Help Print this page 
Title and reference
Informe de la Comisión - Quinto informe provisional sobre el Plan de acción en materia de servicios financieros - Un mercado financiero Europeo integrado - Europa tiene que estar al día

/* COM/2001/0712 final */
Languages and formats available
BG ES CS DA DE ET EL EN FR GA HR IT LV LT HU MT NL PL PT RO SK SL FI SV
HTML html ES html DA html DE html EL html EN html FR html IT html NL html PT html FI html SV
PDF pdf ES pdf DA pdf DE pdf EL pdf EN pdf FR pdf IT pdf NL pdf PT pdf FI pdf SV
Multilingual display
Text

52001DC0712

Informe de la Comisión - Quinto informe provisional sobre el Plan de acción en materia de servicios financieros - Un mercado financiero Europeo integrado - Europa tiene que estar al día /* COM/2001/0712 final */


INFORME DE LA COMISIÓN - Quinto informe provisional sobre el Plan de acción en materia de servicios financieros - Un mercado financiero europeo integrado - Europa tiene que estar al día

Introducción

En junio de 2001, la Comisión concluyó que el balance de los avances hacia la integración financiera era, en general, positivo [1]. No obstante, algunos casos de prueba pronto demostrarían si realmente existe una voluntad política para cumplir el plazo de 2005 (2003 para los mercados de valores) del Consejo Europeo, fijado en el Plan de acción en materia de servicios financieros. De no establecerse puntualmente las medidas se comprometería la realización óptima del calendario. Se reconocía ya la dificultad del contexto económico para avanzar. Cualquier retraso incrementaría las presiones de los costes de consolidación del sector financiero de la UE, aún fragmentado.

[1] Cuarto informe: "Desafíos políticos de los servicios financieros", junio de 2001, COM(2001) 286 final.

Con estas perspectivas, se ha elaborado el presente quinto informe con la asistencia de representantes personales de los ministros del Ecofin del Grupo de política de servicios financieros. Su mensaje al Consejo Ecofin es triple:

- la integración del sector financiero europeo es más decisiva que nunca para fomentar el crecimiento y el empleo. Fundamentalmente puede también servir de protección contra la volatilidad y como polo de estabilidad en estas agitadas circunstancias económicas.

- se han producido importantes avances desde el último informe. Pero persiste la preocupación sobre el ritmo de realización del Plan de acción según el calendario acordado y las declaraciones políticas de los sucesivos Consejos Ecofin y europeos; y

- conviene realizar una revisión intermedia crítica y amplia de lo conseguido, de qué ventajas tiene para la integración y de qué es lo que queda por hacer. Todo ello debe ir acompañado de una acción política.

La integración del sector financiero europeo es más necesaria que nunca

Primeramente, como polo de estabilidad

Después de los trágicos sucesos del 11 de septiembre en los EE.UU., el Consejo Europeo extraordinario reunido en Bruselas el 21 de septiembre concluyó que la ralentización económica iba a ser mucho más fuerte que lo que se había previsto, pero subrayó que "gracias a la moneda única, los países de la zona euro están protegidos de las conmociones económicas motivadas por las fluctuaciones monetarias". Los mercados integrados de servicios financieros constituyen un requisito previo para alcanzar todas las ventajas del euro y garantizar la estabilidad y competitividad del sector financiero de la UE.

Pese a su volatilidad, los mercados financieros europeos y mundiales han reaccionado con madurez. Ello ha motivado una mayor resistencia a asumir riesgos, perspectivas de menor liquidez y mayor diversificación. La rápida y estrecha colaboración entre la Reserva Federal, el Banco Central Europeo y otros bancos centrales ha garantizado la liquidez y el funcionamiento de los mercados financieros.

Los mercados de valores sufrieron fuertes pérdidas iniciales que han sido recuperadas. Son especialmente preocupantes los efectos de la desaceleración de los mercados de renta variable en el sector de seguros, ya que las acciones representan una importante proporción de las inversiones (el 30%). No se han definido aún con precisión los efectos de la desaceleración de los valores de renta variable ni las estimaciones finales de las demandas posteriores al 11 de septiembre (se calculan entre 20 y 80 mil millones de dólares).

Uniendo sus esfuerzos, los reguladores han tratado de atenuar los posibles efectos de contagio. No obstante, la interacción entre el menor crecimiento económico y la posible vulnerabilidad financiera exige mantener la guardia para asegurar la gestión prudente y responsable de los efectos secundarios.

