Help Print this page 
Title and reference
Informe de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo - Funcionamiento del Control de Seguridad de Euratom en 2002

/* COM/2003/0764 final */
Languages and formats available
Multilingual display
Text

52003DC0764

Informe de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo - Funcionamiento del Control de Seguridad de Euratom en 2002 /* COM/2003/0764 final */


INFORME DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO Y AL CONSEJO - Funcionamiento del Control de Seguridad de Euratom en 2002

1. Resumen

El año 2002 fue decisivo para El Control de Seguridad de Euratom. En 2001, la Comisión nombró un Grupo de expertos de alto nivel para que examinara los objetivos y los medios de la antigua Oficina de Control de Seguridad de Euratom. Basándose en el informe final elaborado por aquel, la Comisión adoptó una nueva declaración de objetivos de la antigua Oficina y dio instrucciones para que se integrara plenamente en la DG TREN. Con este fin, el 26 de junio de 2002, se crearon dos nuevas Direcciones: la Dirección H (Seguridad y Protección Nuclear) y la Dirección I (Inspección Nuclear).

La adopción de la nueva declaración de objetivos supondrá modificaciones importantes de los planteamientos utilizados para la ejecución de los controles de seguridad de Euratom. De ahí que se crearan estructuras destinadas a ofrecer nuevos conceptos y orientaciones que permitan avanzar en la incorporación de los nuevos planteamientos. Desde el punto de vista interno se crearon grupos de trabajo compuestos de personal experimentado de las Direcciones H e I. Externamente se puso en marcha un grupo consultivo (SAGES), formado por expertos de alto rango en el ámbito del control de seguridad.

En marzo de 2002, la Comisión adoptó la propuesta del nuevo Reglamento relativo a la aplicación del control de seguridad de Euratom y la remitió al Consejo para su aprobación. El nuevo Reglamento tiene por objeto actualizar el Reglamento (Euratom) nº 3227/76, que está vigente en la actualidad, con arreglo a los avances legales y técnicos, en concreto los Protocolos Adicionales a los Acuerdos concluidos entre los Estados miembros, la Comunidad y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), las modernas técnicas de transmisión de datos y a una política coherente en materia de control de seguridad en residuos. Los debates con el Consejo han avanzado bastante bien y se espera que el nuevo Reglamento entre en vigor a finales de 2003.

De los quince Estados miembros, once de ellos habían ratificado a finales de 2002 los Protocolos Adicionales a los Acuerdos de control de seguridad concluidos entre la Comunidad, los Estados miembros y el OIEA. Mientras tanto se organizaron ejercicios conjuntamente con el OIEA y algunos Estados miembros para estudiar los aspectos prácticos de la puesta en aplicación y elaborar los procedimientos de aplicación necesarios. Actualmente se está creando una base de datos para llevar a cabo el seguimiento de los Protocolos Adicionales cuando estén vigentes.

Con el fin de mejorar la transparencia se celebró un seminario al que asistieron 110 representantes de los Estados miembros y de instalaciones nucleares, en el que se informó a los participantes acerca de la aplicación del nuevo Reglamento y los Protocolos Adicionales, así como sobre los nuevos objetivos del Control de Seguridad de Euratom. Con el mismo objetivo de mejorar la transparencia, se invitó a todas las instalaciones nucleares de primer orden de la Unión Europea a cumplimentar un cuestionario sobre su opinión acerca de la imagen y la calidad del Control de Seguridad de Euratom. Las respuestas, en general positivas, son alentadoras.

Se cree que la ampliación no planteará dificultades prácticas importantes. A finales de 2002, el proyecto de preparación de equipos y programas informáticos para la notificación de material nuclear, destinados a los Estados de la ampliación, había entrado en su fase final.

A finales de 2002, la cantidad total de plutonio sometido al control de seguridad de Euratom era de 569 toneladas, es decir, once toneladas más que a finales de 2001. De igual modo, la cantidad total de uranio sometido al citado control aumentó hasta 318 710 toneladas. A pesar del aumento de las cantidades sometidas a control, una cuidadosa racionalización de las actividades de inspección y el establecimiento de prioridades para llevarlas a cabo hicieron posible reducir un 5% los días de inspección en comparación con 2001.

Se procesaron y comprobaron los informes sobre flujos e inventarios de material nuclear elaborados por los responsables de las instalaciones de conformidad con el Reglamento (Euratom) nº 3227/76. En total se recibió más de un millón de líneas de datos, la mayoría en formato electrónico. Todos los errores e incoherencias observados fueron corregidos satisfactoriamente por los operadores interesados. A su vez, el Control de Seguridad de Euratom facilitó al OIEA los informes contables que la Comunidad proporciona en cumplimiento de las obligaciones contraídas en virtud de los Acuerdos de control de seguridad concluidos con el citado organismo. Todos los informes se facilitaron a tiempo y en el formato adecuado.

Gracias a las actividades de inspección realizadas en 2002 se detectaron diversas discrepancias e incoherencias. No obstante, en investigaciones posteriores se llegó a la conclusión de que no se habían desviado materiales nucleares. De igual modo, en los análisis de datos realizados en la oficina central no se hallaron pruebas que demostraran que se hubiesen desviado materiales nucleares. El informe del OIEA sobre la aplicación de las salvaguardias en 2002 llega a la conclusión de que no hay pruebas de que se hayan desviado materiales nucleares o utilizado incorrectamente equipos o instalaciones sujetos al control de seguridad del OIEA.

2. Base jurídica del control de seguridad de euratom

El objetivo del Control de Seguridad de Euratom es velar por que en la Unión Europea los materiales nucleares no se desvíen de su uso previsto y que se respeten las obligaciones de control de la Comunidad derivadas de un acuerdo con un tercer país o una organización internacional. El capítulo VII del Tratado constitutivo de la Comunidad Europea de la Energía Atómica, conocido normalmente como Tratado Euratom, y el Reglamento (Euratom) nº 3227/76, modificado, por el que se aplica aquel, constituyen la base jurídica del control de seguridad de Euratom [1].

[1] Para mayor información, véanse los capítulos 2 y 3 del Informe anual 1999-2000 (COM(2001) 436 final).

3. Objetivos y funcionamiento del Control de Seguridad de Euratom

3.1. Informe del grupo de expertos de alto nivel y nivel de aplicación

Con el fin de examinar el funcionamiento de la antigua Oficina de Control de Seguridad de Euratom (OCSE), en junio de 2001, la Comisión comisionó un Grupo de expertos de alto nivel [2] para que elaborase un informe al respecto. Éste se concluyó a principios de 2002 y se presentó en febrero de ese mismo año a Doña Loyola de Palacio, Vicepresidenta de la Comisión y Comisaria de Energía y Transportes. La información vertida en el informe elaborado por el mencionado grupo de expertos y las recomendaciones que éstos hicieron son los elementos en los que se basó la Comisión para adoptar la decisión de 26 de junio de 2002 [3], de acuerdo con la cual se reorganizaron los servicios de la DG TREN que se ocupan del ámbito nuclear y se adoptó una nueva declaración de objetivos para el Control de Seguridad de Euratom.

[2] El grupo estaba compuesto por los Sres. Christopherson, Eliat y Pellaud.

[3] Actas de la 1773 reunión de la Comisión, PV(2002) 1573 final.

En su decisión de 26 de junio de 2002, la Comisión tomó nota de los resultados del informe del grupo de expertos de alto nivel, adoptó la declaración de objetivos que se incluye en él y aprobó la creación de un Grupo Consultivo Científico sobre el Control de Seguridad de Euratom (SAGES [4]), encargado de asesorar a aquella sobre la aplicación de la nueva declaración de objetivos, en particular sobre la nueva definición de los planteamientos generales del control de seguridad.

[4] El grupo SAGES lo componen los Sres. Pellaud, Loos y Schenkel.

Gracias a la decisión de la Comisión de fecha 26 de junio de 2002, ya se han puesto en práctica las primeras medidas relativas a la evaluación y la aplicación de las recomendaciones del grupo expertos de alto nivel, es decir la reintegración de la OCSE en la DG TREN, la adopción de la nueva declaración de objetivos y la creación del grupo SAGES. Con relación a las demás recomendaciones efectuadas, es evidente que se necesitará más tiempo para evaluarlas y, según convenga, ponerlas en práctica en la medida necesaria.

Se inició un análisis pormenorizado de los requisitos y características generales de los nuevos planteamientos sobre control de seguridad aplicables a todos los tipos de instalaciones nucleares, para lo que se recurrió a varios grupos de trabajo internos. El reexamen de las modalidades de cooperación de la Comisión con los operadores nucleares y con el OIEA no podrá ponerse en marcha mientras no se haya preparado internamente un esbozo general del nuevo concepto.

3.2. Reorganización y nueva declaración de objetivos

3.2.1. Reorganización

En vista de la fragmentación de los servicios que se ocupan de las cuestiones nucleares, en 1999, la Comisión inició un ejercicio encaminado a agrupar y racionalizar sus actividades en el ámbito nuclear. Con este objetivo en mente, la reorganización decidida el 26 de junio de 2002 se tradujo en la creación de dos nuevas direcciones dentro de la DG TREN, una encargada de la seguridad y protección nuclear (Dirección H) [5] y la otra, de las inspecciones nucleares (Dirección I).

[5] El 16 de febrero de 2003 se dio un nuevo paso mediante la integración en la Dirección H de una unidad encargada de la protección contra las radiaciones.

