de forma significativa a introducir debates europeos en los parlamentos nacionales. También fomentarán el debate sobre temas europeos entre los parlamentarios nacionales y contribuirán a apoyar los propios sistemas electrónicos de intercambio de información de los parlamentos nacionales.

3.2. Los medios de comunicación y los servicios de información

Antes de que acabe el presente año, la Comisión presentará propuestas concretas para responder mejor a los retos que plantean las nuevas tecnologías de medios de comunicación[27]. Los medios de comunicación audiovisuales siguen siendo la fuente preferida de información sobre asuntos europeos. La televisión y la radio tratan cuestiones europeas en forma de noticias y debates cuando se deciden políticas europeas importantes. Las campañas de información sobre políticas comunitarias específicas también incluyen anuncios en radio y televisión. Pese a ello, los estudios muestran[28], y dos tercios de los europeos lo siguen considerando así, que la información sobre la UE en los medios de comunicación nacionales es insuficiente.

La Comisión contribuirá a que la cobertura de los asuntos de la UE por parte las cadenas audiovisuales existentes sea más amplia y duradera, así como a fomentar la conexión en red a escala europea por parte de los organismos de radiodifusión. La consulta sobre el Libro Blanco reveló un profundo interés en que la Comisión proporcione contenidos audiovisuales informativos, educativos y de entretenimiento sobre asuntos europeos, como parte de las misiones de servicio público en todos los Estados miembros de la UE. Estas misiones deben realizarse de modo que garanticen la completa independencia editorial de los organismos de radiodifusión.

La política vigente de cofinanciación de programas de radio y televisión ha incentivado a decenas de cadenas a crear programas sobre la UE. Para aumentar su eficacia, la Comisión ofrecerá contratos plurianuales a redes de organismos de radiodifusión de toda Europa. Estas redes producirán y difundirán programas sobre asuntos de la UE con toda independencia, según sus propias normas editoriales y con formatos de programación comunes. Los contratos contendrán una carta editorial vinculante que garantizará la libertad editorial de los operadores.

El servicio de la Comisión para la cobertura audiovisual de los asuntos de la UE, Europe by Satellite (EbS), contribuirá también a las citadas misiones de servicio público y las facilitará. Las solicitudes de tiempo de antena en EbS han llegado a un punto de saturación, y la cobertura en directo de acontecimientos como las sesiones plenarias y las reuniones de las comisiones del Parlamento entra en conflicto con la transmisión de imágenes no editadas de actualidad destinadas a periodistas profesionales y ruedas de prensa. Por tanto, la Comisión propondrá a las demás instituciones europeas duplicar la capacidad de EbS para cubrir un abanico más amplio de actividades de la UE.

Internet es el principal medio de comunicación que combina texto, sonido e imágenes y permite a los usuarios participar y debatir entre ellos. Constituye ya el medio principal para los debates transfronterizos. El sitio web Europa, uno de los mayores del mundo, seguirá reorganizándose para mejorar su interactividad y sus funciones de navegación y búsqueda[29]. El contenido se organizará de manera más accesible y más fácil de usar, y deberá incluir aún más imágenes y documentos en vídeo y audio. De esta manera, el sitio web Europa seguirá siendo un punto de referencia europeo importante para la información sobre la UE, completando así los sitios de las administraciones nacionales. Las propuestas de modificación del sitio web Europa se basarán en un estudio realizado entre los usuarios en 2007.

La UE también debe reforzar su presencia en otros sitios web distintos del sitio Europa. La Comisión desea fomentar la creación de una red de sitios web de la sociedad civil y del sector público o privado que fomenten el contacto con los ciudadanos europeos o entre ellos, mediante el apoyo a sitios web que presten especial atención a los asuntos europeos y estimulen el debate sobre cuestiones de política europea. La propia Comisión debería también participar aún más en conversaciones y debates en otros sitios web. Todas estas evoluciones se explicarán con todo detalle en los documentos estratégicos relativos a Internet y al sector audiovisual que la Comisión presentará, respectivamente, antes de finales de 2007 y a principios de 2008.