El Plan de acción incluye algunas medidas importantes que, una vez aplicadas, responderán directamente al doble desafío de la incertidumbre y de las desfavorables perspectivas económicas. Para las empresas de servicios financieros, es imprescindible la resistencia económica: es más necesario que nunca disponer de fuertes normas cautelares para la banca, sociedades de inversión y empresas de seguros de modo que reflejen los riesgos reales. En tiempos de crisis son fundamentales las provisiones, las reservas y las medidas de gestión del riesgo. El consenso político sobre la propuesta de Directiva sobre garantías, que podría alcanzarse antes de final del año en curso, es una prioridad para abordar un posible descenso de la calidad del crédito y un incremento del riesgo de contagio. A principios del próximo año, la Comisión publicará una Comunicación sobre compensación y liquidación. Examinará el modo como se puede mejorar la eficacia en la UE y otras cuestiones relativas a la estabilidad del sistema financiero. Los supervisores y reguladores de la Unión están elaborando respuestas políticas a nivel sectorial que pueden ser necesarias a nivel de la UE. La mesa redonda de reguladores garantiza también la coordinación entre los comités de supervisión y reglamentación para garantizar que los temas intersectoriales se abordan de manera coherente y eficaz [2].

[2] La Mesa redonda de reguladores se estableció de manera informal a iniciativa de la Comisión a principios de 2000 con el fin de atender a la recomendación del Comité económico y financiero de fortalecer la cooperación intersectorial a nivel internacional y de fomentar el intercambio de información entre supervisores y reguladores entre sectores. Está formada por los presidentes de los grupos de supervisión y regulación financiera de la UE: Comité Consultivo Bancario, Comité de supervisión bancaria del BCE, Grupo de contacto sobre supervisión bancaria, Comité de seguros, Conferencia de Autoridades de Supervisión de Seguros, Comité europeo de valores, Comité europeo de reguladores de valores

Los últimos acontecimientos insisten en que se necesita más que nunca la integración financiera europea como motor de crecimiento y empleo, como protección contra la volatilidad del mercado y polo de estabilidad económica [3]. Es también de importancia decisiva contar con un marco reglamentario sólido y estable para abordar los posibles riesgos de estabilidad que pudieran surgir en la Unión ampliada.

[3] Para fortalecer el plan de control del Plan de acción, la Comisión está elaborando un conjunto de indicadores financieros. Dichos indicadores se centrarán en la cuantificación de las tendencias de integración y eficacia dentro del mercado financiero de la UE, y se utilizarán para desarrollar la política futura. Podrá disponerse de estas evaluaciones económicas en los próximos meses.

Segundo, lucha contra el terrorismo

Los atentados contra los EE.UU. exigen unos esfuerzos concertados y reforzados para luchar contra el terrorismo. Deben eliminarse las posibilidades de financiación de las actividades terroristas. Es pues una máxima prioridad fortalecer el marco contra el blanqueo de dinero, tanto en el ámbito de la UE como en todo el mundo. Un paso crucial es el acuerdo registrado sobre la Directiva contra el blanqueo de capitales del Consejo ECOFIN y el Consejo conjunto ECOFIN/JAI del 16 de octubre, y la adopción de la propuesta de codecisión con el Parlamento Europeo. La ampliación de los requisitos de identificación e información es un factor vital del compromiso de la Unión contra la financiación del crimen y el terrorismo. El acuerdo político sobre el proyecto de Directiva sobre el abuso de mercado podrá alcanzarse antes de final de año. Garantizará la protección de los mercados financieros contra las operaciones con información privilegiada y la manipulación del mercado. Por otra parte, el Consejo conjunto ECOFIN/JAI del 16 de octubre ha pedido a la Comisión que presente antes de fin de año un informe final sobre el control de flujos transfronterizos de capitales.

Es prioritario apoyar a todos los niveles el Grupo de Acción Financiera Internacional sobre el blanqueo de capitales. Se han ampliado su mandato y el ámbito de sus 40 recomendaciones. Al suavizar las normas del secreto bancario e incrementar la transparencia de las entidades jurídicas, podrán detectarse y seguirse más fácilmente las pistas financieras de los terroristas, con mayor rapidez y eficacia que en la actualidad.

