Help Print this page 
Title and reference
Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo - Programa de acción europeo para hacer frente a la grave escasez de personal sanitario en los países en desarrollo (2007–2013)

/* COM/2006/0870 final */
Multilingual display
Text

52006DC0870

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo - Programa de acción europeo para hacer frente a la grave escasez de personal sanitario en los países en desarrollo (2007–2013) /* COM/2006/0870 final */


[pic] | COMISIÓN DE LAS COMUNIDADES EUROPEAS |

Bruselas, 21.12.2006

COM(2006) 870 final

COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO Y AL CONSEJO

Programa de acción europeo para hacer frente a la grave escasez de personal sanitario en los países en desarrollo (2007–2013)

COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO Y AL CONSEJO

Programa de acción europeo para hacer frente a la grave escasez de personal sanitario en los países en desarrollo (2007–2013)

1. CONTEXTO POLÍTICO Y ÁMBITO DE ACCIÓN DEL PROGRAMA

En diciembre de 2005 la Comisión Europea adoptó una Comunicación titulada «Estrategia de acción de la UE relativa a la escasez de recursos humanos en el sector sanitario en los países en desarrollo» , – COM (2005) 642, en la que ponía de relieve el alcance y la complejidad de la escasez de personal sanitario y pedía a la Unión Europea una respuesta global y coherente.

En su reunión de los días 10 y 11 de abril de 2006, el Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores adoptó conclusiones sobre la estrategia de acción de la UE. El Consejo hizo un llamamiento a la Unión Europea y a los Estados miembros para que desarrollasen una respuesta coordinada de la UE en apoyo de los trabajos llevados a cabo por los distintos países para hacer frente a la grave escasez de recursos humanos en el sector de la sanidad (1) (para todas las referencias, véase el anexo 2) . El Consejo adoptó asimismo una Declaración de compromiso de la UE sobre la crisis de recursos humanos en dicho sector, declarando que:

«Europa se compromete a apoyar las acciones internacionales destinadas a paliar la escasez mundial de trabajadores sanitarios y la crisis de recursos humanos en el sector sanitario en los países en desarrollo».

El presente Programa de acción responde a las conclusiones del Consejo y es el resultado de consultas con los Estados miembros de la UE, teniendo a la vez en cuenta el análisis mundial expuesto en el Informe sobre la salud en el mundo 2006 . El Grupo de trabajo sobre recursos humanos, creado a petición del Consejo para elaborar el presente Programa de acción, ha determinado las acciones a escala nacional, regional y mundial que serán llevadas a cabo por la Unión Europea (la Comisión Europea y los Estados miembros) y las que serán apoyadas directamente por la Comisión Europea.

2. ACTIVIDADES DE LA UE EN LOS DISTINTOS PAÍSES

La UE apoya el refuerzo de la fuerza de trabajo en el sector sanitario a través de programas bilaterales en varios países. No obstante, dada la escala del problema, es necesario aumentar la calidad y cantidad de la ayuda y evaluar de manera más sistemática las limitaciones que obstaculizan el desarrollo de los sistemas sanitarios debido a la escasez de recursos humanos. Si bien parte de la ayuda a los recursos humanos en el sector de la sanidad se facilita en el marco de programas sectoriales y responde a las prioridades nacionales, sigue siendo necesaria una coordinación mucho mayor y un compromiso más efectivo de todos los agentes clave en cada país, incluidos sector privado y la sociedad civil, para conseguir una respuesta eficaz a escala nacional. La UE, en colaboración con otros organismos técnicos y de financiación, llevará a cabo un esfuerzo concertado para adecuar la ayuda a cada país a las estrategias y prioridades definidas nacionalmente, fomentando el compromiso activo de todas las partes interesadas.

Los programas de ayuda existentes se financian de diversas formas, que van desde el apoyo al presupuesto general y los presupuestos sectoriales a la financiación conjunta de planteamientos sectoriales o las intervenciones de organismos multilaterales o de mecanismos para la financiación de proyectos. La UE apoyará una mayor coordinación entre la UE y los demás donantes para promover una planificación sanitaria definida para cada país. La CE y los Estados miembros de la UE aumentarán su ayuda a los trabajos de cada país para reforzar sus sistemas sanitarios nacionales, promoviendo el desarrollo de estrategias globales e integradoras destinadas a aumentar la capacidad y las prestaciones de los profesionales de la sanidad.