Las publicaciones impresas seguirán cumpliendo una función en la comunicación sobre la UE. Pese al creciente dominio de Internet, la demanda de publicaciones impresas ha aumentado. Por tanto, es esencial elaborar una política de edición en distintos medios de comunicación que combine publicaciones impresas, Internet y formatos audiovisuales y utilice las más recientes innovaciones de las tecnologías de la comunicación[30].

3.3. Comprender la opinión pública europea

Es esencial medir la opinión pública para saber qué piensan los europeos y qué esperan de la UE. Las encuestas Eurobarómetro ayudan a analizar las expectativas del público en distintos ámbitos políticos, a evaluar la incidencia de las políticas y a identificar las preocupaciones de los ciudadanos y sus percepciones, a fin de mejorar la elaboración de políticas y la comunicación.

La Comisión introducirá novedades en los métodos utilizados por el Eurobarómetro en respuesta a la consulta sobre el Libro Blanco[31], a fin de mejorar su capacidad para escuchar a la opinión pública y reaccionar en consecuencia. El objetivo es utilizar las encuestas de forma más estratégica durante las fases pertinentes del proceso político, como la elaboración de políticas o el análisis de impacto, así como en la concepción y evaluación de las actividades de comunicación.

Entre las mejoras concretas, cabe citar un mayor uso de las herramientas de investigación cualitativas, incluidos los métodos innovadores de algunos proyectos del Plan D, y el análisis combinado de datos cuantitativos y cualitativos para obtener una imagen más completa de las expectativas del público. Se ampliará el uso de métodos de sondeo de opinión dirigidos para medir el impacto de la comunicación. Se mejorará el análisis de los resultados de las encuestas gracias a una reacción más rápida y un mayor hincapié en el uso real de los resultados, y se tendrán también en cuenta los resultados a escala regional y local. Se generalizará el análisis secundario de los datos disponibles para responder a cuestiones específicas previa petición. Se ampliará y acelerará la difusión de los resultados Se creará una red consultiva de expertos nacionales en materia de opinión pública que intercambien buenas prácticas, fomenten sinergias y asesoren sobre cuestiones metodológicas.

El centro de contacto «Europa en Directo»[32] es un servicio de información a los ciudadanos que responde gratuitamente a preguntas en todas las lenguas oficiales de la UE. Será promocionado como principal punto de acceso para los ciudadanos que busquen información sobre la UE, y ampliará su capacidad para comunicar las preocupaciones que estos manifiesten a los departamentos pertinentes de la Comisión y a las demás instituciones de la UE.

Mediante el proceso de consulta se obtiene una evaluación útil y realista de las propuestas. No obstante, sólo puede ser eficaz si es suficientemente amplio y participativo. Tras la adopción de las normas mínimas para la consulta[33], la Comisión ha consultado a los interesados y a los ciudadanos de la UE sobre una serie de iniciativas políticas. El sitio web de referencia de consultas en Internet, «Tu voz en Europa» ( europa.eu/yourvoice ) ayuda a clarificar el proceso de consulta e incentiva a los departamentos de la Comisión a aplicar las normas de forma coherente. Para favorecer una mejor respuesta, un mayor pluralismo y una mayor variedad en las opiniones e intereses expresados por los interesados a escala nacional, regional y local durante las primeras fases de elaboración de las políticas, se reforzará la práctica recientemente adoptada de involucrar a las Representaciones en la promoción de las consultas en los Estados miembros. Por ejemplo, las Representaciones organizarán contactos y encuentros con los interesados en una fase temprana para incentivarles a contribuir a las principales consultas vinculadas a las prioridades de comunicación.

