Help Print this page 
Title and reference
Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo - Estrategia para el mercado interior europeo

/* COM/99/0624 final */
Languages and formats available
BG ES CS DA DE ET EL EN FR GA HR IT LV LT HU MT NL PL PT RO SK SL FI SV
HTML html ES html DA html DE html EL html EN html FR html IT html NL html PT html FI html SV
PDF pdf ES pdf DA pdf DE pdf EL pdf EN pdf FR pdf IT pdf NL pdf PT pdf FI pdf SV
Multilingual display
Text

51999DC0624

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo - Estrategia para el mercado interior europeo /* COM/99/0624 final */


COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO Y AL CONSEJO - Estrategia para el mercado interior europeo

COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO Y AL CONSEJO

Estrategia para el mercado interior europeo

Introducción

El 5 de octubre de 1999, la Comisión aprobó una Comunicación de consulta [1] en la que exponía su opinión sobre una estrategia para el mercado interior que abarque los próximos cinco años. Esa Comunicación activó un debate breve pero muy centrado en el Consejo, el Parlamento y el Comité Económico y Social, así como entre los círculos interesados.

[1] COM(1999) 464 final.

La reacción fue positiva. No cabe duda de que la combinación de objetivos estratégicos a largo plazo con medidas específicas a corto plazo, de revisión anual, cuenta con amplio apoyo.

La citada Comunicación fue examinada por el Consejo de Mercado Interior en su reunión de 28 de octubre de 1999. Los Ministros acogieron muy favorablemente el enfoque de la misma.

En su resolución de 4 de noviembre [2], el Parlamento opinaba positivamente con respecto a la estructura propuesta y destacaba la necesidad de adoptar un enfoque unificado que permita crear un marco coherente y estable para las medidas tanto legislativas como de otro tipo, garantizando, al mismo tiempo, una adecuada participación del propio Parlamento.

[2] B5-0204/1999

El Observatorio del Mercado Único, un grupo de estudio que desarrolla su labor bajo los auspicios de la sección responsable del sector industrial del Comité Económico y social, examinó la Comunicación en sus reuniones de 8 de octubre y 8 de noviembre. El 29 de octubre, la Comisión organizó una audiencia, a la que asistió una nutrida representación del sector empresarial, los sindicatos, otras organizaciones no gubernamentales y los países candidatos a la adhesión [3].

[3] En el sitio Internet de la Comisión (http://europa.eu.int/comm/dg15/en/update/strategy) puede consultarse el informe completo de la audiencia. Se recibieron también otras observaciones por carta y correo electrónico.

La presente Comunicación contiene la estrategia de la Comisión para el mercado interior durante los próximos cinco años. En ella se fijan cuatro objetivos estratégicos, los objetivos operativos que se desprenden de ellos y, por primera vez, las medidas específicas (de revisión anual) que la Comisión recomienda para el logro de tales objetivos. Las medidas específicas reflejan las prioridades de la Comisión, que se orientan y basan en la opinión de los interesados y, en especial, del Parlamento Europeo y los Estados miembros, incluida la de la actual y la próxima Presidencia del Consejo de Ministros.

La Comisión pide al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social y a todos los interesados que respalden el planteamiento global propuesto y, más en concreto, los cuatro objetivos estratégicos. Asimismo, se pide al Parlamento y al Consejo que den su conformidad para la aplicación de las medidas específicas y que procuren que se aprueben pronto las principales disposiciones legislativas.

Estrategia

La presente estrategia para el mercado interior constituye un marco coherente de acción para los años 2000-2004. Se trata de una visión estratégica a largo plazo que debe servir de guía para delimitar las prioridades de actuación más inmediatas. El propósito fundamental es mejorar constantemente el funcionamiento del mercado interior en los próximos años, en interés tanto de los ciudadanos como de las empresas. La Comisión reconoce que la credibilidad del mercado interior dependerá no solamente de los beneficios que ofrezca, sino también de que dichos beneficios sean percibidos como fruto del mercado interior. La estrategia ha sido concebida de modo que refleje las características de un mercado interior más maduro, esto es:

· La necesidad de aumentar la competitividad de la economía europea y, al mismo tiempo, mejorar la calidad de vida de los ciudadanos europeos. En aquellos casos en que los intereses de las empresas diverjan de los intereses de los consumidores, hay que llegar a un acuerdo equitativo. No sólo hay que coordinar las actuaciones comunitarias en medio ambiente, cohesión económica y social, salud y seguridad y derechos de los consumidores con las actuaciones en el ámbito del mercado interior, sino que hay integrarlas en ellas, como lo exige el Tratado.

· La necesidad de implicar a todos los interesados en el desarrollo continuo del mercado interior, ya se trate de ciudadanos o de empresas e independientemente de su localización y circunstancias. El desarrollo continuo del mercado interior debería constituir el núcleo de los esfuerzos por hacer que la UE esté más cerca de sus ciudadanos a través de las repercusiones que pueda tener en su vida diaria como empleados, empleadores, consumidores, jubilados, estudiantes, deudores, ahorradores, inversores y contribuyentes.

· La necesidad de eliminar todos los obstáculos injustificados que se oponen a la libre circulación de bienes, servicios, personas y capitales. El nuevo marco jurídico surgido de la integración de los mercados nacionales debe funcionar de forma óptima, de modo que consumidores, ciudadanos y empresas obtengan los máximos beneficios. Se buscará un equilibrio adecuado entre las acciones legislativas y de otro tipo, así como entre la armonización y el reconocimiento mutuo. Siempre que lo considere oportuno, la Comisión favorecerá la autorregulación y velará por que funcione de forma abierta y transparente.

· La necesidad de impulsar una completa reforma y modernización de las estructuras a través del capitulo microeconómico del proceso de supervisión económica multilateral, con arreglo a lo decidido en el Consejo Europeo de Cardiff.

