Help Print this page 
Title and reference
Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones relativa a la aplicación de una estrategia de información y comunicación sobre el euro y la Unión Económica y Monetaria

/* COM/2004/0552 final */
Multilingual display
Text

52004DC0552

Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones relativa a la aplicación de una estrategia de información y comunicación sobre el euro y la Unión Económica y Monetaria /* COM/2004/0552 final */


COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN AL CONSEJO, AL PARLAMENTO EUROPEO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES relativa a la aplicación de una estrategia de información y comunicación sobre el euro y la Unión Económica y Monetaria

Resumen

Apenas dos años después de haber introducido con éxito los billetes y monedas en euros en doce Estados miembros, la información y la comunicación sobre el euro y la Unión Económica y Monetaria (UEM) está entrando en una nueva fase. Esta Comunicación presenta la estrategia de información y comunicación de la Comisión Europea para dicha fase.

En varias resoluciones [1], el Parlamento Europeo ha declarado que «la campaña de información sobre la introducción del euro ha tenido éxito en términos de información y de comunicación de la Unión Europea» y que «la información y la comunicación de máxima prioridad deberían centrarse en temas cercanos a la vida cotidiana de los ciudadanos (temas como [...] el euro)».

[1] Resoluciones del Parlamento Europeo de 13 de marzo de 2002 relativa a «la comunicación de la Comisión sobre un nuevo marco para la cooperación en actividades referentes a la política de información y comunicación de la Unión Europea» y de 10 de abril de 2003 sobre «una estrategia de información y comunicación para la Unión Europea».

La información y la comunicación sobre el euro y la UEM siguen siendo claramente una prioridad para la Unión Europea (UE).

* La ampliación de la UE el 1 de mayo de 2004 llevará a la expansión de la zona euro en un futuro cuando se reúnan las condiciones del Tratado.

* La introducción del euro, un hito histórico en la construcción de la UE, necesita consolidarse con un mayor apoyo público a la moneda única.

* La introducción de los billetes y monedas de euro ha tenido una influencia enormemente positiva en cómo perciben los terceros países a la UE y su papel económico. Esta tendencia debería fomentarse.

La estrategia de información y comunicación para el euro y la UEM forma parte de la «Estrategia de información y comunicación para la Unión Europea» (COM(2002)350) y su aplicación (COM(2004)196) aprobadas por la Comisión. Debe, por tanto, inscribirse en el juego global de los Estados miembros como una plusvalía natural, materializando la dimensión europea del debate democrático en cada Estado miembro. Para ello, se centrará en reforzar la cooperación interinstitucional y desarrollar colaboraciones estructuradas con los Estados miembros, velando, a la vez, por mantener su coherencia global.

El objetivo es mejorar el conocimiento del público dentro y fuera de la UE sobre el trabajo de la UEM y contribuir a una transición armoniosa en aquellos Estados miembros que adopten el euro.

La presente Comunicación «relativa a la aplicación de una estrategia de información y comunicación sobre el euro y la Unión Económica y Monetaria» explica por qué el euro sigue siendo una prioridad en materia de comunicación, describe los principios generales de la estrategia y el papel de los agentes clave, identifica los objetivos y expone los aspectos operativos.

La información y la comunicación sobre el euro y la UEM siguen siendo una prioridad máxima, especialmente en los nuevos Estados miembros.

1. La información y la comunicación sobre el euro y la UEM son una prioridad máxima

1.1. La información y la comunicación sobre el euro y la UEM forman parte de una estrategia global

En su Comunicación sobre «la aplicación de la estrategia de información y comunicación de la Unión Europea» (COM(2004)196), la Comisión identifica la nueva forma de gobernanza que representa la UE como un foco prioritario: de hecho, el desconocimiento por parte del público hace que sea necesaria una verdadera política de información y comunicación para «mejorar la percepción de la Unión Europea y sus Instituciones, así como su legitimidad, aumentando el conocimiento y comprensión de sus misiones, estructura y logros, estableciendo un diálogo con los ciudadanos». Estos objetivos deberán lograrse reforzando la cooperación interinstitucional y desarrollando actividades descentralizadas y partenariados estructurados con los Estados miembros.

La Comisión ha venido centrando sus esfuerzos en cuatro temas de información prioritarios: la ampliación, el futuro de la Unión, el espacio de libertad, seguridad y justicia y el euro. En 2004 se añadió un quinto tema: el papel de Europa en el mundo.

La estrategia de información y comunicación sobre el euro y la Unión Económica y Monetaria ha adoptado los principios rectores generales expuestos en la citada Comunicación y sobre ellos ha construido, planificando actividades específicas destinadas a grupos específicos y a los interesados en general.