4. REFORZAR EL ENFOQUE ASOCIATIVO

Todas las instituciones, los organismos y los Estados miembros de la UE, así como las autoridades regionales y locales de toda Europa, comunican de diversas formas y en distinta medida sobre las cuestiones de política europea. Todas las partes involucradas más directamente en el proceso de toma de decisiones europeo tienen obligación de comunicar y explicar Aunque todas las partes involucradas deben conservar su autonomía y sus prerrogativas para comunicar a su manera, tienen un amplio margen para trabajar conjuntamente, en asociación, para fomentar el debate y el diálogo sobre Europa. Hasta ahora, sólo ha habido tentativas puntuales y limitadas para fomentar acciones de comunicación conjuntas, y se ha demostrado que es necesario ponerse de acuerdo sobre temas comunes y trabajar conjuntamente de forma más eficaz. La consulta sobre el Libro Blanco mostró claramente que se pide más cooperación y colaboración entre las instituciones y los organismos de la UE y los Estados miembros para comunicar sobre Europa. Por tanto, la Comisión intentará reforzar las asociaciones a todos los niveles, en torno a prioridades de comunicación de la UE seleccionadas conjuntamente, mediante la propuesta de un Acuerdo Interinstitucional (AI).

4.1. Trabajar conjuntamente con los Estados miembros

Los gobiernos nacionales son responsables de definir la orientación de la política europea en el Consejo y comunicar sus misiones y sus políticas a los ciudadanos. Los resultados de las encuestas ponen de manifiesto que estos últimos esperan que su gobierno nacional los informe sobre lo que la UE hace por ellos y sobre cómo incide en su vida cotidiana. Más de dos tercios de los ciudadanos europeos prefieren ponerse en contacto con sus servicios nacionales para tratar las cuestiones que son competencia de la UE.

No obstante, la Comisión puede ofrecer una ayuda preciosa a todos los Estados miembros interesados. La Comisión propone reforzar sus vínculos con los Estados miembros organizando reuniones periódicas con los directores nacionales de comunicación de cada Estado miembro para definir las prioridades esenciales en materia de comunicación, garantizar un seguimiento del proceso de comunicación e intercambiar información sobre las actividades realizadas en este ámbito[34]. La Comisión también desea establecer asociaciones de gestión con los Estados miembros interesados. Este tipo de asociación, que construye un marco de cooperación personalizado entre la Comisión, el Parlamento y el Estado miembro en cuestión, ya ha dado buenos resultados en Alemania, y también se han acordado asociaciones con Hungría y Eslovenia. Se está negociando con otros Estados miembros que han presentado una solicitud formal en este sentido[35]. Estas asociaciones podrían servir como instrumentos para realizar actividades conjuntas, a escala central, regional y local, sobre las prioridades de comunicación seleccionadas.

Las asociaciones de gestión mejorarán la coordinación de las actividades de comunicación de las prioridades de comunicación seleccionadas a partir de planes de comunicación conjuntos[36]. Estos planes se negocian a nivel político entre la Comisión, el Parlamento Europeo y las autoridades de los Estados miembros responsables de los temas de comunicación. Por tanto, las actividades inscritas en el plan de comunicación común se caracterizan por su carácter políticamente integrador y garantizan la representación de distintas opiniones en los debates sobre las cuestiones europeas. En consecuencia, esta cooperación ayudará a adaptar la comunicación a las circunstancias locales y a vincularla a las agendas políticas nacionales (elecciones, acontecimientos nacionales importantes, intereses específicos, etc.). La Comisión y las autoridades del Estado miembro en cuestión comparten la responsabilidad de implementar las asociaciones de gestión. La Comisión aporta financiación, y los Estados miembros aportan recursos humanos e infraestructuras[37].

La actual asociación de gestión con el Gobierno Federal de Alemania es un buen ejemplo. Se considera una herramienta valiosa para aplicar ideas compartidas por el Estado miembro y las instituciones europeas. Desde 2005 se han adoptado una docena de iniciativas principales, que han demostrado que una estrecha cooperación de este tipo puede dar buenos resultados[38].