· La necesidad de supervisar y analizar los efectos de las medidas aplicadas en el mercado interior, mediante el empleo y desarrollo de instrumentos como el cuadro de indicadores y el informe de Cardiff [4]. El Diálogo con los Ciudadanos y las Empresas debe aprovechar plenamente las posibilidades que ofrece la informática para impulsar una política integral e interactiva.

[4] El cuadro de indicadores del mercado interior ha demostrado ser un instrumento valioso para el seguimiento de los avances jurídicos y administrativos. En el informe Cardiff se hace una evaluación anual del funcionamiento de los mercados de productos y capitales.

· La necesidad de proporcionar un marco adecuado para liberar el gran potencial de desarrollo que tiene el mercado interior en el sector de las tecnologías de la información y la comunicación, incluido el comercio electrónico.

· La necesidad de prepararse para la próxima ampliación de la Unión. La adhesión de diez o más países plantea un reto importante tanto a los actuales como a los futuros Estados miembros. Hay que mejorar el funcionamiento de las normas vigentes y los países candidatos tienen que participar lo antes posible en su aplicación práctica.

· La necesidad de mirar más allá de las fronteras de la Unión. Internet y el comercio electrónico ofrecen incluso a la más pequeña de las empresas la oportunidad de comerciar en todo el mundo. La creación del mercado interior dota a la Unión de una gran experiencia que puede aprovechar en las conversaciones con sus principales interlocutores comerciales.

Por último, hay que hacer referencia a un objetivo de la Unión, distinto pero relacionado con estos temas, con el que se pretende crear un área de libertad, seguridad y justicia. El Tratado de Amsterdam ofrece nuevas posibilidades para garantizar que los ciudadanos puedan disfrutar de las libertades que se derivan del mercado interior en condiciones de seguridad y justicia accesibles para todos. El Consejo Europeo de Tampere puso de relieve la importancia de establecer una conexión entre este objetivo y las preocupaciones de los ciudadanos en la vida de todos los días. Está claro que los progresos que se hagan en la creación de un área de libertad, seguridad y justicia (por ejemplo, en relación con la asistencia jurídica) constituirán un importante elemento en el panorama más amplio dentro del cual se desarrolla esta estrategia.

Objetivos estratégicos

Se han establecido cuatro objetivos estratégicos, a saber:

- mejorar la calidad de vida de los ciudadanos

- aumentar la eficacia de los mercados comunitarios de productos y de capitales

- mejorar el entorno empresarial

- aprovechar los logros del mercado interior en un mundo en transformación.

Estos objetivos estratégicos sirven de marco de referencia para el desarrollo de la política en este ámbito. Los distintos objetivos no se excluyen unos a otros, sino que se superponen y son complementarios. Hay que evaluar los progresos que se hagan para lograrlos. La Comisión buscará indicadores cuantitativos y cualitativos. Otros marcos de referencia sectoriales (de los que algunos, como la contratación pública y el Plan de acción para los servicios financieros [5], ya están vigentes) forman parte de esa perspectiva más amplia.

[5] Véase COM(1999) 232, "Servicios Financieros: Aplicación del marco para los servicios financieros: plan de acción", 11.05.1999.

Objetivos operativos

Se han definido también diversos objetivos operativos. Cada uno de ellos cubre una dimensión política determinada que contribuye a alcanzar uno o más objetivos estratégicos. Los objetivos operativos constituirán también puntos de referencia para medir en una evaluación comparativa los progresos obtenidos.

Medidas específicas

Dentro de los objetivos estratégicos y operativos se marcan prioridades a corto plazo, denominadas medidas específicas. Estas medidas, que se han descrito cuidadosamente al objeto de poder medir los resultados, comportan iniciativas tanto comunitarias como nacionales.

Con el fin de garantizar la continuidad de un año a otro, se ha fijado un plazo de 18 meses para las medidas específicas. Algunas de ellas no habrán cumplido su objetivo antes de la primera revisión, en el Consejo de Mercado Interior de mayo de 2000, pero el hecho de definir este tipo de objetivos permitirá que las sucesivas Presidencias del Consejo y la propia Comisión puedan emprender los imprescindibles trabajos preparatorios y, de esta manera, las posibilidades de conseguir los objetivos serán máximas en el curso del siguiente año. No obstante, ni las medidas específicas seleccionadas ni los plazos fijados harán variar la prioridad política de cada iniciativa individual.

Ciclo anual

El actual ciclo anual del mercado interior comprende el cuadro de indicadores (elaborado semestralmente) y el informe sobre los mercados de bienes y capitales (informe Cardiff). La Comisión hará también una revisión anual y una actualización de las medidas específicas, que presentará para debate al Parlamento Europeo y al segundo Consejo de Mercado Interior de cada año. En esa revisión se comprobarán los progresos realizados y se analizará si el actual programa continuo es válido para lograr los objetivos a largo plazo. La Comisión presentará un conjunto completo de indicadores que permitirán juzgar la eficacia de las medidas adoptadas y evaluar en qué medida han contribuido al logro de los objetivos principales.

>SITIO PARA UN CUADRO>

Las adaptaciones anuales de las medidas específicas del mercado interior guardarán coherencia con las prioridades que, con respecto a las reformas estructurales, establezcan las Orientaciones Generales de la Política Económica, que desempeñan un papel protagonista en la coordinación de las políticas económicas entre los Estados miembros. Las propuestas de la Comisión para la revisión de las medidas específicas, así como sus recomendaciones sobre las Orientaciones Generales de la Política Económica, aplicarán los diversos elementos de la Estrategia para el Mercado Interior, incluidas las conclusiones del debate del Consejo de Mercado Interior sobre el informe de Cardiff y los dictámenes del Parlamento Europeo. Compete, inicialmente, a la Comisión y, posteriormente, a los Estados miembros mantener un enfoque coherente.