Las capacidades nacionales se reforzarán a través de las acciones siguientes:

2.1. Planificación y diálogo político con cada país

1. En el marco del diálogo político nacional sobre la lucha contra la pobreza y las conversaciones destinadas a reforzar la gobernanza social, la UE planteará que la crisis de los recursos humanos en el sector sanitario es un obstáculo para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio 4, 5 y 6. Este diálogo político se reforzará aprovechando la experiencia y los conocimientos técnicos de la CE y los Estados miembros y trabajando conjuntamente con los especialistas y los organismos técnicos adecuados a fin de garantizar que dicho diálogo se base cada vez más en hechos concretos . Para ofrecer una atención sanitaria más equitativa y receptiva, algunas de las condiciones previas necesarias son: una administración reforzada, mayor responsabilidad del Gobierno respecto a los avances en la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, mayor transparencia en los objetivos de prestación de servicios y la financiación y promoción de un amplio diálogo político intersectorial entre los ministerios competentes, vinculados con los trabajos para reformar y reforzar la administración pública. Se tratarán los temas correspondientes relacionados con el empleo productivo, la igualdad entre hombres y mujeres a la hora de la contratación, una utilización y una prestación de servicios más efectiva, la acreditación y el reconocimiento de cualificaciones en el ámbito sanitario, la promoción de unas condiciones de trabajo dignas y de la protección social, la migración económica y el desarrollo, la posibilidad de negociar los servicios sanitarios y el papel que desempeñan todos estos factores en los recursos humanos para el desarrollo de la salud y la lucha contra la pobreza.

2. La UE proseguirá los trabajos iniciados para desarrollar un mecanismo de contratación relacionado con los Objetivos de Desarrollo del Milenio a fin de vincular el apoyo presupuestario a más largo plazo con los avances en la consecución de dichos Objetivos. Los recursos humanos representan un gasto recurrente a largo plazo y sólo se podrán planificar de manera efectiva si existe una garantía razonable de financiación sostenible y previsible a largo plazo. La UE apoyará los esfuerzos por aumentar el volumen, la duración y la previsibilidad de la ayuda internacional al desarrollo. Por otra parte, mantendrá diálogos con los gobiernos y las instituciones financieras internacionales sobre las posibilidades de aumentar la flexibilidad fiscal para las inversiones en el sector social.

3. La UE apoyará los trabajos nacionales para evaluar, planificar y gestionar el desarrollo de capacidades en recursos humanos y para implicar realmente a la sociedad civil y al sector privado en la respuesta nacional. Se promoverá la normalización de los métodos para medir y controlar la política de recursos humanos en el sector de la sanidad, utilizando un conjunto de indicadores que está desarrollando la Red de Métricas de Salud ( Health Metrics Network ), así como marcos de referencia basados en elementos factuales para analizar los recursos humanos en el sector de la sanidad y las respuestas correspondientes, que están siendo desarrollados por la OMS y la Alianza Mundial en pro del Personal Sanitario ( Global Health Workforce Alliance – GHWA). Se apoyarán las investigaciones para analizar, sobre la base de estudios sobre la motivación de los trabajadores sanitarios, los temas relacionados con la forma de conservarlos y mantenerlos. Se prestará ayuda para reforzar la planificación y gestión de recursos humanos, basadas en las buenas prácticas acordadas en todo el mundo, aprovechando la experiencia técnica y las competencias del sector privado. Para el éxito del proceso, será fundamental el diálogo con las organizaciones profesionales, los sindicatos de médicos y enfermeros, los organismos de investigación y otros representantes de la sociedad civil. La UE apoyará la consulta y el consenso a fin de garantizar que la planificación nacional sobre este tema tenga en cuenta la opinión de la sociedad civil. Dentro de la programación de la CE y la UE en materia de salud, la cuestión de los recursos humanos en el sector de la sanidad se considerará un tema transversal que deberá recibir plena consideración en todas las intervenciones apoyadas por la UE en materia de salud.