1.2. Objetivos de la estrategia de información y comunicación sobre el euro y la UEM

La estrategia luchará por conseguir los siguientes objetivos en los Estados miembros y en terceros países fuera de la UE:

* contribuir a la sensibilización y el conocimiento por parte del público de los requisitos para que la UEM funcione correctamente, tales como la necesidad de una finanzas públicas saneadas y de coordinar las políticas económicas;

* ofrecer información neutral y objetiva que mejore el conocimiento de los ciudadanos sobre el euro;

* contribuir a una transición armoniosa en los Estados miembros que adopten el euro;

* ofrecer a los medios de comunicación, agentes económicos y responsables políticos en terceros países la información que necesitan sobre cuestiones relacionadas con la UEM, el euro y la economía europea para poder decidir con conocimiento de causa.

Los objetivos de la estrategia son los siguientes:

- aumentar los conocimientos del público sobre el funcionamiento de la UEM;

- lograr una transición armoniosa cuando sea necesaria.

2. Principios generales que sustentan la estrategia de información y comunicación sobre el euro y la UEM

2.1. Descentralización y subsidiaridad

Para ser creíbles y efectivas, las actividades de información y comunicación deben reflejar la cultura, el lenguaje y las preocupaciones de los ciudadanos. Las mejores fuentes de información son las más cercanas al público y las consideradas autorizadas y fiables. Los Estados miembros tienen un papel destacado en la identificación y ejecución de las acciones en consecuencia.

2.2. Coherencia y adaptabilidad de los mensajes

Los mensajes estarán adaptados al país, al público al que van dirigidos y a la situación local con respecto al euro. No obstante, se prestará atención para que tengan una coherencia general.

2.3. Partenariado

La estrategia de comunicación se basará en un partenariado voluntario y operativo con los Estados miembros, que impulse una sinergia entre sus estructuras y conocimientos y las actividades de la UE. La colaboración entre los Estados miembros y la Comisión se regirá por los convenios de partenariado definidos en la Comunicación COM(2004)196.

2.4. Prioridades

Las campañas de información y comunicación sobre el euro y la UEM se pondrán en marcha en todos los Estados miembros de la UE y fuera de la Unión. Para ello, debe darse prioridad a las acciones, instrumentos y objetivos.

En los próximos años, tendrán prioridad los 10 nuevos Estados miembros, especialmente aquéllos que ya están preparados para diseñar y aplicar su estrategia sobre el euro y la UEM.

2.5. Mejores prácticas

Se aplicarán sistemáticamente las mejores prácticas, especialmente las adquiridas durante la transición al euro en 1999 y 2002.

La estrategia de comunicación está basada en actividades descentralizadas y la coherencia la aportarán los convenios de partenariado. Deben definirse las prioridades.

3. Papel de los agentes clave

3.1. Estados miembros

La estrategia de comunicación de la UE irá dirigida a los ciudadanos y operadores económicos de los Estados miembros. Los Estados miembros son, por tanto, los más indicados para crear instrumentos y productos de información y animar a las autoridades regionales y locales, a los servicios y redes de interés público de las organizaciones de la sociedad civil a actuar como enlaces de información.

Las actividades adoptarán la forma, contenido y calendario establecido en los programas de los Estados miembros.

3.2. Comisión Europea

Desde 1995 [2], la Comisión ha adquirido una experiencia considerable en el campo de la información y la comunicación sobre el euro, que seguirá desplegando y poniendo a disposición de los Estados miembros. En el periodo previo al euro antes de 1999 y hasta 2002, desempeñó un papel importante en la preparación, iniciación y coordinación de las actividades de comunicación. Su papel consistirá en:

[2] Publicación del «Libro verde sobre las modalidades de transición a la moneda única» (COM/95/333/ Final).

* Velar por la coherencia de los mensajes;

* Estimular y coordinar las actividades de comunicación de los Estados miembros y de las organizaciones de la sociedad civil;

* Proponer una serie de instrumentos de información y ejecutar actividades específicas;

* Organizar y apoyar las iniciativas de comunicación trasnacionales y las iniciativas de información en países no miembros;

* Gestionar sus propias actividades centralizadas (conferencias, productos de información y de promoción, evaluaciones regulares, etc.).

3.3. Cooperación interinstitucional

La aplicación se basará en objetivos compartidos, acordados por las tres instituciones comunitarias, por medio principalmente del Grupo Interinstitucional de la Información (GII).

El Parlamento Europeo tuvo un papel destacado en el lanzamiento del programa PRINCE. Desde que se creó el programa, la Comisión y el Parlamento han forjado una sólida relación, que seguirá adelante.

La cooperación y la clara delimitación del papel de los Estados miembros, la Comisión, el Consejo y el Parlamento Europeo es crucial para que una campaña de información y comunicación tenga éxito.

4. Responder a las necesidades del ciudadano

4.1. La opinión pública y el euro

Las encuestas de opinión recientes dicen lo siguiente [3]:

[3] Encuestas de junio y septiembre de 2003 sobre la introducción de las monedas y billetes de euro.