>REFERENCIA A UN GRÁPHICO>

Figura 1: ciclo anual de la estrategia para el mercado interior

Objetivo estratégico 1 : Ciudadanos

La Comunidad ha de satisfacer las crecientes expectativas de los ciudadanos con respecto a la calidad de vida y a un desarrollo sostenible. Los ciudadanos sólo podrán gozar de las ventajas de unos mercados realmente liberalizados y eficaces si pueden decidir con conocimiento de causa y si existen mecanismos eficaces para mejorar su salud, su seguridad o sus intereses económicos. Asimismo, en su calidad de trabajadores, los ciudadanos deben tener la certeza de que el incremento de la competencia va acompañado de un adecuado nivel de protección social.

La ciudadanía europea otorga el derecho general de libertad de circulación y de residencia dentro de la Unión, cualquiera que sea la situación económica de la persona. Confiere también derechos civiles y políticos, como el derecho de voto en las elecciones locales y al Parlamento Europeo en el país de residencia.

Los ciudadanos esperan que la Unión trabaje por lograr sus objetivos fundamentales, tal como se especifican en el artículo 2 del Tratado, incluyendo el fomento del progreso económico y social, un alto nivel de empleo y un crecimiento sostenible y equilibrado. Por lo tanto, el primer objetivo estratégico ha de ser la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos. Dentro de ese objetivo, se han delimitado tres objetivos operativos.

Objetivos operativos

Ciudadanos 1 // Ø Garantizar que el mercado interior contribuya a lograr un desarrollo sostenible y equilibrado

Toda política comunitaria ha de tener presentes las necesidades de la protección medioambiental. Además, es necesario reforzar la cohesión económica y social, reduciendo las disparidades existentes en el desarrollo regional [6]. Un desarrollo sostenible sólo puede lograrse atendiendo a la protección del medio ambiente, la competitividad de las empresas, el empleo y las necesidades específicas de las regiones o zonas menos favorecidas, incluidas las ultraperiféricas.

[6] Artículos 158 y 159 del Tratado.

La Comisión ya ha explicado cómo cree que debe actuarse para que las políticas de mercado interior y de medio ambiente se refuercen y potencien mutuamente [7]. Se está preparando una estrategia comunitaria para integrar las políticas de medio ambiente y de mercado interior.

[7] Véase COM(1999) 263 final, "El mercado único y el medio ambiente", 08.06.1999.

Aunque todo parece indicar que el mercado interior ha tenido efectos favorables [8] para la cohesión, es preciso seguir vigilantes para garantizar la adopción de las oportunas medidas adicionales si fuera necesario en vistas a fortalecer la estructura económica de las regiones y preparalas para que aprovechen al máximo los beneficios del mercado interior

[8] cfr. inter alia, Primer Informe sobre la Cohesión, (Noviembre 1996): Examén Mercado Interior (subserie IV, en particular, volumen 2).

El mercado interior ya ha contribuido de forma significativa al proceso de creación de puestos de trabajo. No obstante, las iniciativas relacionadas con la oferta deben incluir un esfuerzo por desarrollar la capacitación, la flexibilidad y la movilidad de los trabajadores europeos. Este enfoque se ha desarrollado en las Directrices para el Empleo, especialmente en los pilares de capacidad de inserción laboral y de adaptación.

Para alcanzar este objetivo operativo (Ciudadanos 1), se precisan las siguientes medidas específicas:

>SITIO PARA UN CUADRO>

>SITIO PARA UN CUADRO>

Ciudadanos 2 // Ø Proteger la salud y la seguridad de los ciudadanos y promocionar sus intereses económicos

Los intereses de los consumidores son un factor clave de la función que debe desempeñar el mercado interior para el ciudadano y constituirá un elemento esencial en la evaluación por la que se juzgará el mercado interior. Es fundamental lograr un elevado nivel de protección y el cumplimiento riguroso de las normas [9], en particular las que afectan a la seguridad de los bienes y servicios. Habrá que instaurar mecanismos eficaces de reclamación para las operaciones comerciales transfronterizas, en especial dado que el comercio electrónico prosigue su crecimiento exponencial.

[9] El apartado 2 del artículo 153 del Tratado CE establece que en la elaboración de las distintas políticas comunitarias ha de tenerse en cuenta la protección del consumidor.

Una mayor liberalización de servicios de interés general, la introducción del euro y el desarrollo del comercio electrónico son factores que tienen, todos ellos, el potencial de liberar más beneficios económicos para los ciudadanos. Para que este potencial se haga realidad, hay que conformar estos desarrollos de forma que se tengan en cuenta dichos intereses. El mercado interior debería ser estrechamente controlado desde la perspectiva de los ciudadanos para garantizar que se obtienen en la práctica los beneficios que se pretenden conseguir mediante las leyes de la UE.

Para alcanzar este objetivo operativo (Ciudadanos 2), se precisan las siguientes medidas específicas:

>SITIO PARA UN CUADRO>

Ciudadanos 3 // Ø Reforzar y promover el pleno ejercicio de los derechos de los ciudadanos

Pocos son los ciudadanos que ejercen el derecho a la libre circulación; la movilidad laboral en el mercado interior, indispensable para una economía con capacidad de adaptación, sigue siendo limitada. Es necesario que el ejercicio de los derechos que confiere el mercado interior pueda hacerse de forma eficaz y sencilla, reconociendo, por ejemplo, las cualificaciones. Un requisito esencial para aumentar la movilidad es que se pueda acceder fácilmente a la información sobre oportunidades de trabajo en los distintos Estados miembros. La red del servicio EURES, que reúne los institutos nacionales de empleo, debe intensificar sus actividades en este sentido. La Unión y las administraciones nacionales tienen que cooperar para desarrollar una cultura administrativa común que ofrezca un alto nivel de servicio y permita resolver rápidamente los problemas.

Los ciudadanos necesitan información adecuada, ayuda y asesoramiento. Para ayudarles a hacer uso de sus derechos se puede utilizar el Diálogo con los Ciudadanos y las Empresas, así como la red de centros europeos de consumidores (las «euroventanillas») y otras redes de información, como EURES.