2.2. Desarrollo de capacidades

4. La UE apoyará la investigación destinada a encontrar formas eficaces e innovadoras de aumentar los recursos humanos en el ámbito de la salud, evaluando especialmente la gama de tipos adecuados, el personal directivo y el equilibrio entre hombres y mujeres necesarios para solucionar las situaciones de grave escasez de personal. Dicha investigación analizará también el volumen de trabajo actual, reconociendo que son muchos los profesionales sanitarios que ya trabajan más allá de las responsabilidades y funciones que les corresponden. Se valorarán asimismo las funciones y papeles potenciales de los técnicos de grado medio, el personal auxiliar y el personal de las comunidades, así como la posibilidad de organizar una formación acelerada para ampliar rápidamente el acceso a los servicios.

5. La UE apoyará la expansión de las capacidades de formación en cada país, incluida la capacidad de formación en gestión de recursos humanos. Asimismo, explorará las posibilidades de establecer vínculos entre las instituciones, a fin de reforzar el desarrollo de capacidades a largo plazo y desarrollar comunidades de aprendizaje sur-sur y norte-sur. Para aumentar las capacidades hay que responder a las necesidades individuales de formación expandiendo las instalaciones de formación y reforzando las capacidades organizativas e institucionales de planificación, apoyo y gestión para los trabajadores de la salud. Se estudiará también la posibilidad de ampliar las funciones de los trabajadores sanitarios profesionales y auxiliares. Los programas destinados a establecer vínculos podrían incluir elementos como la formación y acreditación de los trabajadores sanitarios de las comunidades, los cambios o ampliaciones de funciones, la delimitación de las competencias y cualificaciones de los trabajadores sanitarios, el fomento de planteamientos de formación innovadores, como acortar la duración de la formación, compartir facultades y utilizar las infraestructuras de manera optimizada, así como el desarrollo de un marco para que los países evalúen y desarrollen la capacidad de formación de las instituciones. Otros elementos fundamentales serán la implantación de la formación continua para complementar la formación inicial o la formación formal para postgraduados.

6. Se apoyarán los programas para establecer vínculos entre los organismos profesionales y las agencias normativas a fin de desarrollar sus capacidades y conceder más importancia al papel de las asociaciones profesionales en la gobernanza y la gestión de unos servicios sanitarios de calidad.

2.3. Reforma de la función pública y mejora de las condiciones de prestación de servicios

El establecimiento de una serie de incentivos generales, como el aumento de los sueldos y las prestaciones o la mejora del entorno laboral, vinculado a una estrategia clara y mensurable para mejorar la prestación de servicios y la promoción de unas condiciones de trabajo dignas serán un elemento importante para responder al problema de los recursos humanos en el sector de la sanidad en muchos países. Hay que considerar también la posibilidad de ofrecer incentivos para trabajar en las zonas mal atendidas, a fin de ofrecer a las poblaciones pobres y marginadas un mejor acceso a los servicios. La UE apoyará los análisis necesarios para ayudar a solucionar estos temas en el contexto de las respuestas nacionales al problema de los recursos humanos en el sector de la sanidad. Los incentivos no salariales, como la mejora del entorno de trabajo y la eficiencia en la prestación de servicios, se consideran importantes para retener a los trabajadores de la salud. Se apoyarán medidas innovadoras, como acceso a créditos a tipos de interés preferenciales, las asignaciones para la educación de los hijos de los trabajadores sanitarios y mejores oportunidades de desarrollo profesional. Al desarrollar incentivos salariales y otros incentivos económicos hay que tener en cuenta los planes más generales para la reforma de la función pública, aunque sin olvidar las necesidades especiales del sector sanitario. La UE apoyará los análisis o los estudios del mercado de trabajo, como la valoración de las condiciones y las escalas salariales en los sectores público, privado y no gubernamental, así como la relación de estos factores con la calidad de la atención sanitaria, a fin de establecer unos parámetros de referencia realistas para los sueldos de los trabajadores de la salud . El aumento de la financiación para los trabajadores sanitarios deberá vincularse a unos objetivos claros y mensurables de mejora en la prestación de servicios (productividad), como el aumento en la utilización de los servicios, la disminución del absentismo laboral y la mayor satisfacción de los clientes.