3.2.2. Nueva declaración de objetivos

La nueva declaración de objetivos, que se adoptó también mediante la misma decisión de la Comisión de 26 de junio de 2002, expone las orientaciones básicas de las actividades de la Comisión en el ámbito de las inspecciones nucleares. En ella se subraya la necesidad de que las prácticas actuales, que se basan casi exclusivamente en la realización de comprobaciones independientes, se canalicen hacia una situación en la que la calidad y la eficacia de los sistemas de medición y control de los operadores nucleares se tengan en cuenta al evaluar las actividades en materia de controles de seguridad que deben realizarse en una instalación nuclear. Además, en la declaración de objetivos se pide que se definan de nuevo las modalidades de cooperación con el OIEA, para evitar una duplicidad de actuaciones y mejorar la eficacia.

3.3. Preparación del nuevo Reglamento

3.3.1. Situación - Debates en el Consejo

Tal como se indica en el informe del año pasado, el proyecto de nuevo Reglamento relativo a la aplicación de las disposiciones sobre el control de seguridad de Euratom fue aprobado por la Comisión el 22 de marzo de 2002 con el número COM(2002)99 y ese mismo día se envió al Consejo para su aprobación. En los debates que se celebraron en el Consejo se abordaron las cuestiones que se exponen a continuación y se buscaron soluciones de compromiso:

* Protección y confidencialidad de los datos facilitados por el operador a la Comisión.

* Amplitud de la información sobre materiales nucleares uncluída en los registros conservados por los operadores.

* Amplitud y pormenores de los informes sobre los materiales nucleares contenidos en los residuos.

* Duración del periodo transitorio concedido a los operadores para la adaptación de sus métodos de contabilidad al nuevo formato de informe.

* Mecanismo de exenciones para usuarios que empleen con fines no nucleares materiales nucleares en su forma de utilización final.

La marcha de los debates en el Consejo permite ser optimistas en cuanto a la aprobación del nuevo Reglamento por parte de aquel, antes de la entrada en vigor de los Protocolos Adicionales y de la ampliación de la UE.

3.3.2. Seminario destinados a los interesados

A petición de la Presidencia danesa, la Comisión celebró un seminario informativo en torno a dos temas:

* Cuestiones técnicas y calendario para la aplicación del nuevo Reglamento Euratom (COM(2002)99), y preparación de la Comisión para la puesta en vigor de los Protocolos Adicionales.

* Nuevos objetivos del Control de Seguridad de Euratom a raíz del informe elaborado por el grupo de expertos de alto nivel y de desarrollo de nuevos planteamientos de control de seguridad.

El seminario se celebró en Luxemburgo los días 12 y 13 de diciembre de 2002, y a él asistieron 110 representantes de instalaciones nucleares y autoridades nacionales de los Estados miembros de la UE.

Una parte importante del seminario fueron las sesiones prácticas, en las que los participantes pudieron utilizar los programas informáticos que está creando la Comisión y que permiten la notificación, de acuerdo con el nuevo Reglamento, de datos sobre contabilidad y datos que deben comunicarse según los Protocolos Adicionales.

En la sesión de clausura del seminario se indicó que la Comisión prestaría a los operadores toda la ayuda posible para facilitar la aplicación del nuevo Reglamento. Asimismo se señaló que la opinión de los operadores sobre las actividades de Euratom se tendrá en cuenta al examinar la nueva orientación que se vaya a dar a los métodos y planteamientos de control de seguridad en las instalaciones nucleares. En esa misma sesión se afirmó también que se seguirían estudiando los planteamientos de garantía de la calidad, que abarcan auditorías del sistema de contabilidad del operador así como un análisis de riesgos, para evitar inspecciones innecesarias.

4. Actividades de verificación de Euratom

4.1. Contabilidad del material nuclear

En el territorio de la Unión Europea se realizan todas las actividades del ciclo de los combustibles nucleares, si bien su distribución entre los Estados miembros no es homogénea. Los inventarios de material nuclear de las instalaciones sometidas a control de seguridad no cesan de aumentar. Por ejemplo, las existencias de plutonio en la última década pasaron de 203 toneladas en 1990 a unas 569 a finales de 2002. Estas existencias cobran un interés especial en lo tocante al control de seguridad debido a su carácter sensible. En el mismo periodo, el inventario total de uranio en la Unión Europea pasó de 200 400 toneladas a unas 319 000 a finales de 2002 (cuadro nº 1).

Los operadores de instalaciones nucleares notifican todos los inventarios y flujos de material nuclear a la Oficina de Control de Seguridad de Euratom. Estos informes representaron el año pasado más de 1 millón de líneas de contabilidad, la gran mayoría de las cuales se recibió por medios electrónicos. Todos estos datos se contrastaron con el fin de comprobar su coherencia interna y externa y el cumplimiento de las disposiciones de los Acuerdos de Euratom con terceros países.

Todos los errores e incoherencias de anotación que se detectaron en 2002 se corrigieron tras consultar a los operadores afectados.

Los informes contables se enviaron también al OIEA en cumplimiento de las obligaciones asumidas por la Unión Europea en el marco de sus Acuerdos de salvaguardias con el OIEA. Durante el periodo cubierto por el presente informe, la calidad y el plazo de los informes satisfizo al OIEA.

4.2. Actividades de inspección y resultados

En 2002, las actividades de inspección realizadas por los inspectores del Control de Seguridad de Euratom representaron 7 288 días-persona, es decir un 5 % menos que en 2001.

Esta evolución es el resultado, principalmente, de la racionalización de las actividades de inspección y la fijación de prioridades, tal como se señala más adelante. Ello permitió disponer de recursos para la realización de inspecciones en nuevas instalaciones que entraron en funcionamiento en el periodo de informe.

Un desglose aproximado de las actividades de inspección con arreglo a los principales tipos de instalaciones muestra que alrededor del 30 % de las inspecciones se hicieron en instalaciones de reprocesado (ver 4.2.1) y sus almacenes asociados, el 45 % en instalaciones de enriquecimiento y fabricación (ver 4.2.2 a 4.2.4) y el 25 % restante en reactores de potencia y de investigación (ver 4.2.5) y otras instalaciones nucleares (ver 4.2.6).

Los principales problemas encontrados así como los resultados de las inspecciones se resumen a continuación para cada tipo de instalaciones sometidas a control.

4.2.1. Instalaciones de reprocesado [6]

[6] En las instalaciones de reprocesado, los elementos de combustible gastado, recibidos de los reactores de potencia se tratan químicamente para separar el uranio y el plutonio de los productos de fisión altamente radiactivos. Los materiales nucleares separados pueden reintroducirse en el ciclo del combustible nuclear.

Las modernas instalaciones de reprocesado de combustible nuclear THORP y UP2/UP3, situadas, respectivamente, en Sellafield (Reino Unido) y La Hague (Francia), se caracterizan por una elevada producción [7] y unos procesos muy automatizados y autónomos. Las estrategias de control de seguridad actuales prevén la realización de inspecciones frecuentes y la implantación de sistemas de control de la seguridad automatizados y sin supervisión para comprobar los flujos de material nuclear, una parte importante de los cuales es plutonio no irradiado. En el emplazamiento de cada una de estas dos grandes instalaciones de reprocesado, analistas del CCI-ITU dirigen un laboratorio in situ de Euratom que lleva a cabo mediciones de comprobación.

[7] La producción anual total de estas tres instalaciones asciende a más de 3 000 toneladas de combustible, que contienen más de 20 toneladas de plutonio.

A excepción de un periodo de parada, previsto de mediados de marzo de 2002 hasta principios de junio de ese mismo año, la instalación THORP mantuvo su producción normal. En junio de 2001 se detectó un error aparente en los resultados del operador relativos a una muestra de material entrante del operador. Al tanto de las causas principales y consciente de las circunstancias que rodeaban el asunto, se permitió que el operador mantuviera la producción hasta la realización, en abril de 2002, del inventario previsto en la fábrica de separación química. Las abundantes pruebas efectuadas por el operador y las investigaciones, respaldadas fundamentalmente por el laboratorio in situ de Euratom pusieron de manifiesto que los datos, que señalaban una aparente pérdida de material, eran erróneos y tuvieron que corregirse. Los valores revisados son conformes con las normas reconocidas internacionalmente. Se aceptaron el inventario físico anual y el balance de material presentados por BNFL. El operador tomó las medidas oportunas para evitar que volviera a producirse este error. Desde entonces, el sistema de control de seguridad instalado no ha señalado la existencia de problemas de este tipo.

Los resultados de las inspecciones en las instalaciones de reprocesado de Magnox y en las instalaciones afines de Sellafield fueron satisfactorios. La verificación anual del inventario físico puso de manifiesto que los valores del material no contabilizado correspondientes a todos los materiales nucleares se ajustaban a los límites aceptados internacionalmente. En particular, los resultados de la instalación de manipulación del combustible y los aparatos para el desenvainado supusieron una mejora en comparación con los de años anteriores. A finales de año, la ampliación del almacén nº 9 de material nuclear estaba operativa y entró en funcionamiento. El almacenamiento de los primeros envases de óxido de plutonio se llevó a cabo en noviembre.

En La Hague, la instalación de reprocesado UP2/800 estuvo en funcionamiento desde abril de 2002 hasta finales del año siguiente a la entrada en servicio de la nueva cadena de acabado de plutonio (R4). La instalación de reprocesado UP3 estuvo en funcionamiento desde enero hasta diciembre de 2002 y, a lo largo del año, el operador COGEMA impartió cursos sobre técnicas de reprocesado a becarios japoneses. Se alternaron minicampañas de cizallamiento y reprocesado y periodos de información con campañas comerciales de reprocesado.