4.1.1. Zona euro

La impresión de estar bien informado sobre el euro y la UEM ha aumentado desde 2002. No obstante, los resultados siguen siendo muy variables de un país a otro y el número de personas que piensa únicamente en euros es aun relativamente pequeño. El ciudadano todavía no es plenamente consciente de las implicaciones de la moneda única para las políticas económicas nacionales. Las impresiones negativas que existen [4] pueden hacer más difícil su aceptación en los nuevos Estados miembros. Las estrategias de comunicación en países que adoptarán el euro deberían diseñarse teniendo esto en cuenta.

[4] Por ejemplo, la impresión de que la introducción de los billetes y monedas de euro ha producido un aumento significativo de los precios, que no se corresponde con los índices de precios al consumo.

4.1.2. Países con una cláusula de exclusión (Dinamarca y Reino Unido)

Los daneses están mejor informados que los británicos. Parecen reconocer el aspecto positivo y práctico de utilizar una moneda única. Sin embargo, la mayoría de los daneses piensa que la conversión de los precios nacionales en euros ha sido en cierto modo perjudicial para el consumidor en la zona euro. En comparación con otros Estados miembros, los británicos tienen un nivel de conocimiento sobre el euro muy bajo.

4.1.3. Países con una excepción y países candidatos

La mayoría de los suecos cree estar bien informada pero muchos de los encuestados ignoraban algunos de los datos básicos sobre el euro. Una mayoría cree también que la conversión de los precios nacionales en euros ha sido en cierto modo perjudicial para el consumidor en la zona euro. Debería tenerse presente el «no» en el referéndum en Suecia del 14 de septiembre de 2003, ya que podría influir en el respaldo de la opinión publica en otros países.

En los nuevos Estados miembros y en los países candidatos, el tema del euro y la UEM está directamente relacionado con la adhesión, y se ve como una consecuencia de ésta. Tras un referéndum positivo sobre la adhesión en los países adherentes, no sería de extrañar un nivel similar de respaldo popular al euro.

4.1.4. Terceros países

Una encuesta [5] realizada por la Comisión a través de sus delegaciones y representaciones en terceros países muestra que la sensibilización general respecto del euro a nivel internacional va en aumento. Un proyecto reciente de seguimiento de la prensa durante tres meses en los principales centros financieros fuera de la UE y entre los agentes clave de los medios de comunicación mostró claramente que hay demanda de más y mejor información sobre el euro y la UEM. Preocupa especialmente la eficacia de la gobernanza económica de la zona euro y, más en concreto, la credibilidad del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

[5] Encuesta sobre el uso del euro en efectivo fuera de la UE, Comisión Europea (ECFIN/195/04-EN-13 de abril de 2004).

4.2. Necesidad de información actualizada

Para que tengan éxito, las actividades de comunicación dependen de una percepción exacta de la realidad sobre el terreno. Por lo tanto, se pulsará regularmente la opinión pública por medio de encuestas con el fin de detectar las necesidades y fallos de información y evaluar la eficacia de las campañas. Los mensajes deben enfocarse y adaptarse si cambian las circunstancias, deben ser distintos según el grupo o país al que vayan dirigidos y, en los nuevos Estados miembros, deben tener en cuenta los avances en la preparación y aplicación de la transición al euro.

4.3. Mensajes y valores

Los mensajes se determinarán según los resultados de las encuestas de opinión, la estrategia de la Comisión y los objetivos de la UE. Relacionarán el euro y la UEM con la historia y los beneficios de la integración europea y valores tales como la prosperidad, el crecimiento, la estabilidad, la transparencia de los precios, su aspecto práctico y la identidad. Abarcarán el impacto cultural, económico, social, político, de consumo y empresarial de la UEM y del euro. En los nuevos Estados miembros se facilitará información práctica sobre la transición al euro. El énfasis dependerá de la zona geográfica y de los deseos del Estado miembro.

4.3.1. Zona euro

Por lo que se refiere a la UEM, es necesario seguir explicando su especial arquitectura y por qué son necesarias algunas políticas económicas para que pueda funcionar adecuadamente. Por lo que se refiere al euro, el planteamiento de la comunicación debe tener presente que, dos años después del paso al uso de billetes y monedas en euros, mucha gente sigue calculando en sus antiguas monedas y que pensar en euros probablemente lleve más tiempo.

4.3.2. Países con una cláusula de exclusión (Dinamarca y Reino Unido)

En este caso, el mensaje será que corresponde a los gobiernos nacionales decidir si solicitan adoptar el euro. Por lo demás, la comunicación se centrará tanto en cuestiones prácticas como sustantivas de la UEM. Sería útil la información sobre historias de éxito en otros Estados miembros así como información precisa para luchar contra las ideas equivocadas.

4.3.3. Países con una excepción

En Suecia, tras el referéndum del año pasado, el gobierno tiene previstas actividades específicas de información. La Delegación de la Comisión facilitará folletos e información práctica.

En los nuevos Estados miembros se empleará una estrategia similar a la adoptada anteriormente para la introducción del euro. Las actividades de comunicación se irán introduciendo progresivamente.

En la primera fase, las campañas perseguirán un doble objetivo: enmarcar la transición al euro en un contexto más amplio de la historia de la integración europea y facilitar información sobre las fases de integración económica, las razones de la UEM, la estabilidad que puede aportar y cómo funciona.