2.4. VIH/SIDA, tuberculosis y malaria

La epidemia de VIH/SIDA y la importancia cada vez mayor que han adquirido la tuberculosis y la malaria han exacerbado la crisis de los trabajadores de la salud, aumentando su carga de trabajo en un sistema que ya estaba sometido a grandes tensiones. Hay que ser conscientes de que, para los trabajadores sanitarios, comprobar si están infectados por el VIH y acceder a la terapia retroviral supone un desafío, dado el temor de verse estigmatizados. La UE apoyará la incorporación a las estrategias nacionales en materia de salud y de VIH/SIDA del plan de la OMS «Tratar, capacitar, retener» . El diálogo político velará por que la planificación del sector sanitario tenga en cuenta la crisis de los trabajadores de la salud. La UE continuará apoyando al Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria, a fin de garantizar que su mecanismo de coordinación nacional vincule las estrategias nacionales respecto a estas enfermedades con la necesidad de establecer un sistema de salud efectivo y capaz de responder a las prioridades sanitarias definidas para cada país.

2.5. Promoción de la igualdad entre hombres y mujeres en la prestación de servicios sanitarios

La UE apoyará políticas que reconozcan y aborden las diferencias y desigualdades por razón de género en el desarrollo de los recursos humanos para las estrategias sanitarias . Se promoverán mecanismos que consoliden el papel de las mujeres como trabajadoras de la salud, prestando especial atención a los temas relacionados con la igualdad entre hombres y mujeres en materia de educación y formación, contratación, sueldos, desarrollo profesional y acceso a los puestos de responsabilidad.

2.6. Apoyo y refuerzo de las comunidades

La UE apoyará políticas que fomenten, en el marco de las estrategias nacionales de recursos humanos, la prestación de servicios - tanto públicos como privados – en las comunidades locales. La escasez de personal sanitario ha hecho aún más pesada la carga que deben soportar las comunidades, especialmente las mujeres, para prestar atención sanitaria, tanto en lo que respecta al trabajo comunitario voluntario como a los cuidados informales dentro de las familias.

2.7. Experiencia técnica europea

La UE coordinará aún más su asistencia técnica a las programaciones nacionales, definiendo la experiencia técnica necesaria para planificar los recursos humanos en el sector de la sanidad. También coordinará mejor el acceso a su asistencia técnica, fomentando el desarrollo de fondos comunes de receptores y gestores de asistencia técnica para permitir que los países aprovechen las experiencias más adecuadas para ellos. Se utilizarán mecanismos como programación, supervisión y elaboración de informes en común para aprovechar al máximo el « know-how » de la UE en apoyo de la planificación y la programación en cada país.

2.8. Estados que acaban de atravesar una situación de conflicto o Estados frágiles

En aquellos países que se encuentran en situaciones de conflicto o que son frágiles y cuyos gobiernos tienen una capacidad limitada para planificar eficazmente sus recursos humanos nacionales, la UE colaborará cada vez más a través de mecanismos de alineamiento oficioso (« shadow alignment ») a fin de ofrecer un apoyo coordinado más previsible y a más largo plazo vinculado a los Objetivos de Desarrollo del Milenio. La Oficina Europea de Ayuda Humanitaria, cuando proceda, colaborará en las labores de coordinación teniendo activamente en cuenta la situación del personal sanitario en su programación humanitaria. Cuando la situación del país lo permita, se desarrollarán más mecanismos para aumentar las capacidades nacionales en materia de recursos humanos, por ejemplo, mediante la contratación de servicios a través de ONG y desarrollando la capacidad nacional para subcontratar servicios, como ya se ha ensayado en Afganistán. Una parte fundamental del proceso de vincular la ayuda humanitaria y la rehabilitación con el desarrollo es tener debidamente en cuenta los temas relacionados con los recursos humanos en la transición desde la ayuda humanitaria hacia la ayuda al desarrollo a más largo plazo, y deberá prestársele una atención prioritaria en los países en transición.