Las verificaciones habituales de todos los movimientos de entrada y salida de plutonio confirmaron las declaraciones de COGEMA. No obstante, al igual que en años anteriores, se observaron importantes retrasos por parte del operador a la hora de efectuar las declaraciones de algunos análisis.

El inventario físico del proceso químico en la planta UP3 puso de manifiesto la existencia de un nivel elevado de material no contabilizado de U y U235. Un nivel de material no contabilizado de parecidas proporciones pero de signo opuesto se observó en la instalación UP2-800, que podría tener su origen en los traslados sistemáticos de nitrato de uranilo líquido desde UP2-800 a UP3. COGEMA sigue investigando aún las posibles causas. Todas las actividades se realizaron con espíritu de cooperación con el operador y con la ayuda de los inspectores analistas del LSS, dirigido por el CCI-ITU.

Se realizaron esfuerzos para racionalizar aún más las actividades de inspección mediante la concentración en materiales de importancia estratégica, es decir, los flujos de entrada y salida de plutonio. Al igual que en 2001, la producción de uranio no se sometió a comprobaciones ordinarias y no se realizaron otros controles del uranio de menor prioridad.

El programa de desmantelamiento de la instalación de reprocesado de Dounreay (Reino Unido) tiene por objeto, a largo plazo, la retirada total de materiales nucleares de varios sectores del emplazamiento. Este plan exige, entre otras cosas, la puesta en marcha de nuevo de algunas instalaciones existentes y la construcción de otras nuevas, como, por ejemplo, la manipulación de residuos. Mientras haya material fisionable en estas instalaciones, tendrán que aplicarse controles de seguridad nuclear. Durante el año pasado nuestros inspectores realizaron inspecciones ordinarias semanales y se llevaron a cabo dos verificaciones del inventario físico. Todas estas actividades fueron decisivas, en el sentido de que condujeron a la confirmación de las declaraciones efectuadas por los operadores de las instalaciones.

4.2.2. Instalaciones de fabricación de combustible de óxidos mixtos (MOX) [8]

[8] En las instalaciones de fabricación de combustible MOX, el óxido de plutonio producido en las instalaciones de reprocesado se utiliza en una mezcla con óxido de uranio para fabricar elementos combustibles MOX para su uso posterior en centrales nucleares.

En la instalación de MOX de Sellafield, la entrada en producción con plutonio se inició en abril, tras recibir la autorización de la Inspección de Instalaciones Nucleares (NII) y efectuarse una verificación del inventario físico «preplutonio», de carácter favorable. Desde entonces, la producción de pastillas de MOX ha continuado y se han producido las primeras barras de este combustible.

La puesta en marcha de los instrumentos de control de seguridad está casi terminada. Para que coincidiera con el inicio de la producción de MOX, se inició un plan de inspecciones continuas semanales. Las inspecciones consisten en contrastar datos operativos, que se reciben diariamente mediante una conexión con la red del operador, con las señales procedentes de los instrumentos de control de seguridad instalados. Por el momento, estos controles se realizan mediante revisión manual de las señales, si bien se están creando instrumentos informáticos que permitirán automatizar estas actividades. Se ha seguido examinando la posibilidad de transferir datos entre el emplazamiento y la sede central de Euratom en Luxemburgo, lo que permitiría racionalizar aún más las actividades de inspección.

Respecto a la instalación de demostración de MOX situada en Sellafield, el operador recibió la licencia para explotarla como instalación auxiliar y laboratorio de pruebas de la instalación de MOX de Sellafield. En el verano comenzó de nuevo el reprocesado de material.

Se realizaron satisfactoriamente todas las comprobaciones intermedias habituales, las verificaciones mensuales intermedias ordinarias del inventario y la verificación del inventario físico de febrero.

Los métodos y medios técnicos aplicados en la instalación MELOX de Marcoule siguieron siendo muy satisfactorios. En estrecha cooperación con el operador, los inspectores determinaron la puesta en práctica de medidas suplementarias de vigilancia destinadas a una nueva instalación de almacenamiento creada recientemente dentro de la fábrica. En julio se efectuó la verificación anual del inventario físico de la instalación con resultados satisfactorios.

La verificación anual del inventario físico de la instalación de COGEMA-Cadarache (Francia) puso de manifiesto la existencia, entre el material de plutonio, de una cantidad inaceptable de material no contabilizado.

El operador ha señalado las posibles causas de la existencia de este material no contabilizado y actualmente está revisando los procedimientos internos de contabilidad y seguimiento del material almacenado, midiendo de nuevo los lotes afectados y evaluando de nuevo la precisión del sistema de medición.

El material en cuestión permanecerá en la instalación para que puedan determinarse de nuevo las cantidades asignadas.

La Comisión recibió un informe previo al respecto y los inspectores están llevando a cabo un estrecho seguimiento de las medidas adoptadas por el operador.

La instalación de combustible MOX de Belgonucléaire, situada en Dessel (Bélgica), está sometida a los controles de seguridad de Euratom y del OIEA, con arreglo al nuevo enfoque de asociación (NPA). Las inspecciones realizadas en 2002 confirmaron las declaraciones del operador y el año concluyó con una satisfactoria verificación del inventario físico. Se modernizó el sistema de medición sin vigilancia destinado al material recibido y se conectó el equipo sin vigilancia in situ con las oficinas de los inspectores. Al no haber concedido las autoridades belgas licencias de exportación para el traslado de muestras de plutonio al CCI-ITU, el Control de Seguridad de Euratom lleva sin poder efectuar análisis destructivos desde marzo de 2001.

La instalación de fabricación de combustible MOX FBFC de Dessel (Bélgica) sigue abasteciendo a los reactores alemanes y suizos, principalmente. Con el fin de detectar un posible escenario de préstamo de material, la verificación anual del inventario físico se realizó al mismo tiempo que la de Belgonucléaire.

Se han alcanzado los objetivos sobre el control de seguridad de las instalaciones situadas en la zona de Hanau (Alemania). El planteamiento del control de seguridad para el desmantelamiento de la instalación de MOX de Siemens fue objeto de un acuerdo y se está poniendo en práctica satisfactoriamente. Todo el material de BfS Hanau se trasladó al nuevo almacén construido a tal efecto. Las medidas de control de seguridad adoptadas para verificar por vez primera estos traslados y mantener después el nivel de información funcionaron satisfactoriamente.

4.2.3. Instalaciones de enriquecimiento [9]

[9] Los reactores modernos de agua ligera necesitan un combustible que contenga entre un 3 % y un 5 % del isótopo de uranio fisionable U 235. Como el uranio natural sólo contiene un 0,7 % de este nucleido, para conseguir la concentración deseada se requiere un proceso de enriquecimiento. En la Unión Europea, dos empresas ofrecen este servicio a usuarios civiles: URENCO y EURODIF.

Las tres instalaciones de enriquecimiento por centrifugación de URENCO (Almelo en los Países Bajos, Gronau en Alemania y Capenhurst en el Reino Unido) son controladas conjuntamente por Euratom y el OIEA. La instalación británica figura en una lista elaborada por el Reino Unido, como parte de una oferta voluntaria, para la aplicación de controles de seguridad, habiendo sido seleccionada para tal fin por el OIEA.

En 2002 se mantuvo sin cambios el rápido crecimiento de la capacidad de enriquecimiento que se ha producido en los últimos años. Se calcula que la capacidad total instalada hasta el momento en los tres centros supera las 6 000 toneladas de trabajo de separación anuales.

Por el carácter comercialmente sensible y el riesgo de proliferación, el acceso a las zonas de centrifugación en cascada es objeto de una reglamentación muy estricta. Para confirmar que no se produce uranio altamente enriquecido se utiliza una combinación de análisis de trazas de alto rendimiento y muestreo del medio ambiente, monitores fijos en las líneas de cascada, equipos portátiles de análisis no destructivos, confinamiento y vigilancia, y acceso no programado con frecuencia limitada. En 2002, la recogida de muestras para análisis de trazas de alto rendimiento y muestreo del medio ambiente se convirtió en una característica típica de las inspecciones.

Para verificar los materiales de alimentación o los productos se efectúa una verificación del inventario físico, además de 11 inspecciones ordinarias intermitentes por año y diversas inspecciones ordinarias adicionales. La conclusión que puede extraerse de estas actividades es que, en 2002, las declaraciones efectuadas por los operadores en todas las instalaciones acerca del flujo y el inventario del material nuclear fueron aceptables.

La instalación de enriquecimiento por difusión gaseosa EURODIF de Pierrelatte (Francia) fue sometida en 2002 a inspecciones de alta frecuencia semanales. En la primera semana de marzo se llevó a cabo la verificación del inventario anual. Hasta mediados de junio de ese año, toda la producción de uranio de bajo enriquecimiento que, según las declaraciones efectuadas, estaba sometida a controles de seguridad, se verificó durante las inspecciones semanales; por su parte, la alimentación de uranio natural y las colas se verificaron de manera aleatoria. De mediados de junio en adelante, con motivo de la reducción de las inspecciones, la verificación del uranio enriquecido también descendió por debajo del 100%. El resultado fue que no todo el material enriquecido exportado por EURODIF fuera de la Unión Europea se verificó y precintó.