Para alcanzar este objetivo operativo (Ciudadanos 3), se precisan las siguientes medidas específicas:

>SITIO PARA UN CUADRO>

>SITIO PARA UN CUADRO>

Objetivo estratégico 2 : mercados

Para incrementar la competitividad de su economía, la Unión necesita mercados eficaces de bienes, servicios y capitales. Este objetivo se podría lograr desarrollando el proceso de reforma económica acordado por el Consejo Europeo de Cardiff. Los Estados miembros y las instituciones comunitarias han de participar en ese proceso emprendiendo, de manera activa, los cambios necesarios. La reforma estructural global y la modernización de los mercados son parte integrante del proceso de coordinación económica de la Unión, tal y como se señala en las Orientaciones Generales de la Política Económica.

La aplicación de una política empresarial adecuadamente coordinada y coherente en toda la Comunidad es cada vez más importante; se ha de prestar especial atención a las necesidades de las pequeñas y medianas empresas, con el fin de que puedan desarrollar plenamente su potencial para la innovación, el crecimiento y la creación de empleo.

Por todo ello, el segundo objetivo estratégico de la Comunidad ha de ser aumentar la eficacia de los mercados de productos y de capitales de la Unión. Dentro de ese objetivo, se han delimitado cinco objetivos operativos.

Objetivos operativos

Mercados 1 // Ø Impulsar la reforma económica en aras de una mayor eficacia de los mercados

El proceso de reforma económica que puso en marcha el Consejo Europeo de Cardiff y que constituye uno de los tres pilares del Pacto Europeo para el Empleo, se centra en sectores en los que es preciso adoptar medidas, a escala comunitaria o nacional, y añade una dimensión microeconómica a la elaboración de las Orientaciones Generales de la Política Económica. No se trata sólo de saber si la legislación de los Estados miembros es jurídicamente compatible con el mercado interior, sino si permitirá extraer la máxima ventaja de la integración de los mercados, desde la óptica de la competitividad y del empleo y si consigue realizar sus objetivos políticos de interés general de la manera más eficaz.

El proceso de evaluación conjunta por el que los informes de los Estados miembros son examinados por el Consejo de Mercado Interior ha de continuar desarrollándose hasta constituir un ejercicio de evaluación colegiada que permita extraer de este nuevo instrumento todo su potencial.

Para alcanzar este objetivo operativo (Mercados 1), se precisan las siguientes medidas específicas:

>SITIO PARA UN CUADRO>

Mercados 2 // Ø Asegurar la realización de todo el potencial de los servicios financieros

Los servicios financieros constituyen un sector decisivo, que contribuirá notablemente a hacer realidad el mercado interior para los consumidores y las empresas. Las ventajas que ofrece la introducción del euro para los servicios financieros habrán de completarse con el empeño por dar acceso a los consumidores a una oferta más amplia de productos y servicios financieros al por menor competitivos y que les inspiren confianza, facilitar a las empresas (especialmente las PYME) el acceso a un solo mercado profundo y líquido de capital de inversión y garantizar la estabilidad permanente de los mercados financieros. Por todo ello, la aplicación del Plan de acción para los servicios financieros, que se centra específicamente en estos aspectos, es un elemento importante de la estrategia del mercado interior.

Ello estimulará el empleo, al facilitar la inversión en innovación, en especial a las pequeñas empresas, y garantizar una mayor oferta de servicios de calidad para satisfacer la demanda del consumidor, fundamentalmente gracias al crecimiento del comercio electrónico. Para facilitar el avance en la elaboración y aplicación de las medidas necesarias, la Comisión trabajará en estrecha colaboración con las administraciones de los Estados miembros, profesionales del mercado y consumidores.

Para alcanzar este objetivo operativo (Mercados 2), se precisan las siguientes medidas específicas: :

>SITIO PARA UN CUADRO>

Mercados 3 // Ø Extraer del mercado interior de la era digital todo su potencial

En los próximos años, la tecnología de la información transformará la economía de Europa, los centros de trabajo y la sociedad, con repercusiones tanto para las empresas como para el ciudadano.

Es esencial elaborar un marco normativo positivo para el comercio electrónico, basado en los principios del mercado interior. Ese marco formará parte integrante de la iniciativa "e-Europa" que se prepara para la cumbre de Helsinki [10], y brindará a las empresas la posibilidad de tener acceso a nuevos mercados transfronterizos a costes comparativamente bajos, en especial para aquellas que operan con bienes inmateriales (servicios financieros, seguros) o productos de escasa envergadura y elevado valor (CD, artículos de marca). El comercio electrónico permite también que los consumidores puedan localizar las mejores ofertas en el mercado interior y en todo el mundo. Es necesario que la Comunidad adopte medidas que impidan que los beneficios de ese comercio se pierdan por la disparidad de normas nacionales y que garantice que los consumidores puedan comprar en línea con confianza. El objetivo de la Comunidad debe ser crear condiciones jurídicas adecuadas; reducir las normas al mínimo imprescindible para ofrecer a los proveedores de servicios seguridad jurídica; proporcionar a los consumidores un elevado grado de protección y mecanismos de reclamación sencillos y baratos, así como evitar el uso de Internet para fines delictivos.

[10] La iniciativa "e-Europa" (Una sociedad de la información para todos), que está previsto presentar al Consejo Europeo de Helsinki, preparará el terreno para la contribución de la Comisión a la cumbre de Lisboa, en marzo del 2000, sobre "Empleo, reforma económica y cohesión social: hacia una Europa de innovación y conocimientos".