3. ACCIONES DE LA UE A ESCALA REGIONAL

Actualmente se está trabajando en la selección de acciones regionales prioritarias en África, Asia y América Latina y el Caribe. Aunque la respuesta de la UE concederá prioridad a África, en otras regiones existen también problemas importantes en lo que respecta a los recursos humanos en el sector de la sanidad y la UE tendrá en cuenta la necesidad de una acción a escala mundial adaptada para satisfacer las diferentes necesidades regionales. La UE apoyará la representación cartográfica, los análisis y el diálogo técnico y político sobre recursos humanos necesarios para poder ejercer presiones y actuar eficazmente . En la reunión sobre recursos humanos que tuvo lugar en Oslo (2) se propuso que las acciones mundiales y regionales fueran coordinadas por «Plataformas de acción» que agrupasen a las principales partes implicadas y recibieran información de observatorios mundiales y regionales. Se ha creado una Plataforma Regional sobre Recursos Humanos para la Salud en África (3) y se ha puesto en marcha una Red de Aprendizaje Asiática sobre Recursos Humanos (4) . Se estudiará la necesidad de establecer plataformas regionales en otras regiones.

3.1. Liderazgo político en África

Dado el impacto desproporcionado de la escasez de personal sanitario en África, la respuesta mundial a esta crisis debería estar inspirada por las necesidades de este continente. La UE trabajará con la AU/NEPAD, las Comunidades Económicas Regionales, los organismos de las Naciones Unidas y las redes regionales de ONG y de organizaciones de la sociedad civil para ofrecer a África la posibilidad de hablar alto y claro y participar de manera importante en la respuesta mundial a la escasez de personal sanitario. El apoyo de la UE a África en este sentido se inscribe en el contexto de la estrategia general de la UE para África (5) . Como parte de su apoyo estratégico a la Unión Africana (AU), la CE apoyará un liderazgo reforzado de la AU/NEPAD en la acción regional. La respuesta regional se basará en redes técnicas desarrolladas gracias a la labor de la OMS y de la Alianza Mundial en pro del Personal Sanitario (GHWA) y coadyuvará a construir una plataforma regional de acción.

3.2. Apoyo a las regiones africanas

La UE estudiará con las regiones africanas la forma de solucionar la crisis de recursos humanos mediante medidas vinculadas al proceso de integración económica regional y a los acuerdos de asociación económica. Se analizarán los temas relacionados de migración económica y migración sur-sur. El objetivo será reforzar y gestionar el mercado regional de recursos humanos a fin de mitigar los efectos perjudiciales de la fuga de cerebros – convertir la «fuga de cerebros» en una «movilidad de cerebros y afluencia de cerebros» a través de acuerdos regionales sobre puesta en común de competencias, migración y desarrollo.

3.3. Apoyo a los observatorios regionales de recursos humanos

La UE apoyará el desarrollo de un Observatorio Regional para África , que será depositario de las buenas prácticas regionales y recopilará, cotejará y analizará datos, divulgará información y promoverá políticas basadas en la información nacional sobre recursos humanos. Su trabajo incluirá definir parámetros sobre las capacidades en materia de recursos humanos y comparar los resultados de cada país. La capacidad y el mandato para este trabajo residirán en la OMS.

3.4. Desarrollo de recursos regionales de formación, extensión de las redes de excelencia y desarrollo de la sanidad en línea («e-salud»)

7. La UE apoyará la elaboración de un plano cartográfico de las capacidades regionales de formación y estudiará opciones para satisfacer las necesidades de cada país utilizando dichas capacidades regionales. El Séptimo Programa Marco de Investigación (2007-2013) y sus acciones específicas de cooperación internacional ( Specific International Cooperation Actions – SICA) apoyarán actividades para ampliar la capacidad de formación. La UE promoverá el desarrollo de redes de aprendizaje dentro de las regiones y entre ellas. Se explorarán conexiones norte-sur y sur-sur para establecer «Redes de excelencia» que apoyen el desarrollo de cualificaciones sanitarias, experiencia técnica y capacidad de investigación. La CE seguirá promoviendo reuniones regionales para definir las áreas en las que los trabajos regionales puedan suponer un valor añadido y establecerá vínculos entre los países para el aprendizaje gracias a la experiencia; por ejemplo, la CE está planificando una red de intercambio de información sobre recursos humanos entre los países de habla portuguesa, y se estudiarán otras iniciativas similares.