La conclusión a la que se llega observando los resultados de estas inspecciones es que no hay pruebas de que, en 2002, el material nuclear que, según las declaraciones efectuadas, debía ser sometido a controles de seguridad, se dedicase a usos distintos de los declarados. Ahora bien, la «situación especial» [10] de la instalación sigue limitando las garantías de los controles de seguridad y es un aspecto que debe estudiarse.

[10] Debido a la presencia en EURODIF de material nuclear que no está sometido a los controles de seguridad.

4.2.4. Instalaciones de fabricación de combustible de uranio de bajo enriquecimiento (LEU) y de uranio altamente enriquecido (HEU), instalaciones de conversión [11]

[11] En las instalaciones de fabricación de combustible de LEU, los elementos combustibles se producen a partir de uranio de bajo enriquecimiento (LEU) para su uso posterior en centrales nucleares. En las instalaciones de fabricación de combustible HEU, se fabrican elementos combustibles para reactores de investigación a partir de uranio altamente enriquecido (HEU).

En la instalación de fabricación de LEU FBFC situada en Dessel (Bélgica) se mantiene la cooperación con el OIEA en virtud del nuevo enfoque de asociación. En julio se realizó satisfactoriamente una verificación del inventario físico, para la que se contó con la ayuda "in situ" de la DG CCI-ITU.

En BNFL Springfields (Reino Unido), una instalación de fabricación de combustible y de conversión de grandes dimensiones, se mantiene un régimen de inspección semanal debido al tamaño y a la diversidad de la instalación, así como al carácter continuo y a la gran frecuencia de las importaciones y las exportaciones. Además se precintan todas las exportaciones fuera de la UE.

Especialistas del servicio de Seguridad física, seguridad operativa y protección radiológica de la Comisión efectuaron un estudio del emplazamiento de Springfields con el fin de evaluar los riesgos de radiación y contaminación a que están expuestos los inspectores. Fue un ejercicio útil que sirvió para que los inspectores cobraran conciencia de los riesgos relativos derivados de la gran variedad de situaciones y tipos de material que hay en ese emplazamiento. Se recomendó que se realizase ese ejercicio en toda instalación importante en la que haya inspectores.

Se concluyeron las especificaciones del proyecto de instalación de una estación de análisis no destructivos en el almacén de bidones inaccesible del complejo de combustible de óxido. Una vez que el operador proponga las condiciones financieras, se adoptará una decisión sobre la puesta en práctica. Se examinaron conjuntamente con el operador las posibles alternativas al régimen de inspección vigente.

En agosto se realizó la verificación anual del inventario físico en la instalación de fabricación LEU de FBFC situada en Romans-sur-Isère (Francia), para la que se contó con la ayuda de la DG CCI-ITU para la realización de medidos sobre el terreno. Aunque no se encontraron pruebas de que se hubieran producido desviaciones, se detectaron diversos defectos que el operador tuvo que corregir. Se trataba de artículos declarados por el operador en la lista de artículos de inventario, pero que nuestros inspectores no encontraron en la verificación del inventario, así como de otros artículos no declarados por el operador pero que se encontraron al realizar la verificación.

En julio se instaló una estación autónoma de medición y tanto el operador como los inspectores de Euratom han recibido formación acerca de su utilización. La citada estación ha sido creada por el CCI de Ispra y se destina a la medición en línea del flujo de salida de los elementos combustibles terminados.

La verificación anual del inventario físico en la instalación de fabricación HEU de CERCA, en Romans-sur-Isère (Francia), se realizó en noviembre y en conjunto fue satisfactoria. Por primera vez pudo llevarse a cabo sobre la base de una lista de artículos del inventario consignada en un formato legible por ordenador, lo que permitió a los inspectores validar satisfactoriamente los datos declarados. El CCI de Ispra ha instalado en el centro una nueva versión modificada de un escáner gamma. El dispositivo de medición se utiliza para análisis no destructivos de elementos combustibles fabricados para reactores de investigación.

Todas las verificaciones efectuadas en ENUSA (Juzbado, España), Westinghouse Atom AB (Västerås, Suecia) y ANF-Lingen (Alemania), arrojaron unos resultados satisfactorios, y se contó con la ayuda de la DG CCI-ITU para las mediciones. Debido al nivel de resultados alcanzado en la contabilidad de material, estas instalaciones se utilizan con frecuencia como referencia. En Juzbado y Västerås, los inspectores de Euratom utilizan satisfactoriamente instrumentos avanzados para la verificación y evaluación in situ.

4.2.5. Reactores nucleares y reactores de investigación [12]

[12] La mayoría de los reactores nucleares de potencia que funcionan en la Unión Europea son reactores de agua ligera (LWR), es decir, reactores que se refrigeran y moderan con agua corriente. Además, el Reino Unido explota reactores MAGNOX y reactores avanzados refrigerados por gas (AGR) que se moderan con grafito y se refrigeran con gas CO2. La explotación de LWR que utilizan LEU se caracteriza por largos periodos de funcionamiento continuo (entre 12 y 18 meses). Estos periodos, durante los cuales el combustible del núcleo es inaccesible, están seguidos por paradas que duran normalmente entre dos y cuatro semanas y que sirven para cambiar aproximadamente un tercio del combustible (usado) del núcleo por combustible nuevo de las instalaciones de fabricación de combustible. Durante este periodo de detención, en el que todo el combustible es accesible a efectos de verificación, los LWR se someten a inspección.

En el reactor de Dodewaard (Países Bajos), que se detuvo en 1997, se realizó una verificación del inventario físico con resultados satisfactorios. Los envíos de combustible agotado continuarán en 2003.

Durante la verificación anual del inventario físico del reactor de potencia Magnox, situado en Wylfa (Reino Unido), la falta de un elemento de combustible irradiado resultó evidente. En el informe de un comité técnico de investigación se llega a la conclusión de que el elemento se debió de enviar inadvertidamente a Sellafield. En él se hacen también varias recomendaciones encaminadas a evitar que se repitan hechos de este tipo. Se ha recordado al operador que, no obstante, las conclusiones no se corroborarán de manera definitiva hasta que Sellafield no esté en condiciones de confirmar la recepción del elemento que falta.

En abril, el operador de Bradwell (Reino Unido) informó a Euratom acerca de una posible discordancia contable en relación con los elementos combustibles enviados a Sellafield. En diciembre se señaló de nuevo otro incidente de este tipo (en este caso, el descubrimiento de un elemento sin irradiar), ocurrido en la misma central. Tras una investigación pormenorizada, Euratom se aseguró de que se habían tomado las necesarias medidas correctivas.

Asimismo, en noviembre se señaló un defecto en los procedimientos contables de Sizewell (Reino Unido). A instancias de Euratom, el operador ha tomado medidas para evitar que se vuelva a repetir esa circunstancia.

Se realizaron inspecciones habituales de los reactores nucleares de Finlandia y Suecia sin que se produjeran incidentes de importancia en relación con los controles de seguridad. En la medida de lo posible, el Control de Seguridad de Euratom procura evitar las inspecciones de control del núcleo debido al elevado nivel de inspección que exigen. Sin embargo, no siempre se pudieron evitar y, debido a la escasa antelación con que se modificaron algunas fechas, se presentaron los habituales problemas de programación. La modificación de las competencias del OIEA respecto a los reactores finlandeses se tradujo en un cambio del planteamiento de este organismo y originó confusión al operador. El Control de Seguridad de Euratom propondrá que, en estos casos, se elaboren documentos específicos para las instalaciones según el nuevo enfoque de asociación.

Aunque el reactor Barsebäck 1 (Suecia) está libre de material nuclear, el operador desea que siga estando operativo como centro experimental para ensayar nuevos procedimientos de manipulación para Barsebäck 2, instalación de idéntico diseño. De ahí que se haya mantenido en funcionamiento la instalación del sistema de vigilancia.

Los reactores franceses se inspeccionaron periódicamente cada vez que se producía una parada para proceder al aprovisionamiento de combustible en alguna de las unidades. No se hizo ninguna observación.

En España, el entorno de trabajo en algunos reactores planteó problemas de fiabilidad técnica con los sistemas de vigilancia de instalación permanente, por lo que, en el periodo de aprovisionamiento de combustible, hubo que instalar otros de vigilancia provisional. En Vandellós se tuvieron que aplicar medidas intrusivas (ion fork) cuando, tras una ruptura de comunicaciones entre El Control de Seguridad de Euratom y el operador, se produjo una pérdida de continuidad de la información sobre el material del núcleo.

La carga de contenedores de combustible agotado (CASTOR) continuó en diversas centrales nucleares alemanas y belgas y se inició en Trillo (España). Al estar previsto que estos recipientes se almacenen en los reactores durante un espacio de tiempo de media a larga duración, Euratom midió su contenido antes de efectuarse la carga, sometiéndolos posteriormente a múltiples sistemas de confinamiento y vigilancia. Con motivo de los problemas técnicos que se plantearon repetidamente durante el proceso de carga, secado y sellado, las inspecciones relacionadas con CASTOR resultaron difíciles de programar y precisaron abundantes recursos. Además, según parece, la política de concesión de autorizaciones de algunos organismos oficiales de los Estados federados alemanes no supone una ayuda para la programación de las inspecciones. Se espera que la situación mejore gradualmente a medida que se vayan instalando estaciones autónomas de medición sin personal en todos los reactores afectados.

Otro tipo de inspección que exige considerables recursos humanos es la de los reactores que utilizan combustible MOX en los Estados que no disponen de armas nucleares. La instalación de un sistema especial dotado de una cámara situada en el núcleo de los reactores de Gundremmingen (Alemania) ayudó a reducir las tareas en esta central.