Tercero, aprovechar al máximo la inminente introducción de billetes y monedas en EUR

El 19 de octubre, el Consejo Europeo de Gante emitió una Declaración sobre la preparación de la introducción de billetes y monedas en euros, basada en un informe de evaluación realizado por la Comisión. El Consejo Europeo valoró la importancia histórica de la introducción de billetes y monedas en euros y las ventajas que ello reportará a los ciudadanos y a las empresas europeas. Celebró que los preparativos siguen a buen ritmo, si bien hay aún algunas cuestiones que merecen atención. Deben mejorar los sistemas de pago transfronterizos y deben reducirse los costes de los pagos transfronterizos. Actualmente los pagos transfronterizos en euros son mucho más costosos que los pagos nacionales [4]. En vista de ello, el Consejo Europeo invitó al Consejo ECOFIN a adoptar ante el Consejo Europeo de Laeken la propuesta de la Comisión de Reglamento para reducir las comisiones bancarias por los pagos transfronterizos en euros. El Reglamento propuesto permitirá a los ciudadanos europeos transferir pagos entre fronteras con la misma facilidad y economía que los pagos nacionales.

[4] Comisiones bancarias: Resultados principales del nuevo estudio de la Comisión MEMO/01/294, 20 de Septiembre de 2001, disponible en http://europa.eu.int/comm/internal_market/en/finances/payment/directives/index.htm

Aun así, debe realizarse un esfuerzo político para establecer un mercado único para todos. Debe aumentarse la protección del consumidor y debe simplificarse el comercio transfronterizo. El Consejo ECOFIN ha suscrito ya la estrategia para los servicios financieros electrónicos transfronterizos [5]. La Comisión está desarrollando, en estrecha colaboración con los Estados miembros, un calendario para un mercado único de servicios financieros al por menor, que abarca tres áreas políticas:

[5] Informe del GPSF al Consejo Ecofin de 7 de mayo de 2001.

- un programa de convergencia que cubre normas contractuales y no contractuales para proporcionar a los consumidores una información de alta calidad y comparabilidad. La adopción final de la propuesta de Directiva sobre la comercialización a distancia de servicios financieros constituirá un elemento importante para garantizar esta coherencia. Juntamente con la Comunicación de la Comisión sobre el comercio electrónico y los servicios financieros [6], la Directiva será una piedra angular de la política de servicios financieros al por menor servida en Internet;

[6] Comunicación de la Comisión al Consejo y el Parlamento Europeo - Comercio electrónico y servicios financieros, 2001 COM(2001)0066 final.

- etapas dirigidas a fomentar la confianza del consumidor en la compensación transfronteriza y en los pagos por Internet para mejorar la seguridad y proporcionar a los consumidores una seguridad jurídica al efectuar pagos electrónicos dentro de la Unión; y

- mayor cooperación de la supervisión entre las autoridades del país de acogida y del país de origen en el que esté establecido el proveedor.

Con estos fines, la Comisión:

- con objeto de asistir a los Estados miembros y proveedores de servicios y para asegurar el cumplimiento de la Directiva sobre el comercio electrónico, llevará a cabo el análisis previsto en su Comunicación sobre el comercio electrónico y los servicios financieros; y

- propondrá la revisión y actualización (prevista para fines de 2001) de la Directiva relativa al crédito al consumo.

El Plan de acción para la prevención del fraude [7], adoptado en febrero, contribuirá también a fomentar la confianza del público en los sistemas de pago transfronterizos y a apoyar el desarrollo del comercio electrónico. Existe un creciente problema de fraude y falsificación de tarjetas y otros medios de pago distintos del efectivo empleados en las operaciones transfronterizas. El volumen del fraude se calcula actualmente en la UE en 600 millones de euros anuales. El Plan se centra en la mejora de la seguridad técnica y jurídica de los instrumentos de pago, el intercambio de información, la formación y educación de todas las partes implicadas.

[7] Comunicación de la Comisión al Consejo, el Parlamento Europeo, el Banco central europeo, el Comité económico y social y Europol - Lucha contra el fraude y la falsificación de medios de pago distintos del efectivo, COM (2001)11 final.