Para alcanzar este objetivo operativo (Mercados 3), se precisan las siguientes medidas específicas:

>SITIO PARA UN CUADRO>

>SITIO PARA UN CUADRO>

Mercados 4 // Ø Fomentar la creatividad y la innovación mediante la protección adecuada de los derechos de la propiedad intelectual e industrial

Los mercados de la propiedad intelectual e industrial están en permanente evolución, debido al desarrollo tecnológico, las nuevas estrategias de mercadotecnia y el comportamiento del consumidor. La adecuada protección de los derechos de la propiedad intelectual e industrial es un factor fundamental para lograr un entorno que propicie la innovación, la creatividad y la inversión. Las normas de mercado interior en este ámbito han de fomentar un entorno favorable a la competencia y, al mismo tiempo, lograr un cuidadoso equilibrio de todos los intereses en juego. La propuesta de patente comunitaria supondrá un apoyo para la capacidad de innovación de las empresas de la Unión.

Para alcanzar este objetivo operativo (Mercados 4), se precisan las siguientes medidas específicas:

>SITIO PARA UN CUADRO>

Mercados 5 // Ø Garantizar una legislación eficaz de apertura de los mercados en los sectores de los servicios públicos y el transporte, asegurando al mismo tiempo un servicio universal

La liberalización de los mercados en el ámbito de las telecomunicaciones, la electricidad y el transporte aéreo y por carretera está ya haciendo notar sus ventajas por el descenso de los precios y una mayor calidad de los servicios. Actualmente, es prioritaria la liberalización del transporte de mercancías por ferrocarril. Se espera que la liberalización del cabotaje marítimo, que ha concluido recientemente, tenga resultados parecidos. La Comisión también se está ocupando del problema de los retrasos que se producen en el transporte aéreo debido a la utilización de sistemas inadecuados de gestión del tráfico aéreo y propondrá iniciativas para establecer normas comunes de gestión del tráfico aéreo a nivel europeo.

Asimismo, es preciso garantizar la aplicación sistemática y coherente de la legislación comunitaria por todas las autoridades normativas nacionales, y establecer con urgencia procedimientos que permitan incrementar la cooperación entre dichas autoridades. La legislación en materia de competencia será la principal herramienta de gestión de estos mercados, aunque los objetivos de servicio universal, derechos de los consumidores e interoperabilidad pueden aún exigir normas específicas. La liberalización de las telecomunicaciones garantizará que todos los ciudadanos tengan acceso, a un precio asequible, a un servicio universal, así como, especialmente, a los servicios de la sociedad de la información.

Para alcanzar este objetivo operativo (Mercados 5), se precisan las siguientes medidas específicas :

>SITIO PARA UN CUADRO>

>SITIO PARA UN CUADRO>

Objetivo estratégico 3 : Empresas

La integración completa de los mercados, merced a la desaparición de los obstáculos de carácter sectorial que aún existen en los mercados de bienes y servicios, así como a un mejor funcionamiento del "acervo" comunitario, sólo llegará a sus últimas consecuencias si el entorno global de la actividad empresarial es propicio. Por eso es necesario también un compromiso común por parte de los Estados miembros y de las instituciones de la Comunidad que elimine las prácticas anticompetitivas, los obstáculos fiscales a las actividades transfronterizas y la competencia desleal en el terreno fiscal, sin dejar de respetar las políticas sectoriales. También es necesario, tanto a nivel nacional como comunitario un mayor y continuado esfuerzo para instaurar un marco normativo más ligero y de alta calidad. En particular las pequeñas y medianas empresas se beneficiarán del menor coste de las obligaciones y de condiciones administrativas que fomenten la actividad empresarial. Así pues, el tercer objetivo estratégico es la mejora del entorno empresarial.

Objetivos operativos

Empresas 1 // Ø Actuar con la voluntad común de impedir que la integración de los mercados se vea minada por prácticas anticompetitivas

Ni el comportamiento anticompetitivo de las empresas ni las ayudas concedidas por los Estados miembros deberán impedir consolidar la integración y aumentar la eficacia del mercado interior. Es preciso aplicar de manera enérgica las normas comunitarias y nacionales para evitar que los productores y distribuidores lleven a cabo una resegmentación del mercado o mantengan los precios a un nivel artificialmente elevado, mediante acuerdos restrictivos o abusando de su posición dominante. El Libro Blanco de la Comisión sobre modernización de las normas de aplicación de los artículos 85 y 86 del Tratado CE [11] plantea la posibilidad de introducir nuevos cambios en la estructura normativa. Es fundamental que los organismos nacionales de la competencia y la Comisión cooperen para asegurar la competencia libre y leal en todos los niveles del mercado.

[11] 1999/C132/01. En la nueva numeración, los artículos 85 y 86 se denominan artículos 81 y 82.

Pese a que el volumen global de ayudas estatales está reduciéndose, aún constituyen una importante amenaza para la integración y la eficacia del mercado. La evaluación individual de las ayudas notificadas se complementará con un estudio de la repercusión acumulada sobre el mercado interior de las ayudas estatales que falsean la competencia. Los Estados miembros deberían también ir retirando las ayudas estatales que se mantienen a sectores específicos para orientarlas hacia objetivos políticos horizontales de interés comunitario.

Para alcanzar este objetivo operativo (Empresas 1), se precisan las siguientes medidas específicas :

>SITIO PARA UN CUADRO>

Empresas 2 // Ø Eliminar los obstáculos fiscales al mercado interior y la competencia desleal en el terreno fiscal

Desde el Consejo informal de Economía y Finanzas que se celebró en Verona en abril de 1996, se da una importancia central a la necesidad de coordinar la actuación a nivel europeo con el fin de:

- poner coto a la erosión de determinados ingresos fiscales

- eliminar las barreras fiscales que impiden el buen funcionamiento del mercado interior

- hacer que los sistemas tributarios sean más fáciles de usar.

Esto incitó a la Comisión a presentar su «paquete fiscal», que recibió el respaldo del Consejo en diciembre de 1997. En este marco de mayor coordinación, se requiere un enfoque equilibrado y más exhaustivo para proporcionar al contribuyente un sistema tributario más favorable para el mercado interior. Habrá que prestar especial atención a la eliminación de disposiciones discriminatorias. En la actualidad, los contribuyentes -tanto particulares como sociedades- pueden verse expuestos a los efectos de la doble imposición, retrasos en la obtención de devoluciones de impuestos y otras barreras fiscales que impiden que saquen el máximo provecho de las «cuatro libertades».