Las inspecciones de los reactores de investigación no dan lugar, en general, a observaciones sobre los controles de seguridad en el marco de este resumen anual. En concreto se tiende a una disminución debido a la política de desnuclearización que siguen muchos Estados miembros. El único nuevo proyecto en este ámbito es el reactor FR2 de Alemania.

Tras un paro temporal no programado, el reactor de alto flujo de Petten (Países Bajos) obtuvo autorización para ponerse en marcha de nuevo en marzo. Una vez realizadas las pertinentes auditorías sobre las disposiciones y la gestión en materia de seguridad se llegó a la conclusión de que no existía riesgo de que la explotación del reactor no se produjera en condiciones de seguridad. No hubo necesidad de recurrir a una programación provisional para salvaguardar un inventario de combustible sin irradiar de mayores proporciones.

4.2.6. Otras instalaciones

Las piscinas de almacenamiento de combustible irradiado LWR de La Hague (Francia) se inspeccionan en cooperación con el OIEA. Las actividades de verificación efectuadas en este ámbito no pusieron de manifiesto ninguna discrepancia. No obstante, la continuidad de la información, que se interrumpió tres veces en 2001, se recuperó a principios de 2002, pero no en el momento apropiado.

Con vistas a reducir su presencia en Francia (un Estado que dispone de armas nucleares), el OIEA ha empezado a pensar en la posible revisión del procedimiento de aplicación de los controles de seguridad en estas piscinas LWR, aunque de momento no ha habido ninguna reacción concreta.

En 2002, se pusieron en marcha en la Unión Europea dos nuevas instalaciones de almacenamiento intermedio. Alemania, al igual que algunos otros países, favorece especialmente la iniciativa de almacenar el combustible irradiado junto al reactor. Como resultado, en 2003 se ampliarán las actividades de control de seguridad en las instalaciones de almacenamiento intermedio y actualmente se están estudiando nuevos planteamientos sobre este particular para este tipo de instalaciones.

En Cadarache (Francia), el operador (CEA) tiene la intención de construir un nuevo almacén que sustituya al actual, lo que supondrá acondicionar de nuevo cantidades importantes de material nuclear. Euratom expresó su deseo de intervenir en la fase de concepción para crear e instalar el equipo apropiado y reducir al mínimo las necesidades de personal y la absorción de dosis. Euratom ha pedido al operador que separe todo lo posible los materiales civiles y de defensa.

En la última década, cesaron las actividades en un gran número de instalaciones del Centro de Investigación de Karlsruhe (Alemania). Euratom realizó inspecciones para comprobar las características técnicas fundamentales y la situación (instalación cerrada o clausurada) de 17 zonas de balance de materiales en el último trimestre de 2002. Estas inspecciones se efectuaron en estrecha colaboración con el OIEA para determinar si el material nuclear se había expedido y las estructuras y el equipo se habían desmantelado o retirado. Los resultados obtenidos fueron satisfactorios y confirman que la mayoría de estas instalaciones no necesitan que se vuelvan a inspeccionar.

En 2002 continuaron las actividades de descarga de elementos combustibles irradiados desde el núcleo del reactor de flujo rápido Superphenix de Creys-Malville (Francia) a la piscina de combustible gastado. Se espera que estas actividades finalicen en junio de 2003, de modo que el núcleo del reactor estará vacío para entonces. Los elementos combustibles sin irradiar siguen almacenados en un lugar seco in situ y se inspeccionan periódicamente. Se aplicaron controles de seguridad y el seguimiento fue adecuado.

Para la realización del inventario físico anual que se llevó a cabo en diciembre de 2002 en el Centro Común de Investigación de Ispra (Italia), se utilizó un nuevo programa informático (IP3) para las tareas de estratificación, selección de artículos que debían medirse y verificación de la inspección. Observando los resultados finales puede llegarse a la conclusión de que dicho programa se aplicó satisfactoriamente durante esta verificación del inventario físico. El OIEA participó en este ejercicio.

En el almacén provisional de Lingen-Emsland (Alemania), el primer contenedor Castor con elementos combustibles irradiados se trasladó del reactor de Emsland al almacén in situ provisional en diciembre de 2002, lo que se ajusta al planteamiento adoptado por Alemania para almacenar in situ los elementos irradiados.

Las instalaciones de almacenamiento provisional de GNS (Ahaus y Gorleben), en Alemania, no esperan recibir elementos combustibles irradiados procedentes de reactores alemanes en los próximos años.

En 2002, se trasladaron seis contenedores con elementos combustibles gastados del reactor de investigación BR3 al nuevo almacén provisional SCK-Belgoprocess de Dessel (Bélgica). El BR3-MBA se ha vaciado completamente.

En el almacén provisional de Greifswald (Alemania), la carga de contenedores CASTOR se efectuó a ritmo reducido a lo largo del año por diversos problemas técnicos relacionados principalmente con cuestiones sobre las disposiciones de precintado básico de las tapas. En total se cargaron seis contenedores CASTOR en Block 2 y se expidieron al almacén provisional. El material restante de Block 1 fue verificado mediante "Ion Fork" y se cargó en un contenedor KRB MOX, como preparación para su envío al almacén provisional.

Las disposiciones sobre controles de seguridad en el almacén húmedo de Greifswald siguen siendo motivo de preocupación respecto del planteamiento actual, lo que se traduce en una pérdida casi permanente de continuidad de la información debido a los traslados de contenedores rellenados parcialmente . La propuesta del OIEA de elaborar un planteamiento por zonas está pendiente de realización.

En el reactor clausurado de Rheinsberg (Alemania) sólo se efectuó una inspección a lo largo del año con el fin de proporcionar muestras básicas para las celdas calientes. La instalación cuenta con un inventario cero.

4.2.7. Evaluación general de las actividades de control

Durante el periodo del informe de 2002, la evaluación global de las actividades de control se centró principalmente en la evaluación del material no contabilizado (MUF), el MUF acumulado, que es la suma algebraica del MUF de una zona de balance de materiales a lo largo del tiempo, y las diferencias remitente-receptor [13]. Por «material no contabilizado, (MUF)» se entiende la diferencia entre el inventario físico y el inventario contable. La evaluación sólo se realizó en el caso de instalaciones de manipulación a granel (instalaciones de reprocesado, de fabricación de combustible y de enriquecimiento de gas por centrifugación), en las que se cuenta con que el MUF sea distinto de cero, debido a imprecisiones en las medidas y a la naturaleza del procesado del material nuclear.

[13] Por «diferencia remitente-receptor» se entiende la diferencia entre la cantidad de material nuclear de un lote, declarada por la zona de balance de materiales remitente, y la cantidad medida por la zona de balance de materiales receptora.

Toda la evaluación se realizó con información procedente de la base de datos contables del Control de Seguridad de Euratom, lo que supone que se excluyeron de la evaluación las zonas de balance de materiales de manipulación a granel francesas de las que no se poseen declaraciones. También se excluyeron de la evaluación las pequeñas zonas de balance de materiales de manipulación a granel, con un inventario físico o una producción inferior a dos cantidades significativas [14], y las zonas de balance de materiales de manipulación a granel que se clausuraron en el periodo del informe de 2002.

[14] Las cantidades significativas se utilizan para determinar el componente cuantitativo del objetivo de la inspección de control; por ejemplo, 8 kg de plutonio, 25 kg de uranio altamente enriquecido y 75 kg de uranio de bajo enriquecimiento.

Basándose en la evaluación, no hay pruebas de que, en las zonas de balance de materiales de manipulación a granel de la UE, se diera a los materiales básicos y los materiales fisionables especiales unos usos distintos de aquellos a los que estaban destinados según las declaraciones de los operadores y se incluyesen entre los materiales no contabilizados o las diferencias remitente-receptor. Los sistemas de medición de todas las zonas de balance de materiales de manipulación a granel de la UE cumplen las normas internacionales más recientes. Sigue habiendo pruebas de la existencia de errores en los MUF acumulados de algunas zonas de balance de materiales de manipulación a granel. Por consiguiente, hay que realizar una investigación de las desviaciones y adoptar medidas correctoras.

5. Actividades de control en el marco del Nuevo Enfoque de Asociación (NPA)

5.1. Informe de aplicación de salvaguardias del OIEA

El informe de aplicación de salvaguardias (SIR) del OIEA, que abarca las actividades conjuntas en el territorio de la UE en 2001, se envió a la OCSE en mayo de 2002.

En la primera quincena del mes de junio, se celebró una reunión en la sede del OIEA para examinar las conclusiones y estudiar algunos datos relativos a las instalaciones nucleares en la UE.

En conjunto, el SIR 2001 llegó a la conclusión de que no había indicios de que se hubieran desviado materiales nucleares o que se hubieran utilizado incorrectamente equipos o instalaciones sujetos al control de seguridad en la Unión Europea.

El SIR 2001 reconoce que la colaboración con la OCSE y los programas de ayuda de los Estados miembros hicieron posible que se produjeran grandes avances en lo tocante a la tecnología de control de la seguridad y los procedimientos de verificación. Se efectuaron pruebas en diversas instalaciones de la UE en los ámbitos de los sistemas de vigilancia, las inspecciones aleatorias comunicadas con poca antelación y el control remoto. Como parte de las disposiciones del nuevo enfoque de asociación y con el fin de ahorrar recursos, el OIEA y la OCSE siguieron compartiendo los gastos de adquisición, funcionamiento y mantenimiento de los equipos ubicados en las instalaciones sometidas a los controles de seguridad del OIEA.