Una vez fijada la fecha del paso al euro, la segunda fase animará a los gobiernos, bancos y grandes empresas a prepararse sin demora para la transición, explicando las implicaciones operativas y la necesidad de una preparación previa.

En la última fase, las campañas informativas serán más intensivas y a mayor escala. Irán destinadas al público en general y se adaptarán a las necesidades específicas de los distintos grupos de población, por ejemplo, miembros vulnerables de la sociedad (ancianos, discapacitados, personas económicamente desfavorecidas, etc.), jóvenes (especialmente escolares), mujeres o población rural. Se seguirá haciendo un esfuerzo especial con las empresas, especialmente las pequeñas y medianas, y los trabajadores por cuenta propia.

4.3.4. Países candidatos

Los mensajes deberían reflejar el lapso de tiempo más prolongado de su proceso de adhesión. Las actividades de comunicación se incrementarán según se vaya acercando la adhesión de cada país.

4.3.5. Terceros países

Los mensajes deberían centrarse en los beneficios del euro, el marco de estabilidad de la UEM y el tipo de gobernanza económica que rige en la zona euro, el euro como divisa internacional, la utilización internacional del euro y el euro como modelo a imitar en otros procesos de integración económica regionales.

4.4. Grupos destinatarios

Dentro de las categorías citadas de países, la información y comunicación debe centrarse tanto en grupos destinatarios específicos (por ejemplo, representantes políticos, sociedad civil, medios de comunicación y mundo empresarial) como en el público en general.

4.5. Instrumentos de la estrategia de comunicación

La estrategia adoptará un enfoque multimedia y multidisciplinar. Se utilizarán todos los instrumentos de comunicación dependiendo del calendario, el presupuesto disponible y los destinatarios:

* Se realizarán publicaciones, prospectos y folletos;

* Se utilizarán ampliamente métodos modernos de comunicación (Internet, CD-ROM, etc.) que permitan divulgar la información de manera eficiente con bajo coste;

* Se facilitará una gama de productos de promoción que resulten atractivos;

* Cuando sea oportuno, se utilizarán servicios de información al público (número de teléfono gratuito, etc.), instrumentos de información local (info-bus, exposiciones itinerantes, veladas informativas, etc.) e instrumentos adaptados a grupos específicos de la población (invidentes y personas con deficiencias visuales, analfabetos, personas económicamente desfavorecidas, ancianos, etc.) en los países que están preparando la introducción del euro;

* Se organizarán conferencias, seminarios, exposiciones y otros actos públicos;

* Se recurrirá activamente a las redes y enlaces de información y otros socios naturales para divulgar y dar difusión a los mensajes;

* Cuando se acerque el cambio al euro, la radio y la televisión serán instrumentos esenciales en la parte de la estrategia dedicada al público en general.

Son esenciales las encuestas regulares por países para definir el alcance, los mensajes y los valores de la comunicación y medir el impacto de la campaña y la eficacia de los instrumentos utilizados.

5. Aplicación de la estrategia de información y comunicación - Componente principal

5.1. Partenariado con los Estados miembros

5.1.1. Coordinación

La Comisión, los Estados miembros y el Banco Central Europeo coordinarán sus actividades de comunicación. Para ello, la Comisión seguirá trabajando estrechamente con los directores de comunicación de los Ministerios de Hacienda y los Bancos Centrales de los Estados miembros y con el Banco Central Europeo, dentro de la «Red de directores de comunicación», que tendrá un papel central en la definición y ejecución de la estrategia y en vincularla a otras actividades en los Estados miembros. Habrá un intercambio de información permanente entre la «Red de directores de comunicación» y la «Red de administración pública» [6].

[6] La red de representantes de los Estados miembros responsables de la transición al euro.

5.1.2. Convenios

El partenariado entre la Comisión y los Estados miembros permitirá utilizar al máximo la propia capacidad de comunicación de los Estados miembros. Una parte sustancial del presupuesto disponible se empleará por ello en el partenariado con los Estados miembros. Las actividades deben abarcar varios años. Debe disponerse de recursos presupuestarios suficientes durante un amplio periodo con el fin de cubrir un programa plurianual.

Los partenariados Comisión - Estado miembro pueden revestir una de estas tres formas [7]:

[7] Véase la Comunicación de la Comisión sobre «la aplicación de la estrategia de información y comunicación de la Unión Europea» (COM(2004)196 final).

* Partenariados estratégicos, en los que el Estado miembro y la Comisión acuerdan los detalles de un programa de comunicación y una división de tareas entre los dos socios, y cada parte paga el coste total de las actividades que realiza. No existe una relación financiera directa entre la Comisión y el Estado miembro.

* Partenariado de gestión, en el que el Estado miembro gestiona toda la campaña en nombre de la Comisión, de conformidad con el Reglamento Financiero de la UE.