La normativa fiscal actual se ha de aplicar de manera eficaz. Las encuestas realizadas entre las empresas indican que los principales frenos al comercio transfronterizo es la complejidad de los procedimientos del IVA. La Comisión ya ha elaborado propuestas de simplificación a corto plazo (abolición de los representantes fiscales y sustitución del reembolso del IVA por un verdadero derecho de deducción). Será preciso actualizar las normas y procedimientos del IVA para tener en cuenta la evolución de las empresas y en especial del comercio electrónico.

Para alcanzar este objetivo operativo (Empresas 2), se precisan las siguientes medidas específicas :

>SITIO PARA UN CUADRO>

Empresas 3 // Ø Mejorar la eficacia del marco jurídico

La condición fundamental para la construcción de un mercado plenamente integrado que infunda confianza en sus participantes consiste en contar con un conjunto de normas comunes que apliquen los Estados miembros. Por ello, la no incorporación de las directivas aprobadas al ordenamiento jurídico sigue exigiendo una atención urgente. En este momento, todos los Estados miembros pueden alcanzar los niveles de los países más avanzados en este ámbito.

El nuevo ordenamiento jurídico requiere asimismo una interpretación común del significado de las normas y el desarrollo de estrategias acordadas para asegurar su cumplimiento, incluida una mayor cooperación administrativa. Las administraciones nacionales han de cooperar entre sí para lograr un grado uniformemente elevado de cumplimiento y la eficaz resolución de los problemas que experimentan las empresas y los ciudadanos. La responsabilidad principal de la aplicación corresponde a los Estados miembros, que han de velar por sensibilizar a sus respectivas administraciones en relación con el mercado interior. La Comisión pondrá en marcha y facilitará operaciones conjuntas y el intercambio de buenas prácticas, y continuará supervisando los progresos. Asimismo, seguirá ejecutando con diligencia los procedimientos de infracción; los Estados miembros, por su parte, deberán garantizar que todas las cartas de emplazamiento y los dictámenes motivados se atiendan con prontitud y del modo pertinente.

El acceso a la información y el asesoramiento desempeñan un papel decisivo a la hora de ayudar a las empresas a sacar el máximo partido del mercado interior y solucionar los posibles problemas. Además de valerse de las actuales redes de centros europeos de información (EIC), la Comisión concederá especial prioridad al desarrollo del Diálogo con las Empresas y los Ciudadanos y, asimismo, de las euroventanillas.

Para alcanzar este objetivo operativo (Empresas 3), se precisan las siguientes medidas específicas :

>SITIO PARA UN CUADRO>

Empresas 4 // Ø Eliminar los obstáculos que aún se oponen al comercio transfronterizo

El mercado interior ha demostrado ser un eficaz medio de integración de los mercados de bienes, a pesar de algunos problemas aún pendientes. El objetivo de la Comunidad debe ser ahora la erradicación de todos los obstáculos que persisten en el ámbito del comercio transfronterizo, especialmente en el sector servicios, así como la prevención frente a nuevas barreras. Es preciso, sobre todo, profundizar en la aplicación del principio de reconocimiento mutuo, sin descartar, por ello, la armonización.

Para alcanzar este objetivo operativo (Empresas 4), se precisan las siguientes medidas específicas :

>SITIO PARA UN CUADRO>

>SITIO PARA UN CUADRO>

Empresas 5 // Ø Reducir las obligaciones legales de las empresas, en particular de las PYME, y ayudar a las empresas a aprovechar las ventajas del mercado interior

Una legislación excesivamente compleja o mal concebida impone costes y obligaciones suplementarios a las empresas y, entre otras cosas, reduce la competitividad. Además puede representar un freno a la expansión de las empresas, lo que obstaculiza la creación de empleo, especialmente en las pequeñas y medianas empresas. La Comisión ha realizado ya importantes esfuerzos para mejorar la legislación [12], como la puesta en práctica de la iniciativa SLIM y el proyecto piloto "Panel de empresas". Sin embargo, los resultados, desde el punto de vista de la repercusión en la legislación actual o en la prevista, siguen sin estar a la altura de lo esperado. Hemos de desarrollar una política coherente en la que se trabaje a nivel tanto nacional como comunitario. Entre las posibles medidas figuraría, por ejemplo, la aplicación común del enfoque SLIM a las directivas comunitarias y las correspondientes medidas nacionales de aplicación mediante operaciones paralelas y coordinadas en los Estados miembros. El Diálogo con los Ciudadanos y las Empresas puede utilizarse para ayudar a las empresas a aprovechar las ventajas del mercado interior y, asimismo, para garantizar que todas las partes involucradas en el funcionamiento del mercado interior estén constantemente informadas. Esa información puede contribuir a la mejora y simplificación del marco jurídico y administrativo. Por último, cabe señalar que, para poder operar en el mercado interior, las empresas, incluidas las PYME, necesitan un marco claro y actualizado de derecho de sociedades.

[12] Véase el informe anual sobre "Legislar mejor 1998: una responsabilidad que debe compartirse - Informe de la Comisión al Consejo Europeo", cuya publicación más reciente es COM(1998) 715 final, de 1.12.1998.

Para alcanzar este objetivo operativo (Empresas 5), se precisan las siguientes medidas específicas :

>SITIO PARA UN CUADRO>

Objetivo estratégico 4 : Aspectos externos

El mercado interior no puede considerarse fuera del contexto económico mundial. A nivel microeconómico, el aumento de la competitividad que ha traído consigo el mercado interior es vital para las empresas europeas que compiten en los mercados mundiales. A nivel político, el mercado interior ofrece un modelo para el establecimiento de un consenso mundial o regional sobre la liberalización del comercio. Constituye, además, un requisito previo "sine qua non" para lograr que la ampliación sea un éxito. Por ello, el cuarto objetivo estratégico es aprovechar los logros del mercado interior en un mundo en transformación. Cabe distinguir dos objetivos operativos.