Al igual que en el SIR 2000, el OIEA subrayó la importancia de trabajar estrechamente con sistemas regionales y estatales de contabilidad y control de los materiales nucleares para aumentar la eficacia y el rendimiento de las verificaciones. En este contexto se ha creado un grupo de trabajo OIEA/Euratom que se encargará de los preparativos de la aplicación del Protocolo Adicional en la UE. En 2001 se celebró por primera vez un nuevo seminario sobre el nuevo enfoque de asociación, organizado conjuntamente por el OIEA y Euratom. Inspectores de la OCSE asistieron a muchos de los cursillos de formación ordinarios e inspectores del OIEA asistieron a cursillos impartidos por personal de la OCSE, con lo que se mantuvo la cooperación en materia de formación entre ambas organizaciones.

El OIEA informó asimismo acerca de los considerable avances realizados en materia de controles de seguridad integrados, al haberse concluido el marco conceptual. En él hay que incluir los conceptos, planteamientos, orientaciones y criterios relativos a los controles de seguridad que regulan la concepción, la aplicación y la evaluación de los controles de seguridad integrados.

Además de sus conclusiones generales, el SIR 2000 formuló recomendaciones de mejora en ámbitos específicos. Dichas recomendaciones pueden resumirse como sigue:

* Siempre que sea posible, la transferencia de contenedores de transporte vacíos o parcialmente llenos no debería realizarse durante el periodo de apertura del núcleo en los LWR. Fuera de ese periodo, la OCSE debería solicitar la notificación previa de los movimientos de los contenedores vacíos o parcialmente llenos y enviar al OIEA la información con suficiente antelación para facilitar las actividades de inspección.

* Debido al sistema mecanicista del OIEA, los problemas surgen cuando los materiales nucleares permanecen en contenedores de transporte cerrados durante largos periodos o cuando los materiales nucleares están presentes en los reactores en forma de barras en contenedores cerrados, lo que hace que sean difícilmente accesibles. En la Unión Europea esto ha sido así como consecuencia de la restricción de los traslados por problemas de autorización y por la prohibición de los transportes debido a la aparición de la fiebre aftosa. El OIEA también tiene la intención de estudiar la posibilidad de ampliar la zona sometida a vigilancia o de precintar estos contenedores antes de su traslado.

* Los problemas genéricos relacionados con la producción de plutonio en los grandes reactores de investigaciones se eliminarán mediante la instalación de controladores de potencia en las instalaciones afectadas, siempre que los ensayos de vulnerabilidad del equipo arrojen resultados positivos.

* Deben adoptarse medidas correctoras en el momento de detectarse un fallo en el confinamiento o la vigilancia, o inmediatamente después. El OIEA considera importante que se instalen más cubiertas protectoras en los precintos y en los sistemas de vigilancia del núcleo abierto. Este organismo debería hacerse cargo de todos los costes de este equipo redundante, que la OCSE no necesita.

Se cuenta con que la mejora del modo de aplicación del NPA en el futuro contribuirá también a establecer un reparto más equilibrado de los costes entre los dos organismos de inspección y a aumentar la coherencia entre las conclusiones extraídas en el SIR y las derivadas de las actividades de control de la OCSE.

5.2. Protocolos Adicionales y salvaguardias integradas

El objetivo de los Protocolos Adicionales es aumentar la capacidad del OIEA para detectar materiales y actividades nucleares no declarados que contravienen el Tratado de no proliferación. [15]

[15] Las zonas que abarcan los Protocolos Adicionales y el cometido de la Comunidad se describen en el informe anual de 2001:«Funcionamiento de la Oficina de Control de Seguridad de Euratom en 2001».

Euratom desempeña una función clave en la aplicación de los Protocolos Adicionales en la Unión Europea. Dado que, en Europa, el ciclo del combustible nuclear plantea varios problemas específicamente europeos debido a la eliminación paulatina de las actividades nucleares a lo largo de los años, Euratom ha elaborado un planteamiento general para los ámbitos de mayor preocupación:

* Los antiguos centros de investigación nuclear pueden realizar en la actualidad un conjunto diverso de actividades. En los edificios de estos centros ya no se realizan necesariamente actividades relacionadas con el ciclo del combustible nuclear.

* Hay cientos de instalaciones en la UE en las que anteriormente había material nuclear que se declaraba al OIEA y que, en la actualidad, se utilizan para realizar actividades completamente diferentes o se están desmantelando en su totalidad. Los controles de seguridad tendrán que concluirse cuando se retire el material nuclear y, por lo tanto, la Comisión y el OIEA necesitan aclarar la situación actual de tales instalaciones.

* Además, hay numerosos lugares en los que el material nuclear se utiliza sólo para fines no relacionados con el ciclo del combustible nuclear, que, de acuerdo con los requisitos de los Protocolos Adicionales, no están supeditados a una declaración en virtud de éstos.

Euratom se comprometió, pues, a negociar con el OIEA un planteamiento armonizado para todos estos casos, que, por un lado, se ajuste al espíritu de los Protocolos Adicionales y, por el otro, no imponga cargas innecesarias a los operadores que no hayan tenido nunca o ya no tengan una relación funcional con el ciclo del combustible nuclear.

Los procedimientos correspondientes creados conjuntamente con el OIEA se han sometido a pruebas y a partir de ahora se pondrán en práctica de manera sistemática en la UE. Además se han realizado diversas visitas a emplazamientos para ayudar a los operadores de los Estados que no disponen de armas nucleares en la determinación de los emplazamientos complicados, en los que el programa de actividades ha variado a lo largo de los años.

Con estas dos medidas, Euratom dedicó el tiempo necesario hasta la ratificación de los Protocolos Adicionales por todos los Estados miembros, que es una condición previa [16] para su entrada en vigor, a preparar una buena aplicación de dichos Protocolos en la UE. Con ese mismo fin se han realizado dos ensayos sobre el terreno (CCI en Petten y VTT en Helsinki) para probar las modalidades del flujo de información requerido por el OIEA, la delimitación de los emplazamientos nucleares y los acuerdos en materia de acceso complementario.

[16] El artículo 102 del Tratado Euratom dice así: «Los acuerdos o convenios celebrados con un tercer Estado, una organización internacional o un nacional de un tercer Estado en los que sean partes, además de la Comunidad, uno o varios Estados miembros, sólo podrán entrar en vigor después que todos los Estados miembros interesados hubieren notificado a la Comisión que tales acuerdos o convenios resultan aplicables de conformidad con las disposiciones de su Derecho interno respectivo.»

A finales de 2002, once de los quince Estados miembros habían ratificado los Protocolos Adicionales; se espera que los cuatro restantes lo hagan en el transcurso de 2003.

Euratom ha preparado dos documentos para cada Estado miembro: «Disposiciones para la aplicación de los Protocolos Adicionales en ...(Estado miembro)» y el correspondiente «Flujo informativo en virtud de los Protocolos Adicionales en ...(Estado miembro)», que deberán examinarse en las reuniones bilaterales con los Estados miembros. Además, la Comisión ha creado soportes lógicos de información para los futuros usuarios, que se han examinado y analizado en reuniones de grupos de usuarios, y ha llevado a cabo preparativos para la creación de una base de datos sobre los Protocolos Adicionales.

Los preparativos de la Comisión y los Estados miembros son de tal nivel que la entrada en vigor de los Protocolos Adicionales en 2004 parece realista actualmente. Con este fin, la Comisión y los Estados miembros notificarán por escrito al OIEA, en las condiciones establecida en los Protocolos Adicionales, que se han cumplido sus requisitos (internos) respectivos para la entrada en vigor. La fecha de entrada en vigor será entonces aquella en que el OIEA reciba esa notificación.

6. Hacia un sistema de control de seguridad de Euratom revisado y mejorado

6.1. Grupos de trabajo sobre nuevos planteamientos de control de seguridad

Se crearon varios grupos de trabajo para fijar de nuevo los objetivos de las inspecciones y elaborar propuestas sobre nuevos planteamientos de control de seguridad, de acuerdo con las recomendaciones que se recogen en el informe del Grupo de expertos de alto nivel. La creación y coordinación de los grupos directores corrió a cargo del personal del sector de metodología de la unidad «Garantías y no proliferación», aunque también había miembros de otros sectores de esta unidad y de las unidades de la Dirección I que se ocupan de la logística y las inspecciones.

La primera medida consistió en elaborar un «inventario» de las prácticas actuales. Los grupos intercambiaron información y experiencias de las operaciones realizadas sobre el terreno y examinaron los requisitos actuales de las directrices sobre las inspecciones de Euratom y los documentos sobre el nuevo enfoque de asociación.

También se inició la programación de las próximas medidas. Los objetivos que se persiguen son presentar propuestas de modificaciones a corto plazo con las que hacer frente a los problemas del futuro próximo, como, por ejemplo, la ampliación de la UE sin recursos complementarios, y proponer planteamientos innovadores que mejoren la eficacia general sin hacer peligrar las efectividad del sistema. Los primeros resultados, de carácter muy general, se presentaron a principios de diciembre al grupo SAGES, que dio su visto bueno al método de trabajo propuesto, si bien indicó que en la próxima consulta debían presentarse propuestas concretas. En el seminario destinado a los interesados, que se celebró en diciembre de 2002, se presentaron también las ideas actuales.