Las autoridades regionales y locales, individualmente u organizadas en asociaciones, pueden desempeñar un papel crucial en el fomento de la comunicación sobre Europa. La comunicación debe realizarse de forma que muestre que las decisiones y políticas de la UE tienen incidencia a escala local[39]. En cooperación con el Comité de las Regiones, la Comisión velará por que se facilite información útil a estas autoridades y por que se creen mecanismos adecuados para recoger sus ideas y propuestas para mejorar la comunicación sobre Europa a escala local y regional. Las asociaciones de gestión pueden incluir también acciones regionales y locales, en paralelo con las actividades ya realizadas sobre la base de asociaciones estratégicas (financiación separada y complementaria de los proyectos). Además de la labor que realizan las Representaciones, de los enlaces «Europa en Directo» y de las Agencias de la UE en este ámbito[40], la Comisión establecerá vínculos más estrechos con las oficinas de las autoridades regionales y locales que, entre las 250 existentes en Bruselas, deseen participar.

4.2. Trabajar conjuntamente con las instituciones europeas

El Grupo de Trabajo Interinstitucional sobre Información (GII) es la estructura política existente para consensuar la estrategia de comunicación de la UE y seleccionar las prioridades de comunicación conjuntas de las instituciones europeas y los Estados miembros. Está copresidido por el Parlamento Europeo, la Comisión y la Presidencia. Sin embargo, es preciso reforzar y ampliar su estatuto político y su legitimidad para que pueda proporcionar más eficazmente orientaciones sobre las prioridades de comunicación de la UE con la suficiente antelación para que puedan encontrarse sinergias entre las agendas de comunicación de las instituciones y los Estados miembros de la UE. Las decisiones del GII requieren un seguimiento exhaustivo y coherente a nivel político y administrativo. Con ayuda de la Presidencia, el Grupo de Trabajo sobre Información del Consejo hará un seguimiento del proceso de comunicación

El Comité Económico y Social Europeo y el Comité de las Regiones participan como observadores en el GII. La cooperación con estos dos Comités también se ve reforzada por los apéndices sobre política de información de los actuales protocolos sobre modalidades de cooperación. Estos apéndices subrayan la voluntad política de la Comisión y de ambos Comités de establecer una asociación a largo plazo y de trabajar conjuntamente en el desarrollo de una información y comunicación descentralizadas para los ciudadanos europeos. La cooperación se basará en prioridades de comunicación claramente definidas y destinadas a ser aplicadas de forma descentralizada a escala regional y local.

4.3. Acuerdo Interinstitucional sobre comunicación

A fin de crear un marco adecuado para una mejor cooperación en torno al proceso de comunicación de la UE, respetando al mismo tiempo la autonomía de las instituciones de la UE y los Estados miembros, la Comisión propone un Acuerdo Interinstitucional (AI) con el Parlamento Europeo y el Consejo. Se invita a las demás instituciones y los organismos de la UE a apoyar a la Comisión, al Parlamento Europeo y al Consejo en esta labor. El objetivo de dicho Acuerdo Interinstitucional es alcanzar una convergencia de posiciones sobre las principales prioridades de comunicación de la Unión Europea en su conjunto, identificar el valor añadido de un enfoque comunitario en determinadas cuestiones de comunicación prioritarias, crear sinergias en lo que respecta a los recursos utilizados por cada institución para llevar a cabo actividades vinculadas a estas prioridades y animar a los Estados miembros a cooperar. Esto no impide a cada institución de la UE llevar a cabo sus propias actividades de comunicación específicas, adaptadas a su papel específico y a sus partes interesadas.