Se está avanzando

El acuerdo político alcanzado en el Consejo de mercado interior del 27 de septiembre sobre la Directiva sobre el comercio a distancia supuso un paso decisivo para el desarrollo de un mercado financiero integrado para los consumidores. Complementará la Directiva sobre el comercio electrónico, que entrará en vigor en enero del próximo año. Fue también un avance importante la adopción final de la Directiva contra el blanqueo de capitales, que fortalecerá la política de la Unión en este ámbito. El Estatuto para un Reglamento sobre las sociedades europeas, adoptado formalmente el 8 de octubre de 2001, es un paso más hacia la integración del mercado financiero de la UE, al ofrecer a las sociedades una estructura jurídica optativa para organizar sus operaciones en un contexto jurídico paneuropeo. Es inminente la adopción formal de las Directivas sobre OICVM y Margen de solvencia de las empresas de seguros. El Consejo la Presidencia persigue un acuerdo político sobre la propuesta de Directiva sobre los intermediarios de seguros en el Consejo de mercado interior del 26 de noviembre. En cuanto a las propuestas del informe del Comité de sabios [8], se ha establecido ya la estructura básica del Comité. Su papel será crucial para asistir a la Comisión en la aplicación del Plan de acción.

[8] El informe final del Comité de sabios, presidido por Alexandre Lamfalussy y publicado el 15 de febrero de 2001, puede consultarse en http://europa.eu.int/comm/internal_market/en/finances.htm

Pueden consultarse también en Internet [9] los avances detallados y periódicamente actualizados de la aplicación de las 42 medidas del Plan de acción. Para una visión general, la Figura 1 del presente informe muestra que 25 medidas del Plan de acción se habrán concluido a mediados de diciembre. Nueve de ellas son actos legislativos formalmente adoptados por el Consejo y el Parlamento Europeo [10]. Las 16 restantes son Decisiones, Comunicaciones, Recomendaciones o In formes [11]. La Comisión está preparando ocho nuevas medidas del Plan de acción. Seis de ellas son propuestas legislativas, como la actualización del marco de adecuación del capital de bancos y empresas de inversión, y una revisión de la Directiva sobre servicios de inversión (ambas previstas para el próximo año).

[9] http://europa.eu.int/comm/internal_market/en/finances/actionplan/index.htm.

[10] Directivas sobre OICVM, Margen de solvencia de empresas de seguros I, blanqueo de capitales, liquidación de entidades bancarias, liquidación de empresas de seguros, comercio electrónico, modificación de la 4ª y la 7ª Directiva sobre derecho de sociedades, intercambio de información con terceros países y Reglamento sobre las sociedades europeas.

[11] Por ejemplo, las Recomendaciones de la Comisión sobre la comercialización de préstamos hipotecarios y sobre prácticas de auditoría, la Comunicación sobre comercio electrónico y servicios financieros, y la Decisión de la Comisión sobre la creación de un Comité europeo de valores.

>REFERENCIA A UN GRÁFICO>

Figura 1: Aplicación del Plan de acción

Persiste cierta preocupación

Un revés importante fue el reciente rechazo -tras 12 años de negociación- por el Parlamento Europeo de la conciliación de la Directiva propuesta sobre ofertas de adquisición. La medida pretendía sobre todo proteger a los accionistas particulares en caso de una oferta de adquisición hostil, y estaba considerada por el Consejo Europeo como un elemento importante para la creación de un mercado financiero único. La Comisión establecerá una propuesta revisada a principios del próximo año, tras valorar el asesoramiento de un Grupo de expertos de alto nivel actualmente reunido [12].

[12] El Grupo de expertos de alto nivel en derecho de sociedades fue creado por la Comisión en septiembre de 2001. Puede obtenerse mayor información sobre el Grupo en http://europa.eu.int/comm/internal_market/en/finances.htm.

Una segunda preocupación es la ausencia de progresos decisivos en el Consejo en torno a la Directiva sobre los fondos de pensiones. La propuesta fue presentada por la Comisión en octubre del año pasado, y se prevé su adopción según el Plan de acción antes de 2002. El Parlamento ha concluido su primera lectura en julio. Pero los puntos críticos definidos en el anterior informe intermedio siguen sin resolverse: i) ámbito de la Directiva, ii) normas de inversión cuantitativas/cualitativas, iii) provisiones técnicas, y iv) asociación transfronteriza. Es vital progresar en estos campos para alcanzar un acuerdo política antes de 2002.