Objetivos operativos

Aspectos externos 1 // Ø Contribuir a la creación del sistema multilateral de comercio del próximo siglo

El mercado interior, la moneda única, la perspectiva de ampliación -que hará de la Unión el mayor mercado integrado del mundo, con más de quinientos millones de consumidores- y la creciente importancia política de la Unión en el mundo significan que la Unión es un agente de gran importancia en el desarrollo y consolidación del sistema de comercio multilateral y en el ordenamiento jurídico. El acuerdo a que se llegó en Seattle para lanzar la próxima Ronda a finales de año proporciona a la Unión la oportunidad de renovar su compromiso con un sistema de comercio mundial abierto y de reforzar el papel de la Organización Mundial del Comercio y, especialmente, su sistema de resolución de litigios. La contribución de la Unión a las negociaciones tendrá por objeto alcanzar un alto grado de liberalización comercial de gran alcance y acceso a los mercados, garantizando al mismo tiempo la adecuada protección de los intereses y valores laborales, medioambientales, culturales y de otros ámbitos de la sociedad.

El objetivo general de la Unión seguirá siendo avanzar hacia la liberalización comercial, al tiempo que se integra cada vez más a los países en desarrollo en el sistema de comercio multilateral. Algunos sectores decisivos del mercado interior ya figuran en el orden del día: contratación pública, inversión, competencia, derechos de la propiedad intelectual e industrial y servicios profesionales y financieros. Las soluciones que se apliquen en el mercado único pueden ofrecer una posible base para un marco normativo internacional basado en los principios de transparencia, no discriminación e igualdad de condiciones. Al mismo tiempo, los logros realizados en las negociaciones sobre comercio multilateral aumentarán y consolidarán aún más el potencial del mercado interior. Este proceso de enriquecimiento mutuo fomentará aún más la coherencia y coordinación del orden comercial en el mundo, lo que a su vez redundará en beneficio de la prosperidad general.

La creciente importancia de los principios del mercado interior en los acuerdos comerciales con terceros países se reflejará claramente en los resultados de la próxima ronda multilateral. Se están estudiando o negociando zonas de libre comercio con países o grupos de países como Méjico, Chile, Rusia, Mercosur y los países mediterráneos que participan en el proceso iniciado en Barcelona. La participación activa de la industria en la definición y control del acervo del mercado interior es un enfoque que se podría ampliar a un contexto bilateral y multilateral, como, por ejemplo, el caso del diálogo comercial transatlántico.

Para alcanzar este objetivo operativo (Aspectos externos 1), se precisan las siguientes medidas específicas :

>SITIO PARA UN CUADRO>

>SITIO PARA UN CUADRO>

Aspectos externos 2 // Ø Garantizar que el mercado interior contribuya al éxito de la ampliación de la Comunidad

La preparación a la adhesión a la Unión ya ha fortalecido las economías de los países de Europa Central y Oriental, como lo demuestra su relativa resistencia a la crisis asiática del pasado otoño. Los países candidatos han de continuar preparándose para un mercado interior ampliado. Es imprescindible que, además de introducir los cambios legislativos necesarios, instauren infraestructuras administrativas que garanticen la aplicación efectiva de las normas en el mercado interior, incluyendo aquellas relacionadas con la protección del medio ambiente, de la salud y de los consumidores. La Comisión utilizará los instrumentos de que dispone con arreglo a la estrategia reforzada de preadhesión para ayudar a dichos países a crear y mejorar las estructuras necesarias.

La atención deberá centrarse en optimizar la dimensión "mercado interior" en la estrategia de preadhesión. El plan de alineación [13] debe aplicarse plenamente en el marco de la Asociación para la Adhesión, mediante todos los instrumentos disponibles, entre los que cabe citar el TAIEX (Oficina de Intercambio de Información y de Asistencia Técnica) y los acuerdos de hermanamiento, que deberán extenderse hasta abarcar todos los sectores del mercado interior.

[13] El 9 de marzo de 1998, la Comisión propuso a cada país candidato un plan de alineación para ayudarle a prepararse en la aplicación gradual del acervo del mercado interior.

Para alcanzar este objetivo operativo (Aspectos externos 2), se precisan las siguientes medidas específicas :

>SITIO PARA UN CUADRO>

FICHA DE FINANCIACIÓN

1. DENOMINACIÓN DE LA MEDIDA

Comunicación de la Comisión «Estrategia para el mercado interior europeo»

2. LÍNEA PRESUPUESTARIA

B5-3001: «Realización y desarrollo del mercado interior»

3. FUNDAMENTO JURÍDICO

Artículo 211 CE

4. DESCRIPCIÓN DE LA MEDIDA

Los objetivos estratégicos fijados en la Comunicación son los siguientes:

a) Mejorar la calidad de vida de los ciudadanos:

- garantizar que el mercado interior contribuya a lograr un desarrollo sostenible e equilibrado.

- Proteger la salud y la seguridad de los ciudadanos y promocionar sus intereses económicos.

- Reforzar y promover el pleno ejercicio de los derechos de los ciudadanos.

b) Aumentar la eficacia de los mercados comunitarios de productos y de capitales:

- Impulsar la reforma económica en aras de una mayor eficacia de los mercados.

- Asegurar la realización de todo el potencial de los servicios financieros.

- Extraer del mercado interior de la era digital todo su potencial.

- Fomentar la creatividad y la innovación mediante la protección adecuada de los derechos de la propiedad intelectual e industria.

- Garantizar una legislación eficaz de apertura de los mercados en los sectores de los servicios públicos y el transporte, asegurando al mismo tiempo los servicios universales.

c) Mejorar el entorno empresarial:

- Actuar con la voluntad común de impedir que la integración de los mercados se vea

minada por prácticas anticompetitivas.