8. Se estudiará el potencial de la tecnología de la información para mejorar la comunicación entre los distintos niveles de prestación de servicios, apoyar la formación médica, el trabajo a distancia y el aprendizaje y mejorar la calidad y la eficiencia del entorno laboral. La Comisión, en colaboración con la Agencia Espacial Europea y la OMS, ha creado un grupo de trabajo sobre salud en línea («e-salud») para África, que estudiará el potencial de mejorar las telecomunicaciones para salvar la distancia entre el personal sanitario en las zonas rurales y sus homólogos y los especialistas en cualquier otro lugar, y para apoyar la teleconsulta al igual que la formación sectorial sanitaria y el desarrollo de capacidades en África. La Comisión ha facilitado financiación para una serie de reuniones del grupo de trabajo que culminará en una Conferencia de agentes africanos ( African Stakeholder Conference ). Los resultados obtenidos por el grupo de trabajo inspirarán el desarrollo de la ayuda de la UE para una mayor interconectividad en África – un componente clave de la Estrategia de la UE para África.

3.5. Reforzar la capacidad de investigación regional

Conseguir capacidad de investigación reviste una importancia decisiva para retener a los investigadores académicos y clínicos e impedir la fuga de cerebros. La UE seguirá apoyando el desarrollo de la capacidad de investigación, lo que incluye la ayuda de la CE para desarrollar la capacidad de investigación clínica a través de la Cooperación de los países europeos y en desarrollo sobre ensayos clínicos ( European and Developing countries Clinical Trials Partnership – EDCTP) para el África subsahariana. Se fomentará la implicación de las comunidades locales en actividades de investigación y una mayor sinergia entre las actividades de investigación y las de atención sanitaria a escala local y regional.

4. ACTIVIDADES DE LA UE A ESCALA MUNDIAL

Con su compromiso de dedicar el 0,7 % de su renta nacional bruta a ayuda al desarrollo antes del final de 2015, la UE estará facilitando más del 60 % de la ayuda mundial al desarrollo para 2010. La coordinación de la UE ayudará a aprovechar al máximo los beneficios de este volumen creciente de ayuda y reforzará los esfuerzos internacionales para armonizar y adaptar mejor la ayuda. La UE reconoce la necesidad de una mayor coordinación mundial en la respuesta internacional a la crisis del personal sanitario y se ha comprometido a promover unas condiciones de trabajo dignas para todos, como lo expuso en la COM (2006) 249.

4.1. Acciones internas de la UE: reforzar la planificación de los recursos humanos en el sector de la sanidad y promover la «circulación de cerebros»

9. La Unión Europea se enfrentará a una escasez creciente de profesionales sanitarios en los próximos años, como se expone en la Comunicación de la Comisión sobre el seguimiento del proceso de reflexión de alto nivel sobre la movilidad de los pacientes y los progresos de la asistencia sanitaria en la Unión Europea (6). En el pleno respeto del principio de subsidiariedad, se desarrollará una estrategia europea concertada que abarque temas como supervisión, formación, contratación y condiciones de trabajo de un número suficiente de profesionales de la salud para ayudar a garantizar que la Unión en su conjunto pueda cumplir su objetivo de ofrecer una asistencia sanitaria de elevada calidad sin exacerbar la crisis de personal sanitario en los países en desarrollo.

10. El Grupo de alto nivel sobre servicios de salud y atención médica - Grupo de profesionales de la salud - convocado por la Comisión, ha recibido el encargo de examinar las prácticas de contratación en la Unión Europea. En este contexto, elaborará un conjunto de principios para orientar la contratación de personal sanitario dentro de la Unión y la contratación de personal procedente de terceros países, que intentará minimizar cualquier efecto negativo sobre los recursos humanos en el sector de la sanidad en los terceros países. La UE apoyará la resolución de la Asamblea Mundial de la Salud en la que se pide la elaboración de un código de conducta mundial sobre contratación ética.