La Comisión reconoce el papel de cada Estado miembro en la comunicación sobre Europa a escala nacional, regional y local en la lengua o las lenguas oficiales. El AI reforzará el compromiso político de las instituciones y de los Estados miembros de la UE de responsabilizarse de informar a los ciudadanos y de comunicarse con ellos sobre los asuntos de la UE. Además, dicho acuerdo político subrayará los principios y derechos principales que deben mantenerse al comunicar sobre Europa, definirá las modalidades de cooperación entre los socios y garantizará la adecuación del seguimiento y la responsabilidad política. Los principios de inclusión, pluralismo y participación deben constituir la base de toda acción de comunicación sobre Europa. El AI garantizará que las prioridades de comunicación de la UE se fijen en un plan de trabajo anual común, que será redactado por la Comisión basándose en debates sobre las prioridades de comunicación presentadas en la Estrategia Política Anual, y posteriormente será sometido a las demás instituciones y órganos consultivos de la UE.

5. CONCLUSIONES

La Comisión organizará todos sus recursos para conseguir una comunicación eficaz e integrada.

En particular, la Comisión propone:

- un Acuerdo Interinstitucional que ofrezca el marco para una mejor cooperación en lo que respecta al proceso de comunicación de la UE, que respete al mismo tiempo la autonomía de las instituciones y de los Estados miembros de la UE;

- asociaciones de gestión con los Estados miembros de forma voluntaria, como instrumento principal de las iniciativas conjuntas de comunicación;

- la creación de la red de Espacios Públicos Europeos en las Representaciones;

- la identificación de aspectos de la enseñanza escolar en los que una acción conjunta a escala de la UE podría ayudar a los Estados miembros;

- un refuerzo del Eurobarómetro;

- la activación de las Redes de Información Piloto para mejorar la comunicación entre los políticos nacionales y europeos, así como con otros líderes de opinión.

Además, en los próximos meses, la Comisión:

- adoptará una nueva estrategia sobre Internet para apoyar redes de sitios web de la sociedad civil y de los sectores público o privado centradas en la UE y que fomenten el contacto con los ciudadanos europeos o entre ellos;

- adoptará una nueva estrategia de comunicación audiovisual para ayudar a las redes de organismos de radiodifusión de toda Europa a producir y difundir programas sobre la UE;

- elaborará una comunicación de seguimiento del Plan D, así como un nuevo conjunto de proyectos de la sociedad civil incluidos en dicho Plan, con el objetivo global de apoyar el proceso de ratificación del Tratado de Reforma y aumentar la participación en las elecciones al Parlamento Europeo de 2009;

- estudiará la posible consolidación y ampliación de las experiencias que han tenido éxito recientemente para reforzar la labor de las Representaciones.

Declaración de incidencia presupuestaria

ÁMBITO POLÍTICO: TÍTULO 16 - COMUNICACIÓN ACTIVIDADES: TODAS LAS ACTIVIDADES DEL ÁMBITO POLÍTICO |

COMUNICACIÓN RELATIVA A COMUNICAR SOBRE EUROPA EN ASOCIACIÓN |

1. LÍNEAS PRESUPUESTARIAS (con arreglo a la nomenclatura del AP 2008)

1.1. Líneas operativas

16 02 02 Acciones multimedios

16 02 03 Información para los medios

16 02 04 Funcionamiento de estudios de radiodifusión y televisión y equipos audiovisuales

16 03 01 Difusión de información

16 03 02 Acciones locales

16 03 04 Acciones específicas sobre temas prioritarios, de los cuales PRINCE

16 03 06 Proyecto piloto sobre redes de información piloto (PIN)

16 04 01 Análisis de la opinión pública

16 04 02 Información en línea y medidas de comunicación

16 04 03 Publicaciones escritas específicas

1.2. Línea de asistencia técnica y administrativa relacionada

16 01 04 01 Acciones de comunicación — Gastos de gestión administrativa

2. BASE JURÍDICA

Tareas derivadas de las prerrogativas institucionales de la Comisión al amparo del artículo 49, apartado 6, del Reglamento (CE, Euratom) nº 1605/2002 del Consejo, de 25 de junio de 2002, por el que se aprueba el Reglamento financiero aplicable al presupuesto general de las Comunidades Europeas (DO L 248 de 16.9.2002, p. 1), modificado por el Reglamento (CE, Euratom) nº 1995/2006 (DO L 390 de 30.12.2006, p. 1).