* Partenariados específicos, en los que la Comisión contribuye a los gastos realizados por el Estado miembro. Los costes de subcontratación son subvencionables si se han realizado de conformidad con las directivas sobre contratación pública.

5.1.3. Partenariado con nuevos Estados miembros

Con el fin de crear fácilmente partenariados con cada nuevo Estado miembro, se propone dividirlos en tres grupos, de acuerdo con la siguiente lista indicativa:

>SITIO PARA UN CUADRO>

Los grupos se constituirán basándose en los planes y el progreso hacia la UEM de los países, evaluados según los informes de convergencia.

Las distintas partes (Estado miembro, Parlamento y Comisión) deben acordar:

* Objetivos;

* Plan de comunicación: estrategias, mensajes, grupos destinatarios, etc.;

* Plan detallado de acción en cuanto a calendario, productos, medios de comunicación, instrumentos, etc.;

* Papel de cada una de las parte, tanto a nivel nacional e internacional como local;

* Aspectos financieros: normas de cofinanciación e importes, actividades subvencionables, reducción de la aportación de la Comisión si se reduce la aportación nacional;

* Seguimiento, evaluación y control;

* Imagen compartida (logotipos, etc.).

5.1.4. Partenariado con otros Estados miembros

Si fuera necesario, podrían concertarse partenariados entre la Comisión y los otros 15 Estados miembros.

5.2. Programa de hermanamiento entre antiguos y nuevos Estados miembros

Se creará un programa de hermanamiento sobre el euro y la UEM entre antiguos y nuevos Estados miembros mediante el que los antiguos Estados miembros, si así lo desean, puedan cooperar y asistir a los nuevos Estados miembros en el diseño y aplicación de su estrategia de información y comunicación sobre el euro y la UEM. Esto ayudaría enormemente a difundir las mejores prácticas y a transferir la experiencia.

5.3. Creación de redes, enlaces de información y otros socios naturales

Además de sus propias delegaciones y representaciones, la UE tiene más de 700 enlaces y redes de información y documentación en los antiguos Estados miembros. En los nuevos Estados miembros se irán desarrollando gradualmente durante los próximos años. Están coordinados e impulsados por la Comisión [8]. También hay unos 550 conferenciantes del Equipo Europa. Su experiencia, flexibilidad y proximidad inmediata a la sociedad civil y al público en general hacen especialmente útiles estas redes.

[8] Gestionados por la DG PRESS.

En estrecha coordinación con el portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios, se organizarán seminarios de información para periodistas especializados en economía con el fin de fomentar la cobertura de las actividades relacionadas con el euro y la UEM en la prensa y los medios de radiodifusión de la UE y de terceros países.

5.4. Conferencias y seminarios

Las conferencias y seminarios reforzarán la creación de redes. Circularán regularmente exposiciones y stands con publicaciones.

5.5. Evaluación y reacciones

Con el fin de que la Comisión y los Estados miembros se fijen, y si es necesario, ajusten los objetivos de comunicación y evalúen el avance conseguido para lograrlos, se realizarán encuestas cualitativas y cuantitativas.

5.6. Actividades de información externa

La Comisión tiene muy avanzados sus planes para organizar una serie conferencias y seminarios en EE.UU., África, Asia y América Latina. Su objetivo son los líderes institucionales y de opinión y personalidades mediáticas, periodistas y principales medios de comunicación. También se intensificarán las relaciones con periodistas mediante reuniones regulares y especializadas, específicamente en el contexto de conferencias y seminarios.

Por último, se organizará en terceros países un programa de seguimiento de los medios de comunicación, en el que participará el portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios para determinar cómo se perciben en los principales centros financieros de fuera de la UE la UEM, el euro y la economía europea.

5.7. Publicaciones y otros productos informativos

Además del sitio Internet de la Comisión sobre el euro y de productos especializados para grupos económicos más específicos, tales como «Economía Europea», aumentaremos el esfuerzo para ofrecer al público en general un programa de publicaciones y productos de promoción.

La Comisión publicará un boletín, en papel y en formato electrónico. También debería aumentarse el número de productos de promoción (con el símbolo del euro). Se facilitará una amplia gama de material informativo (prospectos, folletos, carteles, etc.).

5.8. Partenariado con empresas y sociedad civil

El sector empresarial y la sociedad civil son los destinatarios naturales de nuestras actividades de información y comunicación. No obstante, dichas actividades están organizadas, en principio, a nivel local o de Estado miembro y, por consiguiente, serán los Estados miembros los que trabajen directamente con estos sectores. Sin embargo, la Comisión puede completar estas actividades directa o indirectamente, por ejemplo trabajando con organizaciones paneuropeas.

5.9. Actividades sin coste directo

Está prevista una serie de actividades sin coste directo, especialmente en el campo de la creación de redes, tales como la cooperación con centros existentes de información y documentación sobre la UE o el desarrollo del sitio Internet. El objetivo es crear y gestionar una red de información sobre la política económica de la UE y el euro. También pueden utilizarse para divulgar la información otras redes existentes en los Estados miembros.