Una tercera preocupación se refiere a las tres prioridades de los servicios financieros definidas por el Consejo Europeo: las Directivas propuestas sobre folletos, conglomerados financieros, y el Reglamento propuesto sobre normas internacionales de contabilidad. Hay que avanzar también en otras tres medidas del Plan de acción: intermediarios de seguros, fiscalidad sobre el ahorro y abuso del mercado.

En la Figura 2 se muestran las fases y plazos de la Comisión, el Parlamento y el Consejo, así como de los Estados miembros para adoptar y aplicar las medidas, junto con las futuras propuestas legislativas de actualización del marco de adecuación del capital de bancos y empresas de inversión, y la Directiva sobre servicios de inversión. El calendario indicado refleja de manera óptima los pasos del Plan de acción para la aplicación de cada una de las medidas que contiene. La Figura 2 subraya los esfuerzos necesarios de las sucesivas presidencias para alcanzar resultados concretos.

Figura 2: Fases y plazos de la aplicación del Plan de acción

>REFERENCIA A UN GRÁFICO>

Es preciso impulsar a medio plazo el Plan de acción

Si se mantiene la escasez de avances puede pensarse que afecta a la credibilidad de las declaraciones políticas de los sucesivos Consejos Europeos. El Plan de acción se formuló en mayo de 1999. La mayoría de las propuestas legislativas deben adoptarse antes del final de 2002 si es que tienen que aplicarse dentro de los plazos acordados, que en un principio fueron tachados de poco ambiciosos. La Comisión iniciará una Revisión intermedia el próximo febrero para sentar las bases de una reconsideración política de alto nivel del Plan de acción y de sus plazos. La revisión aclarará la medida real de los avances alcanzados; reafirmará la importancia decisiva de un sector financiero integrado para la competitividad y el crecimiento europeos; confirmará el compromiso al más alto nivel de todas las instituciones implicadas para conseguir los objetivos del Plan de acción y establecer las prioridades concretas y los compromisos necesarios para cumplir las propuestas del Plan de acción dentro de los plazos acordados. El apoyo, colaboración y compromiso del Parlamento, los Estados miembros y los agentes del mercado debe fortalecerse en el Consejo Europeo de Barcelona de marzo, subrayando las aportaciones decisivas de un sector financiero integrado en la UE pueden suponer para los objetivos de reforma económica fijados en Lisboa.

Conclusiones

La necesidad de unos mercados financieros integrados es mayor que nunca, sobre todo ahora que se está deteriorando el entorno económico, como motor del crecimiento y polo de estabilidad financiera para beneficio de los ciudadanos y de las empresas de la UE. Se han logrado buenos progresos en la aplicación del Plan de acción durante la Presidencia de Bélgica; se han concluido 25 de 42 medidas.

Persiste sin embargo una preocupación real sobre el ritmo actual de los trabajos si es que se quiere realizar el Plan de acción de acuerdo con su calendario. Las repetidas declaraciones decididas de los sucesivos Consejos ECOFIN y Consejos Europeos tienen que traducirse ya en acuerdos firmes y deben ir acompañadas de progresos políticos tangibles. Toda incapacidad de encontrar soluciones viables política y técnicamente dentro del calendario desembocará en un fracaso político y económico de la UE. El calendario del Parlamento Europeo y del Consejo está también bajo presión. Al término del año próximo deben adoptarse 10 propuestas legislativas para cumplir el calendario del Plan de acción.

- En la Presidencia española: Directivas sobre comercialización a distancia, folletos, abuso del mercado y Reglamento NIC; y

- En la Presidencia danesa: Directivas sobre intermediarios de seguros, fondos de pensiones, conglomerados financieros, modificación de la 10ª de derecho de sociedades, garantías y fiscalidad del ahorro.

La responsabilidad sobre los avances en estos temas cruciales recae en todas las instituciones. La Comisión, el Consejo y el Parlamento Europeo deben compartir esta responsabilidad. Por su parte, la Comisión reafirma su determinación para resolver las propuestas legislativas restantes en línea con las prioridades establecidas en el Plan de acción: el marco de adecuación del capital de bancos y empresas de inversión, la Directiva de actualización de las NIC, la Directiva sobre divulgación periódica, la modificación de la 10ª, la 4ª y la 7ª Directiva sobre derecho de sociedades, y la 14ª Directiva sobre derecho de sociedades. Probablemente se precisen otras medidas legislativas y no legislativas además de las que ya contiene el Plan de acción.

Top