3. CARACTERÍSTICAS PRESUPUESTARIAS

Línea presupuestaria | Tipo de gasto | Nuevo | Contribución de la AELC | Contribución de los países candidatos | Rúbrica del marco financiero |

16 01 04 01 Acciones de comunicación — Gastos de gestión administrativa | No obligatorio | No disociado | NO | NO | NO | Nº [3b] |

16 02 04 Funcionamiento de estudios de radiodifusión y televisión y equipos audiovisuales | No obligatorio | Disociado | NO | NO | NO | Nº [5] |

16 02 02 a 16 04 03 (excepto 16 02 04) Líneas presupuestarias operativas de la DG COMM | No obligatorio | Disociado | NO | NO | NO | Nº [3b] |

4. ESTIMACIÓN DE LA INCIDENCIA FINANCIERA POR OBJETIVO PRINCIPAL Y RESULTADO

Por lo que se refiere a los recursos, las consecuencias de la presente Comunicación permanecen en el marco de la programación financiera plurianual establecida en el documento SEC(2007) 500.

3.1. Resumen de los recursos financieros

Cf. Cuadro 1 del anexo.

3.2 Estimación detallada de la incidencia financiera de las acciones principales

Cf. Cuadro 2 del anexo.

5. GASTOS ADMINISTRATIVOS – NECESIDADES ESPECÍFICAS

Las necesidades de recursos humanos y administrativos se cubrirán mediante la asignación concedida a la DG gestora en el marco del procedimiento de asignación anual.

Teniendo en cuenta que, en diciembre de 2006, la Commission emitió una primera evaluación positiva, el cuadro adjunto contiene una línea denominada «representaciones piloto»; no obstante, la intención de la Comisión es basarse en una experiencia que haya tenido éxito y estudiará los resultados de la evaluación de todas las actividades de comunicación actualmente en curso, lo que incluye el valor añadido de las representaciones piloto y su posible ampliación en los próximos años.

Anexo

Cuadro 1

Línea | Partida | PRESUP. 2007 | AP 2008 | Programación financiera |

| | | | | | | |€ | | | | | | |2009 |2010 |2011 |2012 |2013 | | | | | | | | | | | | | | 16 01 |Gastos administrativos de la política de comunicación |3,865 |3,600 |3,987 |4,065 |4,145 |4,225 |4,306 | | | | | | | | | | | | | |16 01 04 01 |Acciones de comunicación — Gastos de gestión administrativa |3,865 |3,600 |3,987 |4,065 |4,145 |4,225 |4,306 | | | | | | | | | | | | | | 16 02 |Comunicación y medios de difusión |27,720 |30,882 |32,380 |32,881 |33,390 |33,902 |34,420 | | | | | | | | | | | | | |16 02 02 |Acciones multimedios |18,750 |20,700 |21,380 |21,800 |22,227 |22,657 |23,091 | | |16 02 03 |Información para los medios |3,370 |3,970 |4,100 |4,181 |4,263 |4,345 |4,429 | | |16 02 04 |Funcionamiento de los estudios de radiodifusión y equipos audiovisuales (partida 5) |5,600 |6,212 |6,900 |6,900 |6,900 |6,900 |6,900 | | | | | | | | | | | | | | 16 03 |Comunicación a escala local |39,514 |38,530 |39,555 |40,314 |41,085 |41,859 |42,642 | | | | | | | | | | | | | |16 03 01 |Difusión de información |16,753 |15,300 |15,802 |16,113 |16,429 |16,746 |17,067 | | |16 03 02 |Acciones locales |8,393 |10,400 |10,502 |10,689 |10,879 |11,070 |11,263 | | |16 03 04 |Acciones específicas sobre temas prioritarios como, de los cuales PRINCE |7,868 |12,830 |13,251 |13,512 |13,777 |14,043 |14,312 | | |16 03 05 |EuroGlobe |1,500 | | | | | | | | |16 03 06 |Proyecto piloto sobre redes de información piloto (PIN) |5,000 | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | 16 04 |Herramientas de análisis y comunicación |21,830 |21,830 |21,546 |21,990 |22,441 |22,894 |23,352 | | | | | | | | | | | | | |16 04 01 |Análisis de la opinión pública |5,600 |5,800 |5,990 |6,108 |6,228 |6,348 |6,470 | | |16 04 02 |Información en línea y medidas de comunicación |10,180 |10,880 |11,237 |11,458 |11,683 |11,909 |12,137 | | |16 04 03 |Publicaciones escritas específicas |6,050 |5,150 |4,319 |4,424 |4,530 |4,637 |4,745 | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | 16 |Comunicación (partida 3b) |87,328 |88,630 |90,568 |92,350 |94,161 |95,980 |97,820 | | |