Se establecerán lazos con las principales fuentes de información práctica que, además de los gobiernos y los bancos centrales, podrían también incluir bancos comerciales y otras instituciones financieras, asociaciones de consumidores, fabricantes y el sector minorista y de distribución.

5.10. Evaluación de la estrategia

De conformidad con el artículo 27 del Reglamento Financiero [9], se evaluará la estrategia con el fin de ajustarla si fuera necesario.

[9] Reglamento (CE, Euratom) n° 1605/2002 del Consejo, de 25 de junio de 2002, por el que se aprueba el Reglamento financiero aplicable al presupuesto general de las Comunidades Europeas.

La Comisión informará sobre cualquier ajuste dentro de los próximos dos años.

* Las principales áreas de comunicación serán: partenariado con los Estados miembros, programa de hermanamiento, partenariado con la empresa y la sociedad civil, creación de redes con enlaces de información y otros socios naturales, evaluación y reacciones, actividades de información externa y publicaciones y otros productos informativos.

* Una evaluación regular de las acciones realizadas y una evaluación en profundidad de la estrategia permitirán realizar ajustes si fueran necesarios.

6. Conclusiones

La presente Comunicación propone una estrategia de información y comunicación sobre el euro y la UEM que forma parte de la política general de la Comisión Europea. La estrategia se basa en unos cuantos principios sencillos: descentralización y subsidiaridad, coherencia del mensaje y partenariado con los Estados miembros. Los Estados miembros desempeñan un papel destacado para señalar y ejecutar las acciones y la Comisión, por su parte, estimula y coordina las diversas acciones y gestiona las actividades centralizadas.

Una gran parte del presupuesto se destinará a actividades realizadas en partenariado con los Estados miembros. A la vista de la gama de objetivos perseguidos y de los mensajes que se quieren trasmitir y de los distintos calendarios, las actividades deben abarcar varios años y deben aportarse recursos presupuestarios suficientes para toda su duración.

FINANCIAL STATEMENT

Policy area(s) : Economic and Financial Affairs

Activit(y/ies): 01 02 04 - Communication on Economic and Monetary Union, including the Euro

Title of action: Implementation of a Communication Strategy on the Euro and Economic and Monetary Union

1. BUDGET LINE(S)+HEADINGS

01 02 04 PRINCE - Communication on Economic and Monetary Union, including the euro

2. OVERALL FIGURES

2.1. Total allocation for action: EUR6.000.000 for commitment in 2004.

2.2. Period for application: 2004-2006.

2.3. Overall multi annual estimate of expenditure:

(a) Schedule of commitment appropriations/payment appropriations:

>SITIO PARA UN CUADRO>

(b) Technical and administrative assistance and support expenditure:

>SITIO PARA UN CUADRO>

(c) Overall financial impact of human resources and other administrative expenditure:

>SITIO PARA UN CUADRO>

2.4. Compatibility with financial programming and financial perspective

Proposal is compatible with existing financial programming. Consistency will be required with financial perspectives.

2.5. Financial impact on revenue

Proposal has no financial impact on revenue.

3. BUDGET CHARACTERISTICS

>SITIO PARA UN CUADRO>

4. LEGAL BASIS

Measures taken by the Commission by virtue of its institutional prerogatives.

5. DESCRIPTION AND GROUNDS

5.1. Need for Community intervention

5.1.1. Objectives pursued

The information and communication strategy for the EMU and the euro is part of the overall "Information and Communication Strategy for the European Union" (COM(2002)350 final) and its implementation (COM(2004)196 final) which have been adopted by the Commission.

The objectives pursued are, on one hand to increase public knowledge within and outside the European Union on how EMU works; and on the other hand to achieve a smooth changeover where it is required. Communication on the EMU and the euro, issues that remain a priority for the European Union, will be based on both a strengthening on interinstitutional cooperation and the development of structured partnerships with the Member States, while continuing to ensure overall consistency.

The communication strategy is based on decentralised activities while consistency will be ensured within partnerships' agreement between the Commission and Member States. In this context, twinning agreements between old and new Member States will be concluded, so the old Member States can share their experience and best practices acquired in the activities during the changeover to the euro in 1999 and 2002.

In order to achieve this, cooperation and well defined role between Member States, the Commission, the Council and the European Parliament is an important key for a successful information and communication campaign. The Commission will report to the Member States and to the European Parliament on the ongoing evaluation of its communication activities.

In order to be successful, the activities have to be adapted and targeted to a specific audience. Therefore, regular quantitative and qualitative surveys on a country-by-country basis are absolutely essential to define the scope of the communication, the messages and values to be addressed, and to measure the impact of the campaign and the efficiency of the tools.

Measures have also to be implemented in a new context shaped by the implications of the entry into force of the new Financial Regulation and implementing rules and by the need to adjust the available resources to the implications of the enlargement.

5.1.2. Measures taken in connection with ex ante evaluation

The communication from the Commission "on the implementation of an information and communication strategy on the euro and the EMU" has taken into account most of the relevant recommendations expressed in the evaluation [10] report made by Deloitte & Touche and Burson - Marsteller. The Commission had already implicitly learned many of the lessons of the previous Prince programme on the euro.