- Eliminar los obstáculos fiscales al mercado interior y la competencia desleal en el terreno

fiscal.

- Mejorar la eficacia del marco jurídico.

- Eliminar los obstáculos que aún se oponen al comercio transfronterizo.

- Reducir las obligaciones legales de las empresas, en particular de las PYME, y ayudar a

las empresas a aprovechar las ventajas del mercado interior.

d) Aprovechar los logros del mercado interior en un mundo en transformación:

- Contribuir a la creación del sistema multilateral de comercio del próximo siglo.

- Garantizar que el mercado interior contribuya al éxito de la ampliación de la Comunidad.

5. CLASIFICACIÓN DE LOS GASTOS

5.1 GNO

5.2 CD

5.3 Nada

6. NATURALEZA DE LOS GASTOS

Gastos de funcionamiento:

- Subvenciones para sufragar proyectos que tienen un interés comunitario y están organizados por organismos externos.

- Financiación para acciones informativas y programas de comunicación.

- Financiación para estudios de tipo general, análisis, simulaciones o estudios preparatorios, sobre el funcionamiento en la práctica o la evolución del funcionamiento del mercado interior y la realización de otros objetivos políticos.

7. INCIDENCIA FINANCIERA (en la Parte B)

7.1 Método de cálculo del coste total de la acción

Las cifras indicadas son las que figuran en el APP 2000. Dado que el número de medidas específicas puede variar de un año a otro, no se ha indicado ninguna cifra, ya que las cantidades sólo podrían reflejar estimaciones muy generales pero se puede afirmar que no hay previsto un aumento significativo para el período de cinco años.

// En EURuros

Ejercicio financiero // APP 2000

Total // 11 850 000

7.2 Desglose de los costes

Como se ha indicado en el punto 7.1, cierto número de medidas específicas pueden variar de un año para otro. Así pues, las cifras indicadas en el siguiente cuadro reflejan únicamente las incluidas en el APP 2000 con el fin de identificar el tipo de elementos incluidos en la Estrategia. No se indican otras cifras, ya que, necesariamente, no serían más que estimaciones muy generales. También como se ha dicho más arriba, no hay previsto ningún aumento significativo para el período de cinco años.

>SITIO PARA UN CUADRO>

7.3 Calendario de créditos de compromiso y de pago

// en EURuros

// 2000

Créditos de compromiso // 11 850 000

Créditos de pago // 8 200 000

8. DISPOSICIONES ANTIFRAUDE PREVISTAS

Antes de pagar las subvenciones, los servicios de la Comisión comprobarán que se hayan recibido estudios, servicios, etc., debidamente completados, teniendo en cuenta las obligaciones contractuales y los principios de una buena gestión económica y financiera. En todos los acuerdos y contratos celebrados entre la Comisión y los contratistas se incluyen disposiciones antifraude (controles, entrega de informes, etc.).

9. ELEMENTOS DE ANÁLISIS COSTE-EFICACIA

9.1 Objetivos específicos cuantificables; beneficiarios

Beneficiarios:

- otras instituciones

- administraciones nacionales, regionales y locales

- ciudadanos

- agentes económicos

- interlocutores sociales

- ONG y otras organizaciones interesadas.

9.2 Justificación de la acción

Esta estrategia ha sido elaborada para garantizar que se aprovechan al máximo las sinergias entre el mercado interior y otras políticas comunes de la Unión y que, de esta manera, los ciudadanos obtengan beneficios tangibles y un alto nivel de rendimiento empresarial al tiempo que se crean puestos de trabajo. Asimismo, la estrategia proporciona un marco que garantice que las actividades del mercado interior se sitúan en la perspectiva de las prioridades definidas en la Recomendación de la Comisión sobre las orientaciones generales de la política económica.

9.3 Control y evaluación de la acción

Para controlar los avances realizados, la DG Mercado Interior ha desarrollado una gama de instrumentos, entre los que se cuentan el Cuadro de indicadores, una encuesta anual de empresas, las reacciones suscitadas por el Diálogo con los ciudadanos y las empresas y el proceso de reforma económica lanzado por el Consejo Europeo de Cardiff.

10. GASTOS ADMINISTRATIVOS (Parte A de la Sección III del presupuesto)

La movilización real de los recursos necesarios dependerá de la decisión anual de la Comisión sobre la asignación de recursos, teniendo en cuenta el número de puestos de personal y las cantidades autorizadas por la autoridad presupuestaria. Las necesidades suplementarias indicadas no prejuzgan, en ningún caso, la decisión que la Comisión tendrá que tomar en relación con la petición de nuevos puestos en el marco del APP y la asignación de recursos.

10.1. Efecto en el número de puestos

Todo el personal que actualmente trabaja en la DG Mercado Interior participará en la aplicación de la estrategia para el mercado interior europeo. Por lo tanto, sólo se proporcionarán cifras para los recursos adicionales que se consideran necesarios.

>SITIO PARA UN CUADRO>

Los recursos administrativos necesarios se movilizarán realmente tras la decisión anual de la Comisión sobre la asignación de recursos, teniendo en cuenta el número, en especial, la mano de obra y las cantidades autorizadas por la autoridad presupuestaria.

Los recursos adicionales necesarios que se han indicado anteriormente tendrán que proceder o bien de una futura decisión sobre asignación de recursos o bien de dar un nuevo uso a recursos ya existentes; en caso contrario, será necesario decidir cuál de las medidas específicas no se puede llevar a cabo.

10.2. Incidencia financiera global de los recursos humanos adicionales

>SITIO PARA UN CUADRO>

10.3. Aumento de otros gastos administrativos provocado por la acción

>SITIO PARA UN CUADRO>

Los gastos indicados en el cuadro anterior bajo la rúbrica A-7 se financiarán con créditos del presupuesto global de la DG.

Top