Anexo

Cuadro 2 (página 1 / 2)

[pic]

CUADRO 2 (PÁGINA 2 / 2)

[pic]

[1] SI(2007) 500.

[2] SEC(2005) 985.

[3] COM(2005) 494.

[4] COM(2006) 35.

[5] SEC(2007) 1265.

[6] SEC(2007) 912.

[7] COM(2006) 194.

[8] COM(2006) 211.

[9] Decisión 1904/2006/CE, DO L 378 de 27.12.2006.

[10] COM(2007) 242.

[11] Por ejemplo, durante el período 2007-2013, el Reglamento (CE) nº 1828/2006 de la Comisión, de 8 de diciembre de 2006, por el que se fijan normas de desarrollo para los Fondos estructurales, y el Reglamento (CE) nº 1698/2005, de 20 de septiembre de 2005, sobre el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), fijan que las autoridades de gestión deben respetar las siguientes exigencias de comunicación: la publicación de listas de beneficiarios; la colocación de paneles informativos en los lugares de los proyectos en curso; y la organización de eventos de lanzamiento a escala nacional y regional o eventos de comunicación anuales en los Estados miembros y las regiones. Las Representaciones de la Comisión pueden contribuir mediante la difusión de información a los beneficiarios potenciales.

[12] Algunas de estas prioridades se debatirán en el Grupo de Trabajo Interinstitucional sobre Información para estudiar la posibilidad de actuar conjuntamente (véase el punto 4.2).

[13] La campaña de reforma del mercado del vino es un buen ejemplo de dicho enfoque.

[14] La Dirección General de Comunicación destinará recursos humanos y presupuestarios a las prioridades en materia de comunicación e invitará las representaciones de la Comisión a hacer lo mismo en sus planes de gestión anuales.

[15] Establecido en los documentos SEC(2007) 500 y SEC(2007) 530.

[16] Todos los resultados de los sondeos de opinión mencionados en la presente comunicación proceden del Eurobarómetro Flash sobre el Libro Blanco n° 189a: EU Communication and the Citizens («La comunicación de la Unión Europea y los ciudadanos»). El trabajo de campo se realizó en septiembre de 2006.

[17] En 2006, las representaciones piloto organizaron más de 830 seminarios y 4 000 comunicados y ruedas de prensa, y prestaron ayuda en más de 370 visitas de Comisarios.

[18] EURES – Servicios europeos de empleo; ERA-MORE - Red europea de centros de movilidad.

[19] SOLVIT es una red en línea de solución de problemas, en la que los Estados miembros de la UE trabajan conjuntamente para solucionar, sin acciones judiciales, los problemas causados por la incorrecta aplicación de la legislación sobre mercado interior por parte de las autoridades públicas.