11. La Comunicación de la CE sobre migración y desarrollo indica que se invitará a los Estados miembros a intensificar su diálogo con las organizaciones surgidas en la diáspora. Se apoyará el establecimiento de alianzas entre las organizaciones en la diáspora y las de sus países de origen. La UE estudiará formas de agrupar de manera constructiva las múltiples iniciativas a pequeña escala de la diáspora en acciones más estratégicas y coordinadas. Se estudiará la posibilidad de aportar una primera financiación para tal colaboración, asignándola sobre una base competitiva.

12. La UE desarrollará mecanismos y directrices para apoyar la «migración circular» de los profesionales de la sanidad y estudiará aspectos como la posibilidad de transferir los derechos de pensión y proteger el derecho a residir en la UE de los miembros de la diáspora que participen en programas de retorno temporal. Se analizarán también temas como el reconocimiento de cualificaciones y la posibilidad de negociar los servicios de salud. La UE considerará el apoyo a sistemas voluntarios orientados a la demanda y centrados en el desarrollo de capacidades y la transferencia de competencias.

13. La UE estudiará la viabilidad de apoyar asociaciones entre sus instituciones sanitarias y las del mundo en desarrollo, que permitan facilitar la consecución de capacidades y en las que los profesionales de la sanidad que estén interesados podrían dividir su actividad entre las dos instituciones asociadas.

4.2. Movilizar financiación a escala mundial para el desarrollo de capacidades en materia de recursos humanos

La UE promoverá en debates internacionales la importancia de una financiación a largo plazo y previsible para solucionar la crisis del personal sanitario como parte de los esfuerzos internacionales de ampliar la financiación para la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. La UE proseguirá su diálogo con el FMI y el Banco Mundial para encontrar formas de superar las limitaciones macroeconómicas en cada país que puedan obstaculizar la inversión en sanidad. La CE y los Estados miembros de la UE seguirán participando activamente en los consejos de administración de los organismos mundiales de financiación, y se esforzarán por garantizar una adaptación cada vez mayor a las prioridades nacionales a fin de aumentar la flexibilidad fiscal necesaria para la inversión en desarrollo de capacidades . Fondos como el Fondo Mundial contra el VIH/SIDA, la tuberculosis y la malaria y la iniciativa de la Alianza mundial para las vacunas y la inmunización ya se han comprometido a canalizar su financiación de manera que ayude a conseguir unas capacidades sistemáticas generales, acelerando al mismo tiempo las actividades para luchar contra las enfermedades prioritarias,

5. PRÓXIMOS PASOS

5.1. Financiación

14. El Informe sobre la salud en el mundo 2006 estima que para cubrir los costes de inversión necesarios a fin de formar más profesionales de la sanidad en un periodo de veinte años, los países medios con escasez de recursos necesitarían aumentar su nivel general de gasto sanitario per capita en alrededor de 1,60 USD al año. Para 2025, haría falta un aumento mínimo de 8,30 USD per capita en el presupuesto del sector sanitario para pagar los sueldos de los nuevos profesionales de la sanidad.

15. Un desafío clave para financiar el personal sanitario adecuado será implantar la flexibilidad fiscal necesaria para la inversión a largo plazo mediante el suministro de un mayor volumen de ayuda previsible y a largo plazo. Harán falta medidas efectivas que permitan conciliar este objetivo con las limitaciones macroeconómicas, a través de medidas como desvincular las restricciones que afectan a la masa salarial para el personal sanitario de las destinadas a otros funcionarios públicos. Los aumentos de inversiones propuestos deben vincularse más estrechamente a los resultados en términos de unos servicios de más calidad y mejor acceso a ellos. La posible inclusión de un indicador sobre los trabajadores de la salud en el marco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio se planteará al Grupo de expertos y órganos intergubernamentales sobre los indicadores de los ODM, encargado de preparar los datos, analizar y supervisar los progresos hacia los ODM, lo que permitirá supervisar mejor el vínculo entre la financiación de las inversiones en recursos humanos en el sector de la sanidad y los avances en los ODM. La Comisión aumentará el porcentaje de su financiación aportada como apoyo al presupuesto y la UE tendrá como objetivo facilitar una financiación más previsible y a más largo plazo, vinculada a los avances en los ODM, a través del desarrollo de un mecanismo de contratación ODM. Para supervisar el compromiso de la UE de aumentar el apoyo financiero para mejorar la situación de los recursos humanos en el sector de la sanidad, la Comisión, antes de finales de 2007, desarrollará un marco que permita recopilar y actualizar regularmente las acciones apoyadas por la CE y los Estados miembros en materia de recursos humanos - financiadas tanto a través de canales bilaterales como multilaterales - y comparar los niveles de financiación de la UE con los de los demás donantes y las instituciones financieras internacionales.