[10] « Evaluation of the information programme for the European citizen « the euro-one currency for Europe", Deloitte & Touche and Burson-Marsteller, Final Report ECFIN/R/4/2002/04, August 2003. http://europa.eu.int/comm/economy_finance/about/evaluation/evaluation_princeeuro_en.htm

First of all, the Commission will continue to act in areas and on a manner which has proven its efficiency. The Commission will remain to play an acknowledged direct role in raising awareness of key issues. The same will apply to its partnerships with Member States. The practice of co-financing through joint conventions with the Member States, combined with activities managed by the Commission and exchange of experience via regular meetings of national Directors of communication, was an innovative and broadly successful approach which will continue to be the motor of the communication activities.

Secondly, the information and communication strategy for the euro and EMU is part of the overall "Information and Communication Strategy for the European Union" (COM(2002)350) and its implementation (COM(2004)196) adopted by the Commission. It will thus slot into the overall play of Member States' communication policy, providing value added and a tangible European dimension to the democratic debate in each Member State. The optimal approach is for all the stakeholders to play their respective role with transparency, clarity of objectives, appropriate resource levels and equitable sharing of their financial responsibilities.

Finally, in order to ensure a clear basis for the subsequent assessment of the strategy an exercise will take place before the end of 2004 to establish a framework for its evaluation, with the emphasis on establishing SMART objectives and identifying appropriate indicators and data sources.

5.1.3. Measures taken following ex post evaluation

Deloitte & Touche and Burson-Marsteller conducted an evaluation of the previous PRINCE programme on the euro. This evaluation deals with the Commission's role in the information campaign which accompanied the introduction of the euro and how the Commission handled this unique communication challenge strategically and operationally.

This evaluation is mainly centred on information actions directly or indirectly implemented between 1996 and 2002 by the Commission, and financed through the PRINCE programme. During this period a number of texts and actions were also adopted and implemented by the Commission (referred to as "no-cost" actions in the evaluation), with the primary objective of preparing for the introduction of the euro, and some of which included elements aimed at communicating with and informing target audiences.

In this context, a limited number of these initiatives were covered in the evaluation. However, the evaluator was not specifically asked to address this type of initiative in a systematic way and, as a consequence, most of those introduced by the Commission during the three-year transition period are not mentioned in the report. The evaluation of the Commissions' contribution is rather qualitative than quantitative.

The main findings of the evaluation are that, facing a unique challenge, the Commission did its job properly. A number of the Commission activities were well received. "On the strategic side, the Commission:

* Established the communication framework,

* Drew attention at an early stage to key issues for the campaign, and

* Organised exchange of information and dissemination of good practice.

On the operational side, the Commission:

* Provided materials and technical support for the media and specialised audiences,

* Supplied basic information for the general public,

* Participated in implementation of national communication plans, and

* Sought to ensure consistency.

It did this through:

* Partnership agreements on the co-financing of Member States campaigns,

* Direct action,

* Funding projects run by civil society organisation."

Finally, the evaluation proposed a series of recommendations (58), of which 20 are strategic and 38 are on general management issues. Regarding this communication "on the implementation of an information and communication strategy on the euro and the EMU", the recommendations can be classified into 5 groups:

* 31 % of the recommendation have to be discussed with the Member States and eventually included in the future Partnership agreements;

* 24 % of the recommendation are already in application;

* 19 % of the recommendation depend on decision to be taken at the Commission level;

* 17 % of the recommendation are not top priority and will be executed if the necessary budget and resources are available;

* 9 % of the recommendation are not realistic.

5.2. Actions envisaged and budget intervention arrangements

The actions envisaged concern: general information activities conducted in partnership with Member States, including a twinning programme between old and new Member States; partnership with business and civil society; networking, information relays and other natural partners; measurement, feedback; external information activities; and publications and other information products.

5.3. Methods of implementation

The objectives will be pursued through seven types of action:

- Partnership with the Member States

In the context of the Commission's communications of 2 July 2002 on an information and communication strategy for the European Union (COM(2002)350 final) and of 20 April 2004 on implementing the information and communication strategy for the European Union (COM(2004)196 final); and with reference to the provisions of the new Financial Regulation, the implementation of information and communication activities vie the Member States is based on a partnership between the Commission and the Member States.

Three types of partnership can be considered:

1) Management partnership: a system implemented through indirect centralised management which devolves, via a Commission decision, the management of information activities onto the Member States.

2) Ad hoc partnership: consists simply in the cofinancing of specific measures carried out by the Member States, which are the final beneficiaries of grants (awarded on the basis of a Commission decision [11]) and not intermediaries in the implementation of the strategy. This option allows a framework agreement (flanked by specific agreements) to be concluded for a four-year period.

[11] Intended to validate the de jure or de facto monopoly of the grant beneficiary (Member State) according to the action envisaged

3) Strategic partnership: measures are financed separately but complementarily on the basis of a joint communication plan.