[20] Las actividades de los actuales Centros de Información sobre Europa y los Centros de Enlace para la Innovación se transferirán en 2008 a una nueva red de apoyo a las empresas y la innovación, que conectará a unos 600 centros y cubrirá la mayor parte del territorio de la Europa de los veintisiete.

[21] Para ello se basarán sobre todo, pero no exclusivamente, en el éxito de las visitas de Comisarios a distintas regiones del país de la Presidencia con motivo de los habituales encuentros entre la Comisión y la Presidencia al inicio del mandato de esta última.

[22] Decisión n° 16505/06 del Consejo, de 27 de marzo de 2007.

[23] Citizenship Education at School in Europe, Eurydice (red de información sobre la educación en Europa), 2005.

[24] En 2007, EuropeAid organizó la visita de 75 «embajadores» a escuelas de 44 regiones de 18 Estados miembros para participar en debates sobre la cooperación exterior, contactando directamente con 97 000 alumnos. De forma similar, pero sin limitarse a las escuelas, la Dirección General de Agricultura tiene un «equipo verde» Green Team, compuesto por unos 80 «embajadores», para responder a las preocupaciones del público y explicar la PAC y la política de desarrollo rural.

[25] Cabe citar la Constitución, la ampliación y determinadas propuestas del ámbito económico, como la Directiva sobre Servicios.

[26] COM(2007) 364.

[27] Las distintas propuestas presentadas en esta sección siguen las recomendaciones formuladas en la conferencia Europe in Vision, que reunió en Helsinki a las partes interesadas los días 4 y 5 de diciembre de 2006.

[28] Información relativa a Europa y la televisión; estudio cualitativo realizado a los telespectadores de los 27 Estados miembros de la Unión Europea, Comisión Europea, abril de 2007.

[29] La Dirección General de Informática ha realizado un estudio para presentar recomendaciones relativas a una estrategia unitaria de búsqueda y extracción de datos para el conjunto de la Comisión.

[30] La Oficina de Publicaciones es la principal responsable de las publicaciones impresas y electrónicas. Está dirigida por un Comité de Gestión Interinstitucional. La Oficina de Publicaciones gestiona la EU Bookshop, que es la ventanilla única por la que los ciudadanos pueden acceder a todas las publicaciones de la UE.

[31] Como se propuso en la conferencia «Comprender la opinión pública europea», que reunió en Madrid a las partes interesadas el 27 de octubre de 2006.

[32] Con sede en Bruselas.

[33] COM(2002) 704.

[34] Se ampliará la red existente entre los Estados miembros y las instituciones de la UE (EU-Infonet) para alcanzar este objetivo.

[35] Austria, Bélgica, Francia, Italia, Letonia, Portugal y Polonia.

[36] También pueden proponerse a los Estados miembros otros tipos de asociación con la Comisión COM(2004) 196.

[37] Las asociaciones de gestión no impiden a la Comisión mantener o crear otras formas de asociación en materia de comunicación, como las asociaciones estratégicas o los acuerdos ad hoc . Son instrumentos muy flexibles que han demostrado su utilidad en ámbitos específicos, como la introducción del euro.

[38] The nationwide information tour “Europe turns 50 — 50 cities are having a party” in Germany and the “Training seminars for editors of high school magazines” aimed at reporting on EU affairs in high school magazines are but two examples of successful projects implemented through a management partnership.

[39] La experiencia de Escocia con el Consejo Consultivo Regional del Mar del Norte, que, como otros consejos consultivos regionales establecidos en el marco de la política pesquera común, permite consultar directamente a parte de la población directamente afectada por la política pesquera, demuestra que los ciudadanos se interesan por los temas que tienen incidencia directa en su vida.

[40] Por ejemplo, la red de apoyo a las empresas de toda la UE que se pondrá en marcha a principios de 2008.

Top