6.2. Encuesta a los operadores

La encuesta sobre la calidad de las actividades del Control de Seguridad de Euratom es una de las primeras medidas adoptadas por la Comisión para poner en práctica dos de las recomendaciones principales del grupo de expertos de alto nivel [17] a saber, que la Comisión Europea debería lograr que sus actividades de control de seguridad fuesen mucho más transparentes y modificar sus relaciones con los operadores nucleares. En la práctica, lo anterior supone que la Comisión debería establecer, de manera coherente, métodos para potenciar la colaboración y el intercambio de puntos de vista con los operadores de las instalaciones, que son considerados socios y no sólo como sujetos pasivos de las inspecciones. El objetivo general que se perseguía con la encuesta era evaluar la percepción que los operadores de las instalaciones nucleares tienen sobre la imagen y la eficacia de las actividades de control de seguridad realizadas por Euratom.

[17] En inglés, HLEG o High Level ExpertS Group.

En total, en julio de 2002 se enviaron 72 cuestionarios a todas las instalaciones nucleares principales y a una muestra representativa de todas las demás instalaciones nucleares de la UE. La evaluación de los resultados de la encuesta ha sido objeto de un informe técnico confidencial (Evaluation of results of quality survey on Euratom Safeguards activities in nuclear installations, de marzo de 2003); en el próximo informe anual de actividades correspondiente a 2003 se presentará un resumen del mismo.

6.3. Progresos realizados en la tecnología de control

En 2002 se siguió trabajando en la creación de un nuevo precinto de control basado en la tecnología de los transpondedores, lo que facilitará la verificación sobre el terreno y posiblemente permitirá sustituir, dentro de dos o tres años, el actual dispositivo de bronce y latón en la mayoría de las aplicaciones.

Los primeros sistemas de vigilancia digital de la tecnología más reciente, que incorporan detección mediante vídeo y tratamiento inmediato de imágenes, se implantaron satisfactoriamente en nueve instalaciones y han funcionado sin problemas.

Se crearon y pusieron en marcha nuevos programas informáticos para la recogida y evaluación sobre el terreno de datos de los operadores presentados en un formato que puede leerse con ordenador.

7. cuestiones institucionales

7.1. Parlamento Europeo (PE)

El 2 de julio de 2002, el Parlamento Europeo aprobó una Resolución sobre el Informe de la Comisión al Parlamento y al Consejo sobre el funcionamiento de la Oficina de Control de Seguridad de Euratom en 1999-2000 [18]. El ponente fue el Sr. Rübig.

[18] Informe sobre el funcionamiento de la Oficina de Control de Seguridad de Euratom, COM(2001) 436 final.

En su resolución, el Parlamento Europeo valora la calidad y los resultados de las actividades de la Oficina de Control de Seguridad de Euratom en el periodo de 1999-2000 y considera positivo que no se detectara desviación alguna de materiales nucleares en la Unión Europea en el citado periodo.

Asimismo, el Parlamento Europeo hizo recomendaciones sobre la seguridad nuclear y la protección física, que se estudiarán con vistas a su puesta en práctica.

7.2. Ampliación

El proyecto elaborado para facilitar la aplicación del sistema de contabilidad de los materiales nucleares de Euratom en los países en vías de adhesión, mediante soporte lógico y el soporte físico necesario, entró en su fase final. Los representantes de los países en vías de adhesión contribuyeron al proyecto con su participación en el comité de dirección, que garantiza también que el instrumento se adapte a sus necesidades.

Las reuniones del comité de dirección se aprovecharon también para examinar con algunos países en vías de adhesión asuntos relacionados con la aplicación de los controles de seguridad después de la adhesión.

7.3. Estados miembros

Los contactos con los Estados miembros sirvieron para abordar principalmente los Protocolos Adicionales y el nuevo Reglamento sobre el control de seguridad de Euratom (aplicación del artículo 79 de Euratom). Se celebraron varias reuniones para preparar la aplicación de los Protocolos Adicionales. El nuevo Reglamento fue objeto de amplios debates con los Estados miembros y los expertos del grupo sobre cuestiones atómicas del Consejo.

7.4. Acuerdos Euratom

En 2002 se aplicaron a satisfacción de todas las Partes interesadas los tres acuerdos de la Comunidad sobre cooperación nuclear actualmente vigentes, a saber, con los Estados Unidos, con Canadá y con Australia. En una reunión del grupo de trabajo técnico bilateral compuesto por Euratom y Canadá que se celebró en Ottawa en noviembre de 2002, se reconocieron las buenas relaciones existentes entre ambas partes y se analizaron propuestas técnicas para la solución del problema que viene planteándose desde hace tiempo en relación con el envío a Rusia de uranio empobrecido sujeto a la obligación canadiense. Se espera encontrar una solución positiva el año próximo.

Se observó un cierto estancamiento en las negociaciones de los acuerdos con Japón y China. El primero no pudo concluirse debido a las dificultades que se plantearon durante el procedimiento de aprobación del borrador en Japón; en cuanto al segundo, sigue pendiente el mandato de negociación que el Consejo debe otorgar a la Comisión [19].

[19] En el ínterin se ha obtenido el mandato de negociación.

8. Recursos del Control de Seguridad de Euratom

8.1. Presupuesto

El artículo 174 del Tratado Euratom menciona específicamente la necesidad de incluir dotaciones en el presupuesto de la Comisión para los gastos operativos relativos al control de seguridad nuclear.

En virtud de esta base jurídica, las actividades de control se financian con dos tipos de créditos presupuestarios:

(1) Un crédito general de «funcionamiento» que incluye los gastos de gestión generales del Control de Seguridad de Euratom, tales como el material informático general, las telecomunicaciones, etc. (parte A del presupuesto, capítulos A-70 y A-24), así como un crédito específico para el control médico y la protección de los inspectores contra las radiaciones (parte A del presupuesto, partida A-1420).

(2) Créditos «operativos» específicos asignados para los gastos directamente relacionados con el control de seguridad -tales como gastos de inspección, alquiler de oficinas (y laboratorios) in situ, adquisición de equipo técnico, la toma de muestras y análisis, contratos de servicios (por ejemplo, mantenimiento y reparaciones), transporte del equipo y las muestras, formación, etc.-, que son necesarios para las actividades del Control de Seguridad de Euratom (parte B del presupuesto, capítulo B4-20).

En 2002, los créditos operativos específicos consignados en el presupuesto de la UE para el Control de Seguridad de Euratom ascendieron a 19,1 millones de euros. De ellos, 18,9 millones (99,1%) estaban efectivamente comprometidos. El desglose de los gastos fue el siguiente:

* Costes de visitas de inspección (desplazamientos, dietas):

* 4,2 millones de euros (22%)

* Alquiler de oficinas para los inspectores en las instalaciones inspeccionadas (y gastos de material afines):

* 0,6 millones de euros (3,2%)

* Adquisición, instalación, mantenimiento y reparaciones de material in situ, incluidos el material informático, análisis de muestras, gastos conexos como transporte, material fungible, piezas de recambio, etc.:

* 5,7 millones de euros (29,9%)

* Inversiones en las instalaciones a gran escala de manipulación de plutonio a granel y mantenimiento, explotación y logística conexos:

* 7,9 millones de euros (41,4%)

* Asistencia administrativa y técnica, formación de los inspectores y gastos diversos (incluido el seguro especial):

* 0,5 millones de euros (2,6%).

Después de una estabilización en los tres o cuatro años anteriores, el número de inspecciones in situ se redujo en 2001, paralelamente a un aumento del equipo y de los sistemas de control remoto en las instalaciones.

Ya se han realizado importantes inversiones relacionadas con las instalaciones de manipulación de plutonio a granel. El coste de estas instalaciones sigue constituyendo una parte considerable del gasto. El mantenimiento y la asistencia técnica para los equipos existentes absorbe actualmente más del 50 % de los 7,9 millones de euros que representa el coste anual.

Los créditos presupuestarios que hacen posible la realización de las actividades de control de seguridad los gestionó la Oficina de Control de Seguridad de Euratom entre el 1 de enero y el 31 de julio. Desde el 1 de agosto de 2002, a raíz de la reorganización de la Dirección General de Energía y Transportes, la gestión presupuestaria del Control de Seguridad de Euratom recae en la Dirección A (Asuntos Generales y Recursos), la Dirección H (Seguridad y Protección Nuclear) y la Dirección I (Inspección Nuclear).

8.2. Personal y otros recursos

8.2.1. Efectivos y utilización

La antigua OCSE, que desde el 1 de agosto de 2002 está plenamente integrada en la DG TREN, contaba con un total de 265 funcionarios, de los cuales 195 eran inspectores nucleares.

Al reorganizarse la antigua OCSE se crearon dos Direcciones: la Dirección H (Seguridad y Protección Nuclear) y la Dirección I (Inspección Nuclear). A 31 de diciembre de 2002, había un total de 275 funcionarios en las dos Direcciones.

En total, hay 191 inspectores nucleares en las dos Direcciones.

8.2.2. Equipos de control

Los equipos de control utilizado por los inspectores se distribuye en dos grandes categorías: la del análisis no destructivo (NDA) y la de las medidas de confinamiento y vigilancia.

El análisis no destructivo, basado en técnicas de medición de neutrones y rayos gamma, es utilizado por los inspectores para garantizar que las cantidades físicas de materiales nucleares de las instalaciones corresponden a los valores contables comunicados. Estas mediciones pueden realizarse de manera manual o automática dependiendo de la instalación y la configuración del instrumental.

Para las medidas de confinamiento y vigilancia se recurre a la vigilancia mediante vídeo y a los precintos para garantizar la continuidad de la información sobre los materiales identificados.