- Twinning programme between old and new Member States, as being part of the Partnership with the Member States

In the context of this twinning programme, old Member States will help new Member States on the design and implementation of their information and communication strategy, by the dissemination of their own useful experience and best practices.

- Networking, information relays and other natural partners

The information relays and networks from the Commission and from the Member States are close to civil society, and therefore particularly useful for the implementation of the information and communication campaign on the EMU and the euro.

Besides a number of other no-direct-cost activities (such as "Maintenance of Internet homepage and launch of a new section"), we plan to circulate publications stands and exhibitions in public events; to organise a conference on the EMU and the euro; and to organise a seminar and meetings with the Directors of Communication of Ministries of Finance and Central Banks of the Member States.

Special attention will be given to relations with the media and journalists to encourage balanced reporting of EMU/euro activities in the press and broadcast media in the EU and in third countries. Therefore, information seminars for economic journalists will be organised.

As far as working relations with business and civil society and with the media are concerned, even if the Commission's primary partnership should be formed at Member State level, there is room for complementarities and the Commission can contribute directly or indirectly to the activities of these sectors.

- Measurement, monitoring and feedback

Regular surveys on a country-by-country basis are essential to define the scope, messages and values of the communication, and to assess the consequent impact of the campaign and its constituent activities. Several surveys, both qualitative and quantitative, will be carried out in order to assess the effectiveness of the activities, with a view their reorientation, when necessary.

The information generated from measurement, monitoring and feedback activities will also feed into the overall evaluation of the strategy that will take place in 2006.

- External information activities

The Commission has advanced plans to have a series of conferences and seminars particularly in the USA, Africa, Asia and Latin America targeted to institutional and opinion makers, as well as to media influencers, journalists and key media. The relations with the media will be intensified and a media monitoring programme will be organised in third countries.

- Publications and other information products

Besides specialised publications, the Commission will publish a newsletter in paper and electronic form and increase the number of PR and information material.

6. FINANCIAL IMPACT

6.1. Total financial impact for the operational part

6.1.1. Financial intervention

>SITIO PARA UN CUADRO>

6.1.2. Technical and administrative assistance and support expenditure

>SITIO PARA UN CUADRO>

6.2. Calculation of costs by measure envisaged for 2004

Commitments:

>SITIO PARA UN CUADRO>

7. IMPACT ON STAFF AND ADMINISTRATIVE EXPENDITURE

7.1. Impact on human resources

>SITIO PARA UN CUADRO>

The human resources requirements identified for the options described in point 5. are estimated as follows:

Activities // Human resources required

Partnership with the Member States: preparation of agreements in the context of the partnerships with the Member States and technical assistance for their implementation (including twinning programme between old and new Member States) // 1 AD

2 AST 1 /AST 11

Networking, information relays and other natural partners (including Partnership with business and civil society) // 1 AD

2 AST 1/AST 11

Measurement, feedback // 1 AD

0.5 AST 1/AST 11

External information activities // 1 AD

1 AST 1/AST 11

Publications and other information products // 1 AD

1.5 AST 1/AST 11

7.2. Overall financial impact of human resources

No financial impact on human resources in 2004-2006.

7.3. Other administrative expenditure deriving from the action

The needs for human and administrative resources shall be covered within the allocation granted to the managing DG in the framework of the annual allocation procedure.

8. FOLLOW-UP AND EVALUATION

8.1. Follow-up arrangements

For the partnerships with the Member States, as well as for the other communication actions described in point 5., all the activities are regularly monitored by the operational units in the Directorate General Economic and Financial Affairs.

8.2. Arrangements and schedule for evaluation

In accordance with provision from the financial regulation [12] which states that "all programmes or activities shall then be the subject of an interim and/or ex post evaluation in terms of the human and financial resources allocated and the results obtained in order to verify that they were consistent with the objectives set", due evaluation of the information and communication strategy will be undertaken. This will be an external evaluation (after an open procedure call for tender) and will take place in the course of 2006, with full findings being available at the latest in the first quarter of 2007.

[12] Article 27 of the Financial Regulation and Article 21 of the Implementing Rules.

9. ANTI-FRAUD MEASURES

The provisions of the financial rules relating to implementation of the budget, with special reference to monitoring measures, will be put into effect.

As far as grants are concerned, the agreements concluded between the Commission and beneficiaries allow for on-the-spot checks by the Commission or the Court of Auditors and OLAF at the premises of the direct beneficiary of the Community grant and the eventuality of requiring documentary evidence for any expenditure made under such agreements for a period of five years following payment of the balance of the grant.

Grant beneficiaries are furthermore required to submit reports and financial statements, which are analysed from the point of view of content and eligibility of expenditure (which include a full summary statement of all expenses and income accounted for in the books of the beneficiary), bearing in mind the purpose of the Community funding.

It should be stressed that the checks carried out before payments are made will cover any objective evidence that the grant beneficiary can supply, such as the certification of financial documents.

Top