16. Además de los esfuerzos para movilizar recursos en cada país, durante el periodo 2007-2013 la Comisión utilizará hasta [40,3 millones de euros - de los 1 060 millones] de financiación disponibles para la totalidad del Programa temático «Invertir en los ciudadanos» del Instrumento de Cooperación al Desarrollo - a fin de apoyar acciones catalizadoras a escala mundial y regional en el ámbito de los recursos humanos en el sector de la sanidad. Se podrá considerar la financiación de todas las acciones catalizadoras siguientes: reforzar el liderazgo de la AU/NEPAD para preparar la respuesta africana; apoyar el desarrollo de plataformas regionales de acción; promover el compromiso del sector privado, la sociedad civil y la diáspora en la elaboración de estrategias regionales sobre recursos humanos en el sector de la salud, mediante un proceso de convocatoria de propuestas, y apoyar la coordinación mundial de las actividades a través de los trabajos de la Alianza Mundial en pro del Personal Sanitario ( Global Health Workforce Alliance – GHWA).

5.2. Control y evaluación

La UE apoyará el desarrollo, en todos los países, de un marco de control y evaluación de los recursos humanos en el sector de la salud, con indicadores que serán preparados por la Red de Métricas de Salud, y controlará las acciones colectivas de la UE sobre los avances en este tema mediante los informes previstos al Parlamento y al Consejo sobre el Programa de acción europeo para combatir el VIH/SIDA, la malaria y la tuberculosis a través de la actuación exterior.

ANEXO 1

Acrónimos

AU CE FMI GHWA NEPAD NU ODM OMS ONG TA TB NU UE VIH/SIDA | Unión Africana Comisión Europea Fondo Monetario Internacional Alianza Mundial en pro del Personal Sanitario (Global Health Workforce Alliance – GHWA) Nueva Alianza para el Desarrollo de África Naciones Unidas Objetivos de Desarrollo del Milenio Organización Mundial de la Salud Organización no gubernamental Asistencia técnica Tuberculosis Naciones Unidas Unión Europea Virus de Inmunodeficiencia Humana/Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida |

ANEXO 2

Referencias

1. Consejo de la Unión Europea, Secretaría General, 10 de abril de 2006. Documento 8359/06. Estrategia de acción de la UE relativa a la escasez de recursos humanos en el sector sanitario en los países en desarrollo – Conclusiones del Consejo de la Unión Europea y los Representantes de los Gobiernos de los Estados miembros reunidos en el seno del Consejo – Declaración de compromiso de la UE sobre los recursos humanos en el sector sanitario en los países en desarrollo

2. Human Resources for Health: Overcoming the Crisis : Informe de la consulta celebrada en Oslo, 24-25 de febrero de 2005

3. Taking the HRH Agenda Forward at Country Level, Reunión consultiva regional, 18-20 de julio de 2005, Brazzaville, Congo. Conclusiones de la reunión.

4. Asian Action Learning Network on Human Resources for Health ; Taller celebrado del 3 al 5 de agostos, Bangkok, Tailandia.

5. Estrategia de la UE para África: Hacia un pacto euroafricano para acelerar el desarrollo en África. COM (2005), 12 de octubre de 2005..

6. Seguimiento del proceso de reflexión de alto nivel sobre la movilidad de los pacientes y los progresos de la asistencia sanitaria en la Unión Europea. COM (2004) 301, 20 de abril de 2004.

Top