En 2002, como continuación del proceso de racionalización y normalización, se llevó a término el trabajo de mejora de los instrumentos utilizados para el análisis no destructivo y se tomaron medidas con el fin de determinar la próxima generación de ordenadores de recogida de datos para los instrumentos portátiles. Asimismo se ampliaron los programas informáticos para analizar los datos resultantes de las mediciones de neutrones y rayos gamma en sistemas autónomos de medida.

8.2.3. Apoyo del Centro Común de Investigación

El Centro Común de Investigación de la Comisión ayuda al cuerpo de inspectores de Euratom en la realización de las actividades ordinarias y los trabajos de desarrollo conexos para la mejora futura de las actividades de control mediante el programa de investigación y desarrollo de la Comisión. En el quinto programa marco para 2002, la ayuda incluye la puesta a disposición de 58 hombres/año y un crédito específico de 1,72 millones de euros distribuidos principalmente entre el ITU (Karlsruhe) y el IPSC (Ispra).

La cooperación entre la antigua OCSE y el CCI se siguió centrando sobre todo en los ámbitos siguientes:

* ITU de Karlsruhe: laboratorios in situ, análisis de muestras, análisis de trazas de alto rendimiento y análisis forense nuclear.

* IPSC de Ispra: apoyo científico y técnico general en los ámbitos de la protección radiológica, equipos e instrumentos; formación técnica y calibración; ayuda en medición y la contaje, y asistencia a la creación de nuevas técnicas de precintado.

* IRMM de Geel: actividades analíticas en el ámbito del control de calidad y materiales de referencia (fuentes radiactivas).

Por lo que se refiere a la explotación de los laboratorios in situ de La Hague y Sellafield, un acuerdo administrativo entre la OCSE y el ITU (Karlsruhe) entró en vigor para poner a disposición el personal cualificado necesario (veinte personas) para el funcionamiento de los laboratorios durante el año. El coste de este acuerdo (1,7 millones de euros) corresponde en total a 340 semanas de inspección al año.

9. Otras actividades en las que participó el Control de Seguridad de Euratom

9.1. Conferencia de ESARDA

La reunión de ESARDA celebrada en Luxemburgo entre los días 28 y 30 de mayo de 2002 adoptó la forma de un taller en el que se examinaron las respuestas de I + D al nuevo entorno de control de seguridad. En concreto, se formaron cinco grupos de trabajo que abordaron los temas siguientes: tecnologías, tratamiento de datos, aspectos del ciclo del combustible y asuntos sociopolíticos. Todos los grupos presentaron sus conclusiones y recomendaciones en la sesión plenaria final, con el fin de orientar las necesidades de I + D en el nuevo entorno de control de seguridad.

9.2. Seguridad nuclear, protección física y tráfico ilegal

Teniendo presentes los últimos acontecimientos, el Control de Seguridad de Euratom ha evaluado la seguridad y protección física de sus propios materiales radiactivos y en la actualidad está adaptando los medios técnicos y los procedimientos a las normas internacionales más recientes.

En el ámbito del tráfico ilegal, el Control de Seguridad de Euratom siguió participando en las tareas del Grupo de Trabajo Técnico Internacional sobre Contrabando Nuclear (GTTI) del grupo permanente de expertos sobre la no proliferación, creado bajo los auspicios del G8. En particular, el Control de Seguridad de Euratom y el Ministerio de Energía de los Estados Unidos coordinaron conjuntamente ejercicios comparativos entre laboratorios internacionales con el fin de obtener información e intercambiar experiencias sobre el análisis del material nuclear confiscado. En un seminario celebrado en Luxemburgo durante el mes de junio se presentaron y examinaron los resultados del segundo ejercicio.

El Control de Seguridad de Euratom sigue manteniendo una estrecha cooperación con agencias como Europol y el OIEA, y se ocupa de efectuar un seguimiento de los incidentes relacionados con el tráfico ilegal de materias nucleares, valiéndose para ello de la base de datos del OIEA. En 2002 se notificaron ocho incidentes relacionados con materiales radiactivos en el territorio de la UE. No obstante, en ninguno de ellos había en juego material nuclear (uranio, plutonio o torio).

El Control de Seguridad de Euratom también participó, contribuyendo activamente a su éxito, en la Conferencia internacional sobre los avances en los análisis destructivos y no destructivos, que organizaron conjuntamente en Karlsruhe el Centro Común de Investigación (ITU) y el OIEA durante el mes de octubre.

10. Conclusiones generales

10.1. Evaluación global de las actividades de verificación realizadas por el Control de Seguridad de Euratom en 2002

Las actividades de verificación realizadas por el Control de Seguridad de Euratom en virtud del capítulo 7 del Tratado Euratom, no encantaron indicios que indicaran una utilización de material nuclear para fines distintos de los previstos.

Tampoco se han hallado pruebas que demuestren que se han incumplido las disposiciones sobre control de seguridad asumidas por la Comunidad en virtud de acuerdos concluidos con terceros países.

10.2. Tratamiento y evaluación de datos procedentes de la contabilidad de material nuclear

Se examinaron más de un millón de líneas de datos procedentes de instalaciones nucleares con el fin de comprobar su coherencia interna y externa. Todos los errores e incongruencias detectados mediante estas comprobaciones se corrigieron tras consultar a los operadores pertinentes. A su vez, el Control de Seguridad de Euratom facilitó en el momento debido y en el formato apropiado todos los informes que está obligado a presentar al OIEA.

Las evaluaciones sistemáticas de material no contabilizado presentadas por las instalaciones no pusieron de manifiesto la existencia de pruebas que demuestren la utilización de material nuclear para fines distintos de los previstos.

10.3. Actividades de inspección en instalaciones específicas

En 2002 se tuvo conocimiento de algunas discrepancias significativas (véase la sección 4 del informe). En todos los casos se efectuó un seguimiento apropiado y los problemas se resolvieron satisfactoriamente.

ANEXOS

Cuadro 1 - Cantidades de materiales nucleares sujetos al control de seguridad de Euratom (t)

>SITIO PARA UN CUADRO>

1) Cantidades basadas en los datos definitivos comunicados.

2) Uranio altamente enriquecido.

3) Uranio de bajo enriquecimiento.

4) Uranio natural.

5) Uranio empobrecido.

Cuadro 2 - Actividades de inspección del Control de Seguridad de Euratom

>SITIO PARA UN CUADRO>

Cuadro 3 - Presupuesto del Control de Seguridad de Euratom en 2002

Gastos comprometidos para los créditos específicos

Cuadro 3 A

Partida B4-2000: Inspecciones relacionadas con el control de seguridad, formación y reciclaje de los inspectores

Temas // Gastos (en miles de euros)

a) Estudios, convocatoria de expertos, publicaciones // 9

b) Costes de visitas de inspección // 3 591

c) Transporte de personal y material // 600

d) Alquiler de oficinas y servicios especiales in situ // 600

e) Periodos de prácticas y formación // 260

f) Seguro especial // 40

TOTAL // 5 100 (de 5 100)

Cuadro 3 B

Partida B4-2020: Toma de muestras y análisis, instrumentación, trabajos específicos, prestación de servicios y transportes

Temas // Gastos (en miles de euros)

a) Asistencia administrativa y técnica // 203

b) Adquisición de equipos de vigilancia // 981

c) Adquisición de equipos de medición // 485

d) Adquisición de material para los precintos // 712

e) Adquisición y mantenimiento de material informático directamente relacionado con las inspecciones // 128

f) Costes del análisis destructivo // -

g) Piezas de recambio, reparaciones, accesorios y mantenimiento de equipos // 413

h) Material fungible, adquisición de fuentes, transporte de materiales radiactivos // 188

i) Vigilancia (sistema de alerta instalado en Luxemburgo) // 76

j) Aplicaciones informáticas lógico (programa de contabilidad, gestión y cortafuegos informático) // 2 731

TOTAL // 5 917 (de 6 100)

Cuadro 3 C

Partida B4-2021: Control de Seguridad específico en instalaciones grandes de tratamiento de plutonio

Temas // Gastos (en miles de euros)

a) Sellafield - BNFL (THORP, MOX) // 425

b) La Hague - COGEMA (UP3, UP2) // 466

c) Cadarache - COGEMA // 13

d) Marcoule - MELOX // 130

e) Dessel - BELGONUCLEAIRE // 35

f) Laboratorios in situ (inversiones iniciales y funcionamiento) // 3 848

g) Aplicaciones informáticas (in situ) // 407

h) Mantenimiento y reparaciones (material y aplicaciones informáticas) // 1 870

i) Desarrollo de programas informáticos (nuevas aplicaciones, nuevos equipos) // 706

TOTAL // 7 900 (de 7 900)

Cuadro 3 D

Partida A0-1420: Control médico en el marco de la protección sanitaria de personal expuesto a radiaciones

Temas // Gastos (en miles de euros)

a) Espectrometría gamma y análisis toxicológico (no estándar) // 5

b) Aparatos de medición (dosímetros) // 80

c) Mantenimiento y calibración // 6

d) Material, servicios y otros controles de contaminación // 40

e) Costes de visitas de control (contadores corporales) // 30

f) Otros gastos corrientes // 20

TOTAL // 181 (de 230)

Cuadro 4 - Presupuesto de la OCSE entre 1991 y 2002 (millones de euros)

Evolución de los gastos para los créditos específicos

>SITIO PARA UN CUADRO>

*Además se gastaron 1,8 millones de euros en cooperación con Rusia.

Top